viernes, mayo 21, 2010

Reseña: Pesadilla en Elm Street (2010)

La nueva Pesadilla en Elm Street (2010) es probablemente uno de los remakes de terror en los que menos esperanzas tenía. Sus responsables se hallaban ante el "reto" que supone hacer una versión de una de las cintas de terror más icónicas y reconocibles de los ochenta (o de cualquier década, a decir verdad), y cuyo protagonista estaba asociado irremediablemente a la imagen de un actor específico. Además, aparte de ser este el quinto remake de un clásico realizado por la Platinum Dunes, en esta ocasión la ventana de tiempo con la que trabajaban era muy breve; apenas veintiséis años separan a esta película del original de Wes Craven, el cual todavía se mantiene vigente después de todo este tiempo. El resultado es una cinta que lucha entre su propósito de hacer algo nuevo con Freddy Krueger y la supuesta necesidad de complacer también a los seguidores de la saga al hacerla fácilmente reconocible a aquellos que ya han seguido todas las andanzas del personaje en esta su novena aparición. Es esta diatriba lo que al final termina perjudicándola un poco.

Una de las peores sensaciones que me había dejado el avance y material publicitario de esta nueva Pesadilla en Elm Street era la aparente imposibilidad por parte de sus responsables de alejarse del camino seguro ya trazado por Craven hace más de dos décadas. El argumento varía muy poco, y la premisa del asesino con dedos de cuchillos que acosa en sueños a los hijos de aquellos que le quemaron vivo años atrás se repite nuevamente. En ese sentido es exactamente igual y mantiene la premisa que caracterizó a Freddy durante tantos años. Hay una diferencia narrativa, sin embargo, que separa a este remake del resto de los slasher films y que reside en su carácter episódico: no hay realmente un protagonista en el sentido clásico de la palabra, ya que la película va siguiendo el punto de vista de cada una de las víctimas de forma consecutiva hasta que muere, cambiando entonces el enfoque de la trama a otro de los jóvenes de Springwood. No hay grandes sorpresas en cuanto al destino de estos chicos y sus equivalentes de la original, pero se agradece este pequeño cambio. Hay también al menos una voluntad por parte de sus responsables de volver a hacer de esta una película de miedo, lo cual es loable tras una saga que en sus últimas encarnaciones era más dada a la autoparodia.

Pero a más allá de semejanzas argumentales y la ya muy predecible estética cuidadamente sucia que caracteriza a estas nuevas versiones, el verdadero desafío está en la figura de Freddy Krueger, quien es por primera vez interpretado por otro actor. A decir verdad, Jackie Earl Hailey no hace un mal trabajo. Su Freddy, a pesar de que es visualmente muy parecido (tal vez demasiado) al original, sabe aprovechar muy bien el nuevo ángulo que este remake da al personaje, y es que en esta ocasión la película hace explícito aquello que en la saga original sólo se intuía: que Freddy es un pedófilo. Esta idea por desgracia no es suficiente para quitarnos la sensación de que este Krueger no es tan amenazante como el original, algo a lo que se suma el físico más pequeño y menos imponente de Hailey, cuyo personaje queda en clara evidencia en una secuencia onírica convenientemente convertida en flashback en la que Freddy es ajusticiado por los padres de Springwood y en la que el villano se muestra como un ser profundamente débil y patético que termina siendo incluso una figura algo trágica. Es entonces cuando viene el problema porque se hace muy difícil creer que ese Krueger se convirtió en el monstruo que mata a los chicos en sus sueños, e incluso detalles icónicos como la estética del personaje (guante de garras incluído) pasan a ser irrelevantes y su presencia una pobre concesión al fan.

Esto sería un mal menor si no fuera porque revela la que probablemente sea la mayor carencia de la nueva Pesadilla en Elm Street: haber dejado a un lado aquello que realmente hacía único a Freddy. Porque el personaje creado por Wes Craven es más que simplemente un fantasma que mata en los sueños. Aquellos que hayáis visto la original recordaréis sin duda que una de las cosas más inquietantes de Krueger era que comenzaba de forma anónima y sutil como una voz en las sombras e iba cobrando corporeidad a medida que los demás creían en él. Es ese carácter de leyenda que cobra vida y existencia real a partir del Miedo lo que hace interesante al personaje, y algo que ni siquiera sus secuelas más cutres olvidaron. Aquí ese concepto está prácticamente ausente puesto que los únicos que conocen la "leyenda" de Freddy están del otro lado de la pantalla, y es esta autocomplacencia la que al final termina pasando factura a una cinta que para colmo está salpicada aquí y allá de una ocasional pobreza técnica en el lado digital (la imagen de Freddy dentro de las paredes es un efecto que está mucho mejor hecho en The Frighteners (1996), una película de hace catorce años) y sustos baratos como una escena que es un evidente plagio de Kairo (2001). Todo esto junto deja muy claro que este es un remake hecho con plena conciencia de un público que va simplemente a visitar de nuevo a un viejo monstruo visto a través de un prisma glamuroso y elaborado que, aunque pasable, es francamente innecesario.

