domingo, junio 07, 2009

Reseña: La última casa a la izquierda (1972)

Recuerdo que hace unos meses, en el momento de sus primeros avances, me sorprendió el enorme entusiasmo que despertó el remake de La última casa a la izquierda (1972), el primer largometraje de Wes Craven. Me sorprendió porque, según lo que recordaba de aquel fugaz visionado, la película, si bien es todavía recordada como una pieza rompedora de su época, no me parece demasiado destacable. La he vuelto a ver y, so riesgo de que algunos me crucifiquen, he visto confirmada mi impresión inicial e incluso ampliada, ya que no sólo me sigue pareciendo una película bastante pobre, sino que encima no entiendo cómo es que todavía se le sigue atribuyendo una crudeza y brutalidad que ciertamente no tiene.

Esto último hay que repetirlo en cada párrafo: La última casa a la izquierda no es para nada la brutal y desgarradora película que muchos comentan. Por el contrario, es una cinta bastante contenida en cuanto a sus muestras de violencia. Lo que pasa es que, al igual como ocurrió con La matanza de Texas (1974), de Tobe Hooper, es falsamente recordada como una cinta gore debido a que los temas que trata (principalmente la irracional y arbitraria violación y asesinato de dos jóvenes chicas a manos de un grupo de psicópatas) no era todavía algo fácil de encontrar en los cines de principios de los setenta. La diferencia es que, si bien este argumento, que en el caso de esta película es un remake inconfeso de la cinta de Bergman El manantial de la doncella (1960), es teóricamente perturbador, la manera en la que está ejecutado dista mucho de serlo. Las actuaciones de los protagonistas son, en su mayor parte, muy pobres incluso para un estándar amateur (sobre todo las reacciones de las chicas ante los horrores que sufren son en ocasiones incomprensibles) y Wes Craven da a la historia un tratamiento irregular y en ocasiones abiertamente cómico: los psicópatas son retratados como auténticos imbéciles, y las secuencias más crudas de la película son interrumpidas en varias ocasiones por las peripecias cómicas de dos policías paletos gloriosos en su incompetencia.

Es precisamente la ineptitud de esta fuerza policial lo que, a nivel de espectador, nos predispone a favor de lo que ocurre en la segunda mitad de la película, que es la (justa) venganza de los padres de una de las víctimas contra los asesinos que por una gran casualidad han caído a su alcance. Una vez más, el recuerdo de estas secuencias en cuanto a su supuesta brutalidad es superior a lo que realmente vemos en pantalla, e incluso me atrevería a decir que para los estándares de la época tampoco resulta algo demasiado fuerte. Los temas de violación, asesinato, justicia, violencia indiscriminada e irracional y desbocamiento de los jóvenes hacia el camino de la insensata destrucción (todos ellos temas que presenta la película de Craven) ya habían sido tratados de forma mucho más contundente en ejemplos anteriores, e incluso el año anterior a esta cinta se estrenó La naranja mecánica (1971) de Stanley Kubrick, con lo que la reverencia hacia esta película a nivel de controversia se me hace aún más inexplicable.

De hecho, yo incluso diría que la verdadera importancia de La última casa a la izquierda reside en el desarrollo de la carrera de Wes Craven como guionista y director, ya que aquí se encuentran los gérmenes de varios temas y recursos que seguiría usando a lo largo de su filmografía: el conflicto de una familia que debe entregarse al salvajismo para conseguir la revancha sobre sus agresores es el tema principal de Las colinas tienen ojos (1977), una película mucho más sólida que esta en todos los sentidos, y ecos de este también se verían en el argumento principal de Pesadilla en Elm Street (1984). En todo lo demás, la primera película de este director pasará a la historia como una pieza quizás notable en lo que se refiere al contexto de los setenta y a la desintegración de la utopía hippie que acompañaría a todo este tipo de cine (es muy significativo que la película comience con la exposición de ruptura generacional y que aquello que identifica a los asesinos sea un símbolo de paz robado), pero sus ideas esbozadas serían tratadas de mucho mejor forma en otros ejemplos posteriores. Su correspondiente remake (a estrenarse en España dentro de poco) parece, a juzgar por los avances, haber tomado la senda de esa oscuridad, solemnidad y regodeo en el sufrimiento del 99 por ciento de las películas de terror que se estrenan en los últimos años, por lo que no me extrañaría que pasara sin pena ni gloria. Entretanto, yo diría que todos aquellos que se acerquen a la película original para complementar el visionado de la nueva versión lo hagan con el convencimiento de que, incluso para unos estándares bajos, no estamos ante esa muestra de brutalidad que se nos ha querido vender desde los tiempos mismos de su estreno hace ya casi cuatro décadas.

