sábado, abril 25, 2009

Reseña: Déjame entrar (2008)

Tras numerosos retrasos, llega por fin a las carteleras de España la película sueca Déjame entrar (2008), la historia de un niño solitario y atormentado que descubre que su nueva vecina (una rara niña de pelo grasiento y que parece nunca sentir frío) es un vampiro. El improbable estreno de esta película en las salas de cine comercial muy probablemente se deba a la resonancia que ha tenido en los últimos meses desde su estreno en Sitges por parte de muchos que, incluso antes de verla, ya estaban dispuestos a aceptarla como la mejor película de terror de todos los tiempos. Es mejor que esas expectativas se bajen un poco: dista mucho de ser esa magnánima obra maestra que se ha publicitado, pero sí es verdad que es una película interesante y sobre todo muy diferente a lo que nos tienen acostumbrados, despojándose bastante de los elementos básicos de una película de terror para convertirse en otro tipo de relato con objetivos muy distintos, eso sí, siempre con vampiros de por medio. El resultado final, al menos para mí, ha sido satisfactorio pero desconcertante.

Para el momento en que escribo estas líneas es muy probable que cualquiera que se asome por la página ya la haya visto, pero si no es así al menos puedo decir la única cosa de la que estoy cien por cien seguro: es indispensable que el espectador abandone cualquier idea preconcebida que tenga sobre lo que "debe ser" una película de vampiros, algo similar a lo que ocurrió en su momento con cintas como Martin (1978), de George Romero, o Viajeros de la noche (1987), de Kathryn Bigelow, que a pesar de contar con chupasangres de protagonistas se alejaban de las convenciones del género. De hecho, más que un cuento de miedo, Déjame entrar es la historia de un primer amor, de la relación de confianza mutua que surge entre dos seres que literalmente "dejan entrar" al otro en sus solitarias vidas. La dirección de Tomas Alfredson, además, reitera varias de las tradicionales constantes (si es que puede decirse que haya) del cine sueco en cuanto a ritmo y construcción dramática, por lo que hay muy pocos picos de "acción". El argumento está asimismo bastante simplificado en cuanto a la novela en que se basa, eliminando de un plumazo varias subtramas, personajes, y la mayor parte de los elementos de terror de los que disponía la historia original. El mayor cambio en este sentido está en la historia de esa pequeña y andrógina niña vampira de la que, en realidad, no sabemos nunca casi nada.

p>Pero la película sabe sobreponerse muy bien a su reducción argumental. Si bien la mayor parte de las dos horas que dura tiene un desarrollo pausado en el que literalmente "no pasa nada", la historia tiene varios picos destacables. La cinta tiene algunas escenas y momentos increíbles, casi todos referentes al personaje de la niña, que con sus ojos enormes es sin duda lo mejor de la película. De hecho, las apariciones del "monstruo" resultan muy efectivas a pesar de ser tremendamente sutiles (ojo con la metamórfosis física del personaje cuando se altera o se alimenta: acojonante), y las escenas de violencia se quedan contigo a pesar de carecer de todo tipo de explotación. Todo esto hace que, si bien esté protagonizada por niños, no sea para nada una película infantil: el personaje de Oskar es un crío tremendamente perturbado de quien esperaba en todo momento un brote psicópata, aunque es verdad que la película se encarga en cierta manera de redimirlo. Al final nos quedamos con ganas de saber más (para eso está la novela) pero la película se siente bastante redonda en cuanto a argumento, salvo un par de escenas en las que queda claro que había algo más que se quedó en la sala de montaje.

Con todo esto no sé si será una de las mejores películas de los últimos tiempos (lo dudo mucho) pero sí es verdad que resulta una de las más curiosas y una a la que sin duda hay que echarle un vistazo, para lo que se hace indispensable perdonar un poco sus desproporcionadas expectactivas (que tienen que ver más con el fenómeno de masas que con la calidad de la cinta en sí) y unos muy lamentables gatos realizados por ordenador. El resto es sin duda sobresaliente, destacable, y sobre todo, recomendable.

20 comentarios:

Srta.Marta dijo...

o sea, casi 8 euros no merecen la pena y me espero al plus?

Hombre Lobo dijo...

Realmente la película es muy buena, sólo que hay que abandonar del todo las ideas preconcebidas que uno tiene sobre el cine de vampiros. Eso y entender que tiene un ritmo narrativo distinto que puede hacerla un poco menos accesible. Sigue siendo, sin embargo, una película muy interesante. Para historias de terror en un sentido más ortodoxo, mejor leer la novela.

jab dijo...

