viernes, abril 30, 2010

Reseña: La máscara de la muerte roja (1964)

Seguimos aquí reseñando todas y cada una de las entradas del ciclo de Roger Corman dedicado a la obra de Edgar Allan Poe. Ya acercándose al final de este punto en su carrera, La máscara de la muerte roja (1964) es sin duda una de las más ambiciosas ya no de este ciclo, sino de toda la obra de Corman como director. También es una de mis favoritas, aunque sea por el hecho de que es muy diferente en cuanto a estilo de aquellas de las que ya hemos hablado. Detractores de la obra de este director muchas veces acusan a esta adaptación de Poe (y a la siguiente) de ser una película pretenciosa con la que Corman se aleja del habitual estilo gótico de sus antecesoras en la búsqueda de un alegoría de caracter moralista que sin embargo está bastante cercana al espíritu del relato original. Es sabido por ejemplo que esta iba a ser una de las primeras cintas del ciclo, pero su director decidió retrasar el rodaje debido a las semejanzas de la película con el argumento de El séptimo sello (1957), de Bergman.

La máscara de la muerte roja también marca un punto de inflexión en la manera que tenía Corman de abordar las producciones de sus Poe-movies. Los suntuosos decorados de los que se vale la trama fueron posibles gracias a que Corman realizó esta película en Europa como una co-producción británica, reciclando los escenarios de otra cinta. De esta forma logra llevar a buen término el argumento de un montón de nobles pervertidos y decadentes que se refugian de una plaga en el palacio del príncipe Próspero (un enorme Vicent Price en la que es quizás una de sus mejores actuaciones del ciclo Corman/Poe), un hombre cruel y brillante que secuestra a una bella joven pueblerina con el objetivo de corromper su alma. Con semejante argumento la película se aleja un tanto del estilo acostumbrado de su director al depender menos de la fuerza del impacto, mostrando un gusto particular por los discursos y con una nada disimulada reflexión filosófica sobre el Mal ligado a la decadencia. En esto Corman mantiene el carácter alegórico del relato original de Poe, lo cual no quiere decir que renuncie por completo a sus acostumbrados elementos de género, presentes en la introducción de una subtrama de satanismo muy sutilmente tratada sin caer jamás en la explotación.

Uno de los mayores placeres de la película es, cosa rara, la actuación de Vincent Price. A pesar de que su personaje no sale de esa aura macabra que se convirtió en la característica esencial de sus personajes, en esta ocasión su Próspero le da un mayor rango de variedad dramática del que carecen otros de sus trabajos con Corman. Lo retorcido, cruel e imprevisible de su personaje hace de él el centro absoluto de la película (compensando con creces una muy mejorable protagonista femenina), sin desmerecer a otros grandes personajes como el sirviente enano, que protagoniza una subtrama que bien daba para una historia propia.

Así que si por casualidad habíais perdido la fe en las adaptaciones cormanianas de Poe, no podéis dejar de echar un vistazo a La máscara de la muerte roja, no sólo por su ambiciosa presentación de relato alegórico medieval con tintes de terror sino también porque contiene la que probablemente sea una de las mejores secuencias finales que nos podamos echar a la cara. A pesar de ser parca en aquellos elementos que se consideran los lugares comunes de la obra de Poe, estamos probablemente ante una de las mejores obras de este ciclo, así como uno de los trabajos más sólidos de su director.

5 comentarios:

babel dijo...

Hola, qué buen texto, me encanta Roger Corman adaptando a Poe, y esta puede que sea una de las más logradas. Hace unos añitos se pasó por la 2 la serie completa de Corman con Price, y las tengo todas grabadas, aunque en formato VHS todavía. Motivo por el que hace tiempo que no las reviso, a ver si me animo y las paso a CD, porque es una joya del cine sin duda alguna.

Un saludo!

Kain Hellraiser dijo...

Personalmente me parece una muy mala película y una pésima adaptación del que probablemente es el mejor cuento de E.A. Poe

Martin Larreategui dijo...

¿Corman atraso el rodaje porque se parecia demasiado al Septimo Sello..? ¡Curioso escrupulo viniendo del hombre que produjo Piraña y Carnosaurio! Una de las mejores de Corman con Vincent Price, yo le tengo particular cariño.

Harker dijo...

Buena pelicula que precisamente tuve la ocasion de ver hace pocos dias.

La subtrama del bufon enano corresponde a otro relato de Poe llamado "Hop Frog", que Corman habilmente introdujo en el guion de la pelicula.

Django Chaves dijo...

Indudablemente es la mejor de Corman. Y es una película realmente hermosa.

La situación del enano como se desarrolo, me parecio sutil y efectivo, dado a que dio lo que tenia que dar para la historia (Sigo diciendo que es puro Shakespeare).

Mi reseña
http://freakymidnightshow.blogspot.com/2010/09/masque-of-red-death-1964.html