15 comentarios:

terrormaniaco dijo...

Lo cierto es que yo tuve esa misma impresión cuando la vi, y eso que era bastante joven, con lo que debía sentirme más aterrorizado, debido a lo influenciable que podría llegar a ser, pero sí que recuerdo esos cómicos momentos tan típicos de "2000 Maníacos" que me cortaban bastante para empatizar con las dos chicas (ojalá se hubiera desarrollado más la vía del lesbianismo obligado en la cinta).
Eso sí, me lo pasé bastante bien y al menos supuso un impulso para la carrera de Craven, aunque últimamente se dedique a hacernos sufrir (pero no por el terror de sus obras, sino por lo malas que son).
Un saludo.

Criss Cross dijo...

Pues en realidad si debo decir que no estoy muy de acuerdo. Es muy cierto que tiene errores tecnicos muy graves incluso para su presupuesto y que lo de los dos policias en realidad es fatal, pero siempre he creido que es una película muy cruda y tensionante, mas que todo en la persecución en el bosque. Las chicas en realidad no actuan mal, Hess es malvado (Y su música es preciosa). Como historia por supuesto, es necesario verla como un alto exponente que dejo un grado alto de clones (Incluyendo esa de Ruggero Deodatto con el mimso Hess entre otras). Y a mi me parece que si tiene un poder enfermo y que si es un poco violenta y algo traumatica como algunos piensan. Aunque es muy cierto que EL MANANTIAL DE LA DONCELLA se mantiene como una obra maestra (Que adoro totalmente).

Probablente no cambiaria tu opinión, pero este año la MGM saco una versión nueva que incluye el negativo que Craven no mando en el 72 y que incluye unos ligeros cambios de edición y creo que agrega algunas cortas escenas.

RECOMENDADISIMO, el documental con Craven y sus estrellas que esta en el viejo dvd ... lo subí a YouTube hace algun tiempo y esta dividido en tres partes: http://www.youtube.com/watch?v=t1ykc4fXTYQ (Sorprendentemente no me lo han eliminado).

Saludos.

Criss Cross dijo...

Ah ... y se me olvidaba.

Tambien es bueno notar a unos jovencisimos Steve Miner y Sean Cunningham antes de ponerse mascaras de hockey (Se me olvido como se escribe hockey).

Hombre Lobo dijo...

No sé, sigo pensando que si conocemos esta peli ha sido principalmente por la publicidad que se le ha hecho más que por otra cosa. ¿Dónde está la supuesta crudeza de la que siempre se ha hablado? Ya la habíamos visto en otras películas anteriores de forma mucho más bestia, así que incluso como cine de explotación se queda bastante corta. La persecución en el bosque es precisamente lo peor: las chicas en ningún momento actúan acorde al horror que están sufriendo (una de ellas, incluso, parece como si hubiera vivido eso otras veces a juzgar por la tranquilidad y frialdad con que se toma todo). Me parece que todo el aspecto dramático de la historia está rodado sin ninguna gracia.

Y por Dios, toda la secuencia de la venganza de los padres es de risa por lo inverosímil que es. Completamente absurda. Aquí sí es verdad que no hay drama de ningún tipo. Toda esta secuencia es simplemente aparatosa. Y es que en general el tono que se le da a la película se puede resumir en ese mismo adjetivo.

Ahora yo me pregunto: ¿es verdad la supuesta controversia temática de esta película? Insisto: sin ir más lejos, el año anterior se estrenó "La naranja mecánica", que toca más o menos los mismos temas y que le da mil vueltas a esta en todos los sentidos.

kuroi yume dijo...

