lunes, abril 27, 2009

La inútil lista de la década: el 2003

Continuando con la inútil lista de la década, llegamos al año 2003, uno en el que, particularmente, se me hace difícil elegir, ya que hay una mayor cantidad de películas que considero destacables. Como siempre, mencionaré aquí las tres que he disfrutado más y una serie de nominadas que también se merecen por lo menos un visionado por un motivo u otro. Como ya habéis podido notar en la imagen que adorna este párrafo, el 2003 es cuando (para mí) al menos, la fiebre de terror asiático alcanza su punto álgido con Ju-on: The Grudge (reseña aquí), película que siempre divide a todos aquellos fanáticos del género de horror pero que es, lo sabéis de sobra, una de mis cintas favoritas, y precisamente por momentos como el de la foto. La saga, explotada una y otra vez por su principal responsable Takashi Shimizu, alcanzó su pico con esta primera entrega para cine y resultó inmejorable, y lo mejor (o peor, depende de cómo se mire) de todo es que no parece estar dispuesta a terminar todavía.
El segundo lugar va para una película completamente distinta: Cabin Fever (reseña aquí), de Eli Roth, se lo merece por ser una película que, lejos de huir de los topicazos, los abraza para al mismo tiempo sacar de ellos algo nuevo, manejando un sentido del humor mucho mejor pulido incluso que en su película más famosa. Finalmente, el tercer lugar se lo lleva Alta tensión (reseña aquí), una de las cintas que comenzaron la actual ristra de películas de terror francesas que nos llegan de vez en cuando. La cinta de Alexandre Aja es todavía uno de sus trabajos más feroces y mejor acabados, con todo y que, realmente, no ofrezca mucho al sub-género de matanzas varias afincadas en terreno rural.
Y ahora, las nominadas: aquí es donde la cosa se me pone difícil, ya que hay donde escoger, sobre todo teniendo en cuenta de que este año estuvo literalmente pintado de rojo: aparte de las dos últimas películas mencionadas, otras varias producciones aprovecharon el filón del recién re-descubierto gusto gore que parecía llegar a Occidente. Es este, no lo olvidemos, el año en que se estrena Wrong Turn (reseña aquí), La casa de los 1000 cadáveres (reseña aquí) o incluso películas que a mí particularmente no me gustaron pero que tuvieron un éxito considerable, como el remake de La matanza de Texas (reseña aquí) o Freddy vs Jason.
No todo, sin embargo, fueron sangre y tripas: el modesto pero muy efectivo remake de Willard nos devolvió a Crispin Glover en la retorcida historia de un solitario y perturbado Rey de las Ratas, y el terror oriental nos regaló a la surcoreana 2 hermanas, una película interesante y muy diferente a las que aquí hemos mencionado, y de la cual ya nos encargaremos en otro momento. De Japón llegaron también Ju-On: The Grudge 2 (reseña aquí) y Gozu, de Takashi Miike, aunque a esta última quizás debamos colocarla en otra categoría.
Seguro que en esta lista se me ha olvidado algún título que merecería estar en este puesto. Mi memoria no es lo que solía ser, así que sentíos con libertad para añadir sugerencias a esta superlista que poco a poco comienza a tomar cuerpo.

Nota: la nueva cabecera que adorna este blog se la debemos al altruista espíritu del señor Kuroi Yume, de Tierras de cinefagia, mentor de esta bitácora en todo lo que tiene que ver con cine oriental. Lo único que yo hice fue proporcionarle la imagen base, que por si quieren saberlo, es una captura de pantalla del episodio Crouch End, de la serie de televisión Pesadillas y alucinaciones.