Quizas las enormes expectativas se deben a que entre tanta morralla de terror adolescente americano en los últimos años, esta peli destaca mucho. A mi personalmente me gusto mucho. Me pareció de lejos la mejor película del Sitges pasado(nada que ver con el truño que ganó, obra de la hija de Lynch), y una película tremendamente disfrutable. Es cierto que no es una película de terror propiamente dicha, pero las historias de amor que cuenta, tristes y hermosas, y el ligero pero continuo crescendo de la película te acaban atrapando.

Saltarse las convenciones del genero no es algo malo en si mismo(aunque es curioso que "las reglas vampíricas" de la peli son super clásicas). Quizás haya que valorarla como peli y no como terror.

No se, soy muy subjetivo. A mi me gusa mucho


PD Sr. Lobo, me ha sorprendido que hayas leido la novela en que se basa,¿Se puede encontrar en castellano?

Hombre Lobo dijo...

Desconozco si la novela se puede conseguir en castellano. Yo la pillé en inglés a través de Amazon, y la verdad es que está muy interesante (es incluso más "de terror" que la película, a pesar de que el mismo autor de la novela es el guionista).

Y sí, la película es muy buena, sólo digo que tiene algunas cosas que la hacen menos digerible y que en combinación con las expectativas que ha causado puede herir el visionado de algunos (sigue siendo, después de todo, una peli sueca, y ya sabéis lo que eso quiere decir).

En cuanto a la ruptura de las reglas o a su ambigüedad en cuanto al género de vampiros, esto no me parece malo. Las dos películas que mencionaba, "Martin" y "Viajeros de la noche" son películas de vampiros muy atípicas que sin embargo están entre mis favoritas.

jab dijo...

Sigo teniendo a "Martin" como asignatura pendiente, pero "Los viajeros de la noche" es una peli bastante chula. Con un "ochenterismo" de los positivos.


He sido muy subjetivo. Este blog es(para mi) un referente del cine de genero en este país y hacia tiempo que esperaba la reseña.

En el fondo, estoy de acuerdo con todo lo que ha dicho, Sr.Lobo, y un 4 es una nota muy razonable. Algunas revistas han hablado taaaanto de esta peli(en este sentido no puedo perdonar la crítica publicada en FOTOGRAMAS, que desvela toda la peli), que se pueden crear unas expectativas muy altas en ciertos espectadores.
Es correcto avisar, no es una pelicula al uso, pero si es una buena peli.

Perdón por la pataleta. Un placer leerle, sr,lobo.


PD ¿"Alien" algún dia?

Davo Valdés dijo...

Para mí es una de las mejores películas de la historia. No sólo la historia es magnifica y es capaz de desprenderse de la novela, la cual también es maravillosa sino que es atrevida en el sentido lento de la narrativa en donde aparentemente no pasa nada, pero si que pasa y mucho. Para mí es una genialidad, un poema y de lo mejor que he visto de vampiros (que de hecho retoman elementos antiguos de su mito)
Un saludo

Don Alejo Corazón dijo...

Excelente blog. ¡Felicitaciones!Lo he incluido en mi lista de blog favoritos, espero que sea de su agrado.

Un gran saludo.

Max-Steel dijo...

A mí el ritmo cansiiiiiiino me dio ganas de pegarme un tiro, supongo que no tenía el estomago para pasteladas suecas.

Lo del ataque de los gatos no sabía muy bien si era una escena para reírse o para llorar...

Capitán Spaulding dijo...

Jab, tienes toda la razón del mundo en tu primer comentario.
Sobre el libro, yo lo tengo en castellano, editado por Espasa, aunque eso sí, no es bolsillo.

Y yo no sé, será que estaba muy cerca de la pantalla en el cine de Sitges, pero recuerdo a los gatos muy dignos teniendo en cuenta que no cuenta con un presupuesto hollywoodiense, salvo alguno que otro que chirriaba demasiado. Pero vamos, cosas peores he visto (repito, fuera de los USA)...

Negro dijo...

Hace tiempo que leo su blog y nunca había comentado. "Déjame entrar" es una buena oportunidad.

Estoy bastante de acuerdo con su reseña aunque yo le habría dado la máxima puntuación. Para mi gusto el calificativo "interesante" no le hace justicia.

Por cierto, me llamó mucho la atención lo bien resuelta que está la escena de la piscina.

Abuelo Igor dijo...

La novela original está publicada en español ya hace bastante tiempo, incluso creo que más de un año.

Yo por mi parte no sé muy bien cuáles son esas "reglas esenciales" del cine de vampiros que se salta esta película. Es obvio que, si se piensa que el subgénero empezó con "Abierto hasta el amanecer" o (y lo digo sin acritud, que conste) "Jóvenes ocultos", pues supongo que será fácil olvidar que las pelis de vampiros, del "Nosferatu" de Murnau y el "Drácula" de Browning en adelante, siempre han sido lentas. Pienso incluso en una de las míticas de los años 80, "El ansia", y su ritmo no es que sea precisamente un chute de adrenalina en vena que digamos. Al paso que vamos, la gente se pondrá a ver las de zombis de Romero por primera vez y se aburrirá porque no corren.

