domingo, abril 05, 2009

Reseña: Miedopuntocom (2002)

El segundo largometraje como director de William Malone es coherente con casi todos sus trabajos en el impresionante derroche de estética y una proeza visual en ocasiones brillante, sin embargo los resultados no son tan buenos. En esta ocasión el director no consigue suplir con sus excesos sensoriales las carencias de su obra, como sí logro hacer con su remake de House on Haunted Hill (1999), una película fallida pero interesante de la que hablaremos otro día.

Miedopuntocom (2002), la cinta que hoy nos ocupa, ni siquiera tiene tanta suerte. A nivel argumental se nota a leguas que participa de las ansias de resurrección de horror sobrenatural de los primeros años de la "década del '00", y la trama tiene parecidos pasmosos con The Ring (2002), película que curiosamente salió el mismo año y con la que comparte el tema de una maldición viral que se transmite a través de la tecnología, sólo que sustituyendo la cinta de vídeo de la película de Verbinski por una misteriosa página web que mata en pocos días a aquel que la ve si no es capaz de descifrar el enigma que propone. La frenética investigación de una pareja de jóvenes agentes se entrelaza (de forma bastante torpe) con la búsqueda de un asesino en serie llamado "El Doctor", que tortura salvajemente a sus víctimas en directo frente a una webcam para el placer de su audiencia en Internet.

Ambas tramas se cruzan de forma confusa y disparatada a lo largo de todo el metraje sin mucha lógica, con Malone dándose prisa para llevar a sus personajes a esos momentos más parecidos a un sueño que a algo que está ocurriendo en la realidad. Al hacerlo consigue imágenes atractivas a costa de quitarle todo sentido a la trama de investigación, sin nunca decidirse a llevar la cinta por buen camino. A lo largo de toda la historia hay momentos y escenas enteramente desperdiciadas que muestran indicios de diferentes tonos posibles para el argumento y que finalmente se quedan en nada, como la exploración de la naturaleza misma del miedo, las leyendas urbanas, el bajo mundo que subyace en las áreas marginales de las grandes ciudades o incluso la subcultura del vouyerismo que impregna la presencia de Internet, esto último resaltado por la actuación de un Stephen Rea en el papel del asesino y que aquí resulta vergonzoso en el papel de un psicópata con pinta de mad doctor salido directamente de un cómic.

En el apartado sobrenatural Malone da a la película una pátina de su ya conocida estética de oscuro feriante. escenaros irreales, fantasmas temblorosos, formas reptantes e incluso los cadáveres diseccionados del escultor alemán Gunther von Hagens (famosos por la exposición itinerante Bodies), los cuales ya habían sido utilizados en House on Haunted Hill. El despliegue de Malone es atrayente, pero no lo bastante como para compensar el caos argumental, el aburrimiento y el sinsentido. Yo casi diría que ahora, que sólo puede ser obtenida en formato doméstico, reto a cualquiera a que la vea de una sola sentada.

13 comentarios:

Sir Laguna dijo...

... ademas de un perfecto desconocimiento de como funciona, o siquiera, como luce la Internet.

La mejor prueba? la pagina se llama miedopuntocomPUNTOCOM!!!

Hombre Lobo dijo...

Ese, precisamente, es un problema que se repite una y otra vez en todas las películas (americanas al menos) que tienen que ver con Internet.

¿Se acuerda alguien de aquella película "The Net", con Sandra Bullock? Lo mismo.

Davo Valdés dijo...

Buena forma de decir que apesta este film. Al igual que The Net, Spam y Rastro Oculto han sido unas porquerias. No sólo por que intentan de manera fallida explotar el mundo de internet sino por qu eno alcanzan a encontrar que sería lo aterrante de esta tecnologia de masas. Como siempre y no me canso de decirlo. Excelente reseña

Sam_Loomis dijo...

Concuerdo 100% con el último párrafo de tu reseña. Resume todo lo que pienso de la película perfectamente.

Saludos

missterror dijo...

al menos hay que admitir,que pese a ser un bodrio,visualmente fue interesante,al menos desde mi punto de vista.

Almas Oscuras dijo...

Vale... me lo apunto... no acercarse a miedopuntocom. Gracias por el aviso. Y eso que a mi House on Haunted Hill no me pareció una mala película.

Saludos

Hombre Lobo dijo...

El remake de House on Haunted Hill me ha obligado a rectificar: originalmente no me gustó, pero con el tiempo me he dado cuenta de que es una película más interesante de lo que le concedía, incluso más que el original. Eso sí, el final me sigue pareciendo bastante malo.

Pero de esa hablaremos otro día, porque la tengo en la mira.

Saludos!

BonScott dijo...

Bueno, si nos sentamos a verla sin demasiadas pretensiones, la decepcion no sera muy grande...

Buen blog, enlazado quedas!!!
Un saludo!

Igor Von Slaughterstein dijo...

Recuerdo que fue con esta peli con la que comence a hartarme de la moda de los fantasmas que acechan "a camara rapida". Que pesaditos se pusieron en aquella epoca ("The Ring", "El Ultimo Escalon, el propio remake de "House on Haunted Hill").

Saludos!!

Ñako, señor de los vídeos dijo...

He intentado ver esta película dos veces, pero nunca he pasado de los 15 minutos... A ver si la próxima vez...

Juanelo dijo...

A mi, en particular, se me hizo un cruce entre "House on Haunted Hill" e "Inferno" de Dario Argento, por lo de las tramas con sinsentidos unidos entre sí...

DanCreep dijo...

juajuajua q hace rato la vi. La iban a transmitir el fin de semana pasado (creo) pero me quede dormido, que película mas mojigata .

Sr. Delmónico dijo...

Yo, que no soy partidiario del terror oriental, osea me dan weba y me aburren, encontré, quién no?, parecidos con todas las películas asiáticas como bien menciones. Sin embargo, he aceptado que en algunos casos el arte y maquilla de las cintas orientales son de gran rescate, y más para mí al que de plano, hasta ahora, ni una película asiática me ha terminado de cuajar (a excepción del AGUA).

Por lo demás, sí, tienes razón, es fastidiosa a más no poder, pretenciosa como pocas y aburrida como tantas.

De una infinita y extensa weba. NO LA VEAN.

Saludos.