13 comentarios:

Lucksaw dijo...

La verdad es que es un producto superior a la remake de Jason, pero que aún así le faltaron varias pulidas, o mejor aún, una mejor coherencia que la que lograron los guionistas con algo cerca de 20 guiones diferentes y recauchutados para la ocasión.

El nuevo Freddy tiene algo que en las anteriores Englund no daba: miedo!
Si bien a esta edad ya no le tengo miedo a este tipo de películas, realmente el equipo técnico se puso las pilas y le metieron garra al proyecto desde ese punto.

Los nuevos jóvenes se notan muy estructurados, un poco clichés, pero están de buen ver tanto Katie Cassidy como Rooney Mara y Kyle Gallner.

Efectos pobres dentro de todo, buen soundtrack, y por sobre todo, no se hace tan olvidable.

Pasa por el blog para saber más de mi reseña, Lobo:

http://lucksaw.blogspot.com/2010/05/pesadilla-en-la-calle-elm-nightmare-on.html

Gary Rivera dijo...

si, yo la vi por curiosidad, freddy es mi heroe jejejeje y no queria perdermerlo

pero me quede con ganas de mas!

Sir Laguna dijo...

Y la pelicula es, casi en su totalidad, Naranja con azul... y eso me tiene traumado por alguna razon.

Damian dijo...

Mis espectactivas hacia la pelicula eran minimas, la fui a ver al cine solo porque estaba aburrido y no tenia nada que hacer (en serio).
Pero la verdad que me sorprendio, me gusto mucho mas de lo que esperaba. A pesar de ser un remake creo que intentaron darle algo de originalidad con momentos muy buenos. Por ejem que hallan mostrado la escena de la muerte de freddy, la escena de cuando estaba con los niños, la "cueva". Y tambien un poco de originalidad con las muertes (7 min queda vivo el cerebro). Esas cosas por ejm me da la impresion de que no fue solo un remake por dinero sino que al menos se esforzaron por agregar algo nuevo, y que esas cosas la dejaron mucho mejor parada.
No es nada del otro mundo, pero la verdad que para mi es una pelicuala que se merece que la vallan a ver al cine. Muy buena peli

XO6 dijo...

Es interesante comentar la película en sí, dado que en primera instancia nos encontramos con una de las películas que ha marcado la vida de muchos (¿quién no tuvo alguna vez una pesadilla con Freddy?). El resultado es algo complicado; si bien se le trata de diferente manera a este Freddy, no creo que se haya alcanzado el status del boogeyman que todos habríamos deseado, sino que sólo se esbozó un Freddy menos caricaturesco, más real, aunque a decir verdad, menos divertido. Ahora, nisiquiera juega con las víctimas; pareciera que hasta se aburre de lo que hace, pero bueeeeeno...

Hombre Lobo dijo...

SPOILERS:

Este nuevo Freddy no da miedo, y no lo da porque no es ni siquiera "nuevo". Entiendo que el recurso de hacerlo un pedófilo es interesante, pero la manera como está desarrollado no tiene mucho sentido. Una de las características esenciales de Freddy era el hecho de que él ya era un monstruo incluso antes de que le mataran, y es precisamente eso lo que convierte en una leyenda que se alimenta de la repetición. En esta nueva versión vemos que ni siquiera era un asesino de niños, y esas escenas de flashback nos revelan que, en la vida real, Freddy sólo era un pobre, patético y solitario pervertido que murió gritando como un cobarde. Ahora, ¿cómo es que ese mismo Freddy después se transforma en el que vemos?

Para mí que lo del "nuevo ángulo" es más que nada un engaño, porque el Freddy que acosa en los sueños es exactamente el mismo de las películas anteriores, sólo que más asqueroso y menos amenazante. Si es que incluso creo que lo del sombrero, el jersey a rayas y el guante de cuchillos están ahí sin justificación alguna y como puro homenaje a los fans, nada más. Es por eso que esta nueva versión no me parece más que un intento regulero por seguir sacando rentabilidad a la saga. Vamos, como todo lo de Platinum Dunes hasta la fecha.

