jueves, abril 01, 2010

Tres tristes trailers 28

El primero en nuestro trío de tristes avances de hoy pertenece a la película After.Life (2009), un peculiar thriller con Christina Ricci, Liam Neeson y Justin Long repitiendo su papel de novio atormentado. En este caso la premisa va de una chica que despierta en una morgue y que, a pesar de los argumentos del forense, no quiere reconocer que está muerta. El trailer deja entrever la lucha que se da entre ella y el forense al existir la posibilidad de que este esté usando un truco muy elaborado para engañarla y obligarle a permanecer sobre la mesa de disección. Sin embargo, y a pesar de que dicho argumento presenta un considerable desafío a la hora de hacerlo creíble, la presencia de la Ricci quizás sea la principal baza que esta película tenga a su favor.
Y hablando de desafíos, el trailer de Predators (2010) es algo que seguramente ya todos han visto. Se trata por lo visto de la muy postergada tercera entrega de la saga (no un remake ni una precuela, como pensábamos en su momento), en la que un grupo de humanos es seleccionado y enviado a un planeta selvático para enfrentarse a una pandilla de alienígenas cazadores que los utilizarán como juego. A pesar del entusiasmo general, a mí hay cosas que no me terminan de convencer, empezando por la curiosa escogencia del elenco (¿Adrien Brody? ¿Topher Grace? ¿De verdad?), pero sobre todo en cuanto a que esta tercera parte parece ser bastante convencional e irse por camino seguro, con lo que no tengo demasiadas esperanzas.
Y ya para terminar, tenemos aquí tenemos el trailer de The Shock Labyrinth (2009), lo último del director japonés Takashi Shimizu. El avance no tiene lo que se dice una gran calidad de imagen, pero fue el único que pude encontrar en inglés, así que pido disculpas por anticipado. En esta película el director de Ju-on y Marebito parece seguir afincado en sus temas fantasmagóricos, pero a diferencia de sus anteriores trabajos, The Shock Labyrinth es una película evidentemente dirigida a un público juvenil y amparada en la reciente fiebre del 3D. Puedo adelantaros sin embargo que, gracias al adelanto de programación del Fantasy Filmfest, yo ya la he visto, así que la reseña está por caer.