Otra cosa: ¿cuáles son las "tradicionales constantes" del cine sueco? Yo me he visto unas pocas de Ingmar Bergman, pero ello no me permite colgarme una credencial de "experto en cine sueco" para generalizar a partir de ahí. También se decía, a partir de ver a Kurosawa, Ozu y Mizoguchi, que el cine japonés era lento de por sí, hasta que vimos algunas que otras películas de género de los 60 y aprendimos que era un tópico falso.

Y por otro lado no sé cuál es el "fenómeno de masas" de esta película. En Madrid se ha proyectado en un total de tres salas en versión doblada, lo cual no es precisamente un bombardeo de copias. La anunciaron en marquesinas de autobús, pero los exhibidores no han confiado en ella, quizá acordándose del anterior intento de colar una película "minoritaria" a un público de masas (la coreana "The host") y sus catastróficos resultados.

La reseña, con todo, me parece interesante, pero creo que se atrinchera demasiado en un concepto determinado de "lo que tiene que ser el terror" y no cree demasiado en la viabilidad de renovar el género inyectándole otros componentes emocionales. Yo por ejemplo estoy hasta las narices del típico "survival" que me sé desde el primer plano hasta el último antes de verlo. Aquí en cambio hay clima, personajes, misterio y más de una sorpresa, e ideas de puesta en escena por todos lados. Si esto no destaca en el panorama del fantástico actual, apaga y vámonos.

Sonrío al ver en la parte de abajo la etiqueta "Eurotrash". Para mí que este va a ser el problema más grave de la película para algunos: no ser lo suficientemente "trash".

Sam_Loomis dijo...

Olvidaba los gatos CGI. Eso si estuvo horrible... pero en fin a mi la película me encantó, entre tanto de lo mismo, ésta filme que trasciende un poco el género es algo destacable sin duda alguna.

Muchos Saludos

DanCreep dijo...

Esta pelicula me dejo sin habla.... no se que decir, es......simplemente algo muy distinto a los que estamos acostumbrados

Hombre Lobo dijo...

Bueno, la etiqueta de Eurotrash es simplemente un chiste que determina la procedencia de la película, si se fija en la reseña de "Nosferatu" verá que también la tiene.

Y bueno, no creo que la idea sea tampoco atrincherarse en lo que debe ser una película de terror. Simplemente digo (insisto, mejor dicho) que para apreciar una película como esta es necesario olvidarse un poco del esquema típico del cine de vampiros. Y sí, es verdad que desde siempre han existida películas de vampiros, pero "cine de vampiros" propiamente dicho (al menos a nivel comercial/global) no existía hasta que llegó la Hammer y nos puso a Christopher Lee al frente.

Lo de las constantes del cine sueco también hay que matizarlo (de hecho, por eso agregaba la coletilla de "si es que puede decirse que haya") pero lo mantengo: así como existe un cliché del cine español existe también el cliché del cine sueco en cuanto a ritmo, predominancia de algún factor en la tríada acción/discurso/tema y otras cosas similares.

Y por otro lado, cuando hablo de fenómeno de masas me refiero a fenómenos de recepción, porque si bien "Déjame entrar" no tiene lo que se dice un gran público sí es verdad que tiene un público cautivo que había hablado tanto y tanto de la película en los últimos meses que ya la había catalogado como obra maestra incluso antes de verla. Este tipo de cosas no es algo raro: ocurre muchas veces tanto en este sentido como en el contrario. Se llama "fenómeno fan" y eso, independientemente del número, es cultura de masas. La cosa se agrava cuando la opinión que se tiene sobre este tipo de producciones tan esperadas comete el crimen de no ser unánime.

Y eso que, en este caso particular, mi impresión final ha sido positiva (!). Imagínese si hubiera puesto reparo alguno.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Pues yo sinceramente no entiendo dos cosas:

1-El excesivo revuelo que esta formando esta película. Que es buena, nadie lo niega, pero de ahi a decir que es una obra maestra suprema o la mejor película de vampiros de la historia va un trecho.

2-El que constantemente se diga que la peli se salta a la torera todas las convenciones del cine de vampiros, cuando en realidad y quitando el contexto realista -y el tener dos niños de protagonistas-, es la misma historia de vampiros que hemos visto cientos de veces. Convenciones incluidas.

Hoy en día parece que si los vampiros no tienen colmillos o capa ya son rompedores y renovadores dentro del género.