Escena de venganza parental orquestada, y más dura por lo que representa formalmente que por su crudeza: "Sympathy for Lady Vengeance" (ahora no recuerdo si la has visto ya...)

Almas Oscuras dijo...

En el momento de su estreno Last House causó un grandísimo impacto a causa de su violencia. La película se prohibió en muchos paises y Craven tuvo serios problemas que pusieron en peligro su recién estrenada carrera como director.
Pero es cierto que si intentamos analizar esos niveles de violencia y crueldad y el impacto que esas imágenes pudieron tener en la sociedad norteamericana desde una perspectiva actual, lo ocurrido en su momento con Last House nos parece una exageración. Hoy en día estamos acostumbrados a ver cosas mucho más duras.
Aún así, al margen de que Last House guste más o menos (a mí, personalmente, me sigue gustando), no hay que despreciar en ningún caso el valor histórico que tiene la película de Craven.
En su día escribí un artículo en el que hablaba de todo estos. Te dejo el enlace por si te interesa echarle un vistazo: http://www.almasoscuras.com/last-house-on-the-left-1972

saludos

Criss Cross dijo...

Jeje ... sigo sin estar de acuerdo ... de hecho la tensión dramatica del bosque me parece muy realista ... precisamente gracias a ese hecho ... a ver como m explico ... cuando te refieres a la tranquilidad de una de las chicas (Me imagino que te refieres a Phyliss) es precisamente en el momento en que las obligan a desnudarse y acostarse entre ellas y ella tranquiliza a Mari secandole las lagrimas hablandole serenamente. En momentos así, en los que te atacan y te obligan hacerlo o sino te matan ... parece mas una simple tactica para evitar que les hagan daño (Especialmente si Phyliss se siente responsable de Mari, quien es menor que ella) - Tambien hay una referencia fuerte a la adolescencia en la primera parte de la película.

Ahora en lo de THE CLOCKWORK ORANGE .. siempre he pensado que es demasiado sobrevalorada (Como muchas cosas en Kubrick) ... es una muy buena película ... y si, habla de violencia ... pero recordemos ambos contextos ... una película futurista contra una película realista de años hippies - Una habla sobre anarquia, sobre la descomposición de la sociedad y otros temas que tal vez desarrolló mejor su libro ... y la otra es una visión violenta de la contracultura.

Por supuesto, respeto mucho tu opinión ... no vayas a creer que eres el único que piensa así. Mucha gente odia esta película por mas o menos las mismas razones que tu das. Lastimosamente, no me encuentro entre ellos.

Saludos.

Hombre Lobo dijo...

Almas Oscuras: mi punto principal es que la brutalidad de la película no se ha conservado para nada y ha envejecido bastante mal, siempre comparándola con otras obras de principios de los setenta. Esto es lo que me lleva a preguntarme si realmente dicha fuerza era tal o si se trata, como ha pasado en otras ocasiones, de "Historia del Cine". Digamos simplemente que las continuas menciones que siempre se hacen a esta película en la que se le califica de "una-de-las-más-brutales-y-controvertidas-piezas-cinematográficas-de-todos-los-tiempos" resultan tan exageradas al ver el producto final que tengo por fuerza que cuestionármelo. ¿Donde comienza la realidad y donde la mitología?

Tenga por seguro que me leeré su texto para ver qué enfoque le da.



SPOILERS (evidentemente)



Criss Cross, aparte de esa escena (su explicación de dicha reacción es verosímil en el mundo real pero en la película no está bien ejecutada, en todo caso) hay otras, como por ejemplo aquella en la que violan a Phyllis por primera vez (en el piso de los macarras). La reacción de la otra chica en ese momento es de risa, y en general las dos parecen estar más incómodas que asustadas por los tíos la mayor parte del tiempo. Y por Dios, después de que le hacen toda aquella salvajada a Mary (salvajada siempre a nivel de lo que ocurre, ya que, una vez más, la manera como está interpretada es muy pobre), la manera como simplemente se levanta, se viste con esa tranquilidad y se va caminando es completamente incoherente con un tono que en apariencia quiere ser "realista". Me dio bastante pena.