Sam_Loomis dijo...

A mí me interesa muchísimo, creo que Jackie Earle Haley es un actor que encaja bien con un papel como el de Freddy Krueger, y aunque el filme se ve "más serio" que las últimas entradas de la franquicia, creo que por lo que he leído y visto en los trailers, la película se mantiene muy cerca del plano mostrado en el filme original. Yo esperaba ver una propuesta más fresca.

Aún así la espero con ansias.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

La verdad que es una castaña de película, y como ya lo fue Viernes 13, La última casa a la izquierda..una detrás de otra se van superando.

Estamos hablando de uno de los iconos pilar del cine de terror. Y no sólo eso, aquí ya no existe ni la socarronería del Freddy original, que es lo que realmente le daba la chispa. Aquí hay efectos malos, apariciones de Freddy insustanciales por completo, carisma -100 por supuesto, nada memorable, ninguna muerte, nada, una barrera muy confusa entre la vigilia y el sueño. Sí , Freddy parece tener una cara más fea, es un hombre quemado de verdad, pero...demasiado serio, demasiado oscurizado por la artificialidad de los patrones cinéfilos actuales, no lo sé...
En fin, esto es el mainstream de hoy en día. R.I.P

Eternal Outsider dijo...

Yo fui a verla con cero expectativa, hasta hablábamos con unos amigos que después de verla, ibamos a ir a tomar algo y a criticarla. Pero por lo menos esperaba que tuviera buenos efectos!! El CGI es tan malo que da vergüenza ajena.

Por otra parte, la escena que dices que es robada de Kairo... Me pregunto quién se habrá encargado de subir ese video a la red ;)

Anónimo dijo...

Saludos. Como bien dice hombre lobo la pelicula tiene muchas falencias pero sobre todo la de olvidarse que Freddy existe mientras la gente crea en él...eso le quita identidad al personaje y lo transforma en otro slasher mas, aunque manteniendo lo de que solo lo hace en sueños.

Ahora, me gustaria saber cual es ese susto que plagia de la pelicula kairo?

Hombre Lobo dijo...

SPOILERACOS:

El susto plagiado/inspirado en Kairo es aquel en el que vemos la muerte de un personaje en un vídeo subido a Internet. En ese momento me parecía que estaba viendo la película de Kurosawa otra vez.

zombidromo dijo...

Aghh a mi me aburrio mucho esta pelicula, solo es mas de lo mismo de las otras peliculas, esta hecha con mucha anemia, o sea ni el director ni los prodctores tienen entusiasmo al hacer este filme, olvidable.

Fede dijo...

Hola!!

Me ha gustado mucho tu reseña de la remake de “Pesadilla en la Calle Elm”. Yo también la he visto y coincido en muchos puntos contigo respecto al argumento y en el cómo encararon al personaje esta vez.

De la “Pesadilla…” original, me recuerdo cuando la vi por primera vez. Es una anécdota personal que siempre me gusta contar porque es una clara muestra de cómo una buena película de terror puede afectar y marcarlo a uno. Cuando vi la original, era yo muy chico y me acuerdo de que fue por la noche. Estaba solo en casa y la pasaron en un canal de TV local, como parte de cierto cine de trasnoche… los sustos que me lleve, la impresión que me dejo… es increíble, pero todavía me duran, pese al paso del tiempo (y de los años, en concreto).

Es difícil que el remake logre reflejar lo que la original propuso en su momento, si bien tiene algunos pequeños aciertos.

Como una especie de “fan” de la saga y como escritor de Fanfictions que soy, me le he animado a ésta en particular y concebí un relato, uno titulado “Freddy”, que viene a ser una especie de precuela para la historia original. La postee en mi blog hace mucho tiempo, con un relativo éxito entre mis lectores. Si alguien le interesa, puede encontrar el texto en el siguiente enlace:

http://eldiariodelvigilante.blogspot.com/2009/01/freddy-pesadilla-en-la-calle-elm.html

Es, básicamente, una historia del Monstruo antes de ser EL Monstruo. Sin muchos efectos especiales, solo contando la historia de un alma oscura y torturada, como lo es la de Freddy Krugger.

Un gran saludo para ti y muy bueno el blog!!! ^^