Pero vaya, que la película no esta mal y tiene momentos para el recuerdo.

Saludos!!

Almas Oscuras dijo...

A mí me pareció una película genial. Aunque estoy de acuerdo con Igor en que no rompe ni renueva en modo alguno el género de vampiros. Lo que si hace es contar una historia original y conmovedora sobre vampiros.
Lo que no entiendo demasiado es lo del fenómeno de masas. No estoy de acuerdo con la definición. Es cierto que la película ha cosechado una fiel legión de seguidores, pero lo ha logrado básicamente a través del boca a oreja.. En ningún caso creo que esos seguidores se hayan dejado llevar por una especie de catársis colectiva que les llevaba a considerar la película como una gran obra incluso antes de verla. En realidad, en términos de distribución ha sido una película bastante maltratada (nada que ver, en mi opinión, con un fenómeno de masas).
En mi caso la satisfacción final recibida fue muy superior a las expectativas que tenía depositas en la película. Quizás no sea una obra maestra, pero se acerca mucho.

saludos

Jota dijo...

Buenas!
Pienso que todos teneis bastante razón en lo que decís, la peli es muy buena, pero no tanto (aunque a mí me encantó, pero cuando tengo que recomendarla es cuando veo que seguramente no le guste a mucha gente, aunque eso no quiera decir que no sea buena, pero elevarla a una obra de arte, pienso que deberíamos decirlo de aquí a unos años).
Veo que han querido dirigirla un poco a las masas, no se si aprovechando el rebufo de Crepúsculo, incluso hay gente que encuentra paralelismos (como un huevo a una castaña). Por suerte no ha sido así y su visión es limitada en pocas salas, aunque ha tenido mucho y buen apoyo por la prensa.
Digamos que ha cautivado a la gente que le gusta el cine convencional (por su sencilla y fría belleza) y a los que estamos acostumbrados a una temática más oscura incluso no siendo una historia de terror al uso, ni tampoco de vampiros (en cuanto a colmillos, sangre, crucifijos, estética gótica etc...) aunque realmente cumpla una norma tan básica como la que da nombre al título...
En cambio no ha gustado al que busca lo de siempre... supongo que adolescentes etc...
El caso es que la película es bella, poética, los actores, perfectos (Eli es buenísima, no habla mucho, lo dice todo con los ojos).
Y, bueno, sólo añadir que Hombre Lobo tiene razón: el libro es infinitamente mejor, sin ser del todo de terror, pero con truculentos pasajes que, de haberlos plasmado en la película, seguro que no habría tenido tan buenas críticas... por lo menos por parte de la gente más 'normal' y seria...

SPOILER DEL LIBRO No me imagino reproducida la escena de Hakan persiguiendo empalmado a Eli para.. ejem.. estrechar lazos... en la peli le han dado tintes paternalistas, cuando en el libro es el ser más depravado que he leído en tiempo...
FIN DEL SPOILER.

PD: eso sí, brutal la escena de la piscina, pensaba que no iban a llegar tan lejos...

PD2: Se espera un remake americano apadrinado por JJ Abrahms y dirigido por Matt Reeves... habrá que esperar si será un remake de la peli o del libro.

Anónimo dijo...

Bueno, aquí el autor de la reseña no parece haberse enterado de mucho, como "no pasaba nada" se debió de ir a echarse unas cañas y volvió cuando ya terminaba la peli, para ver los créditos y poder escribir un artículo.

Los que no la hayáis visto todavía no le hagáis demasiado caso: en Dejame entrar están todo el rato ocurriendo cosas, desde el principio hasta el final.

Tampoco le hagáis mucho caso con eso de que para profundizar más "está la novela". Al parecer algunos no se han enterado todavía de que una buena película no necesita ninguna novela (ni siquiera aquella en la que esté basada) para "profundizar más". Ya profundiza ella por sí misma, como en el caso de Déjame entrar, no sé si la mejor pero desde luego una de las mejores películas de terror jamás realizadas.

saludos

Kuervoloko dijo...

Sé que llego tarde a la reseña, pero acabo de conocer el blog (enhorabuena, interesantísimo).
En cuanto a la película comentada, en todo de acuerdo con Hombre Lobo.
Pero a lo que voy es a echar un cable a Jab (si es que aún llego a tiempo). La novela, de John Ajvide Lindqvist, está publicada en castellano por ESPASA.
Si, como veo, te ha gustado la peli, no dejes de leerla: estoy seguro de que te va a enganchar y te aclarará los puntos que pueden quedar oscuros en la película.
Un saludo y felicidades por el blog.

Anónimo dijo...

Pues sí: llegas tarde. Tardísimo.