Pero bueno, todo esto tampoco tiene tanta importancia. No es la primera ni la última vez que una película tan mentada a mí me deje frío (que aburrido sería si a todos nos gustasen las mismas pelis, ¿no cree?). Algo tendrá que tener (o no) si todavía se habla de ella casi cuarenta años después, aunque a mí me ha parecido mala con avaricia.

Muchos saludos y gracias por pasar, como siempre.

tokig dijo...

- Yo estoy de acuerdo con muchas cosas que dice Hombre Lobo...esta película la he visto 3 veces, y es verdad que en su momento impactó, aunque a nosotros ya no lo haga, pero ese no es el fallo. Lo malo es la pobre edición, interpretación y forma del guión. Lo de los policías me saca totalmente, junto con alguna música tipo comedia, y las actuaciones son regulares a veces convencen y a veces no...yo diría que están mejor en el bosque que al principio...lo rescatable es David Hess y algunas escenas tensionantes, en eso es verdad...pero pienso que la remake/secuela italiana "Late Night Train" es mucho mejor...y si ahablamos de la Naranja ni hablar porque esa si es una obra maestra...

saludos

Anónimo dijo...

Mmm... eso de "remake inconfeso" es lo que en mi pueblo llaman plagio? XDDDDD

FABIAN SLONGO dijo...

Digámoslo con toda las letras: Craven es un bluff. Cuando con una muerte violenta le sabía a poco(a causa de sus propias limitaciones para conseguir sensaciones de horror), entonces, ponía diez. Eso es inflación. Y la inflación, como sabemos, devalúa la moneda. Eso es el cine de Craven, un cine devaluado...por él mismo.
Aquella "cosa del pantano"...que feíto!

kuro&kitaku dijo...

Joder, y a mi que no me terminó de cuajar la peli en su totalidad. Me gustaría darle otra nueva oportunidad y exprimirla al máximo, a ver si así, cambio de opinión.


Saludos

Davo Valdés dijo...

A mi me gustó. Hace años que no la veo pero la recuerdo con buenos terminos. Lo que no me pareció bien llevado fue la venganza de los padres. Me aburrió y me dejó un sabor amárgo.

¡Saludos!

un-angel dijo...

...buscando algo referente a la película he llegado a tu casa, ¡un saludo! Y en fin, me temo que soy demasiado nenaza, porque a mi la peli de los años 70 me impresionó, quizás porque la empecé a ver al azar en un canal de la tele sin saber de que iba el asunto. Me pilló desprevenido y de hecho, no terminé de verla, no llegué a ver la parte en que los padres se toman la venganza por su mano. Estas cosas no sé, dependen del momento, del estado de ánimo y de muchas otras cosas, pero el caso es que cuando me dijeron de ver el "remake" que se ha estrenado hace poco, empecé a bufar porque no quería revivir el mal rato que pasé con la primera... Y bien, puedo decir que esta nueva versión se corresponde totalmente con ese concepto de "americanada" que se maneja para aludir a cierto tipo de cosas que se hacen en EEUU: si la primera os pareció floja y mal llevada, esta es incluso peor. Ni siquiera los malos me despiertan la simpatía que habitualmente consiguen en mi cuando los buenos son excesivamente babosos y me caen fatal... Una pena.
Y decir que a pesar de mi "sensibilidad" ( jeje ) soy muy aficionado al cine de terror, voy a explorar tu casa porque estoy deseando ver tu comentario a alguna de las cosas que han salido ultimamente en el mercado cinematográfico.
Un saludo.

Tomi Roberts dijo...

Pues yo creo que es una obra maestra encubierta, pero claro su pobreza de medios la perjudica. Aún así las actuaciones, ¿por qué dices que son malas? Se trata de actores amateurs que se lo toman muy en serio, por favor ve interpretaciones con Oscar como la de Penélope Cruz en "Vicky Cristina Barcelona" y llora de verdad de lo malas que son. En cuanto a lo perturbadora, no sé si serás muy insensible macho, pero yo lo pasé francamente mal, evidentemente la violencia de aquel momento no se puede comparar a la de los filmes de hoy en día, hay que tener en cuenta el momento en que salió. Pero a pesar de todo es un film que de verdad lo hace pasar francamente mal. Creo que es una película grandiosa y muy rompedora...