domingo, febrero 27, 2011

5 cuasi-terrores del 2010

Debido a nuestro intento por tragarnos toda la producción posible del 2010 antes del aniversario de Horas de oscuridad (momento que hemos elegido como la nueva fecha de nuestra lista anual) nos hemos topado con algunas obras que si bien en su momento llegamos a pensar podrían ser incluídas en nuestro minúsculo ránking, al final han terminado por no ajustarse a lo que nuestro cambiante criterio reconoce como cine de terror. No quisiera, sin embargo, que dejásemos pasar la oportunidad de lanzar unos breves comentarios acerca de cinco de esas películas que nos han llamado particularmente la atención y que por uno u otro motivo no pasarán a formar parte de nuestra clasificación anual. Será breve, así que podremos sacarlas en esta nueva entrega de Horas de oscuridad lightning round:
Chatroom
La nueva película de Hideo Nakata, el cineasta japonés ampliamente conocido en esta página por sus películas Ring (1998) y Dark Water (2002). Esta es, sin embargo, una producción británica en la que Nakata intenta darnos un thriller juvenil tejido alrededor de un grupo de adolescentes convocados a un chat cuyo anfitrión parece ser un experto manipulador que llevará las cosas demasiado lejos. Lo interesante de esta película, hay que decirlo, es la escogencia estética de representar Internet como un espacio físico, aunque muchas veces ese recurso muestre salidas un tanto banales y llenas de un efectismo más apropiado para el sci-fi. Es por desgracia lo más destacable que he encontrado, porque la película se hace larga y aburrida, y los conflictos juveniles que muestra son en su mayor parte topicazos de mucho cuidado. La estética, insisto, es lo único que en determinados momentos salva el día. Para thrillers juveniles me quedo mil veces con la también británica The Hole (2001).
Hereafter
Lo nuevo de Clint Eastwood, y una que seguramente ya todos habréis visto. A pesar de que la cinta muestra un claro uso de lo sobrenatural, no es una película de terror; es en realidad un drama de historias cruzadas que tienen en común el tema de la vida más allá de la muerte, y el tratamiento que se le da tiene connotaciones románticas y una filosofía demasiado New Age para mi gusto. Confieso que me acerqué a ella porque era dirigida por Clint Eastwood y porque salía la chica de Alta tensión (2003), no necesariamente en ese orden. Algunos de sus momentos son interesantes, pero las intenciones discursivas de la película son demasiado evidentes como para pasar por alto. Atención, sin embargo, a dos detalles a tomar en cuenta: la espectacular secuencia del tsunami al principio de la película y la aparición de una Bryce Dallas Howard más bella que nunca. Del resto me pareció poca cosa.
Monsters
Por su condición de producción independiente y sus ambiciones de cine de ciencia-ficción "con mensaje", Monsters fue vendida en su momento como la nueva District 9 (2009), algo que no deja de ser curioso porque la película de Neil Blomkamp no era al final lo que se nos había intentado hacer creer que era. Eso no pasa con esta, sin embargo; Monsters es, como su nombre lo indicia, una película de monstruos en la que los monstruos casi nunca aparecen, y no dudo que sus responsables habrán creído que eso es algo bueno en sí mismo. De hecho los alienígenas que en ella aparecen son accesorios, y podrían perfectamente haber sido una amenaza más terrena y el resultado habría sido el mismo. Personalmente, me ha parecido una tomadura de pelo aburrida, pretenciosa, interminable, y con un mensaje político tan obvio y evidente que resulta ofensivo. Claro, es cierto que District 9 también tenía una carga política bastante obvia, pero al menos no te lo machacaba a cada momento.
Black Swan
Black Swan, lo nuevo de Darren Aranofsky, parte como una de las favoritas para los Oscar esta noche, y debo decir que personalmente es una película que me ha gustado mucho, más allá de que sus referencias a Cronenberg y De Palma (al menos en sus inicios) sean casi tan evidentes como sus juegos de simbolismo para principiantes (blanco=bueno, negro=malo... nadie se partió aquí la cabeza). Aquí, sin embargo, reconozco mi parcialidad, ya que Aranofsky es un director que personalmente me gusta mucho (ya hablé una vez de La fuente de la vida (2006) como esa película que por lo visto sólo me gusta a mí y a dos más), pero con todo y eso tiene grandes momentos, sabe perseguir claramente sus objetivos en cuanto a discurso, y da a Natalie Portman la que probablemente sea la mejor actuación de su carrera hasta ahora. Un thriller es, sin duda alguna, pero no es una película de terror puesto que todos los aspectos asociables a dicho género, incluyendo transformación a lo John Landis, son usados desde una perspectiva puramente metafórica.
Black Death
Si olvidase por un momento nuestro particular criterio a la hora de elegir candidatos, no me quedaría ninguna duda de que Black Death sería la película del 2010 por unanimidad. Es una lástima por eso que al final no sea una película de terror. En vez de ello, la nueva cinta del británico Christopher Smith (un director que cada vez me gusta más) es una oscura historia de aventuras que comienza con promesas de muertos resucitados y que termina siendo un viaje a las tinieblas de la Edad Media con fuertes reminescencias a la versión original de The Wicker Man (1973) y el anáologo viaje de los protagonistas de Apocalypse Now (1979). En esta ocasión, un monje en plena crisis de Fe durante los tiempos de la Peste Negra se une a un grupo de guerreros que resulta ser una banda de cazadores de brujas. Aparte de los elementos de aventuras, hay en Black Death un discurso sobre la Religión interesante que sabe sorprendernos incluso cuando pensamos que se irá por tópicos ya tocados, eso y que es una película cruel que juega constantemente con las emociones de un espectador que de repente se encuentra con que no es tan fácil tomar bando a favor o en contra de los personajes. Esta es una que a pesar de que no será reseñada aquí no puedo dejar de recomendar, ya que con ella Christopher Smith ha conseguido fraguar la que considero su mejor película hasta la fecha.

3 comentarios:

Sir Laguna dijo...

MONSTERS: Genial! alguien que opina lo mismo que yo respecto a esta aburrida pelicula!

BLACK SWAN y BLACK DEATH: Tengo que verlas. No tenia ni idea que Black Death tenia temas "de terror" en ella.

R y Mc dijo...

Black Death es fantástica. De mis preferidas en el último Festival de Sitges. Me extraña muchísimo que no haya llegado a salas comerciales en España, aunque como comenté en su momento, quizás sea demasiado cruda para una sala convencional y sin duda bastante light para un festival como el de Sitges. Un poco en campo de nadie. A mi, francamente me gustó. Muy recomendable.

Semi-reseña Black Death

R.

Alberto dijo...

Muy buena pelicula, que si se ve como un sistema deja un gran mensaje! Es una excelente pelicula... recomendable para todos...