domingo, septiembre 27, 2009

Reseña: Hansel & Gretel (2007)

Una cosa que sinceramente no me puedo explicar es por qué Hansel & Gretel (2007) no está entre las más conocidas películas del género fantástico salidas de Corea del Sur. Confieso que no la conocía y no fue hasta muy recientemente que tuve la oportunidad de verla. El resultado ha sido encontrarme con una película que reinvindica la estructura formal y temática del cuento de hadas y lo hace, curiosamente, a través de la perspectiva de un adulto literalmente sumergido en un mundo de niños, lo que conlleva la que sin duda es la mayor pesadilla de la edad adulta: la pérdida de control y el dominio de lo irracional.

La trama va de un hombre que, tras tener un accidente en medio de una solitaria carrera de bosque, va a parar a una misteriosa cabaña llena de dulces y juguetes, donde habita una muy extraña familia que parece dominada por los gustos y caprichos de sus tres pequeños hijos. Todo va bien al principio hasta que el joven se da cuenta de que, por más que lo intenta, no puede salir del bosque que rodea esa pequeña e idílica casa, cuyos habitantes son más de lo que aparentan ser.

Al igual que la también surcoreana 2 hermanas (2003), película con la que guarda muchos parecidos, Hansel & Gretel toma como base temática un conocido cuento popular, aunque en este caso no se trata de una adaptación encubierta. Aparte del hecho de guardar diferencias más que obvias en cuanto a argumento (en la película hay tres niños en lugar de dos), el relato de los hermanos Grimm es empleado únicamente como elemento intertextual aunque, en el fondo, aborde el mismo tema: los niños como víctimas de los adultos y lo que los pequeños están obligados a hacer para defenderse. Esta defensa, en el caso de la película, es no sólo física sino también emocional, ya que los críos deciden voluntariamente recluirse en aquella idílica casa en el bosque para preservar su inocencia y evitar la ruptura del único mundo que conocen, aunque dicho mundo sea sólo una ilusión.

El argumento de la película nos remite también (de forma demasiado clara como para creer en la pura casualidad) al episodio de The Twilight Zone titulado It's a Good Life, que fuera adaptado por Joe Dante en la película de 1983. Al igual que dicho episodio, la historia explora el lado siniestro del mundo infantil pero sin llegar a convertir a los niños en villanos. De hecho, esa es una de las cosas más interesantes de esta película, y que la aleja de la mayoría de las producciones occidentales de "niños chungos": a pesar de que los críos son una de las principales fuentes de conflicto (por no decir la principal), en ningún momento se les demoniza. Por el contrario, la cinta en este sentido recupera el auténtico ángulo temático del cuento de hadas al retratar la niñez en toda su complejidad, mostrando cómo esa prisión auto-impuesta por los personajes (atrapados en su eterna niñez de autocomplacencia) es el refugio frente al mundo de los adultos a quienes temen y de quienes justificadamente recelan. El carácter emocional de la película es sincero y efectivo, y especialmente el tramo final está muy bien resuelto a nivel emocional y hace que la cinta abandone su envoltorio de relato de terror para convertirse en una historia de fantasía agridulce que, ante todo, reinvindica el poder de la imaginación como elemento redentor, aún en medio del mayor de los horrores.

Otra cosa en la que destaca Hansel & Gretel (y que también la asemeja a la película antes citada de Kim Jee-woon) es el imaginario preciosista y colorista que emplea. Visualmente, la cinta es una de las más hermosas que he visto en muchos años, lo cual no le impide alcanzar en determinados pasajes un aire siniestro superior (pero vamos, de calle) a historias aparentemente similares como El laberinto del fauno (2006), a la que supera por mucho no sólo en cuanto a belleza estética sino también en emotividad y auténtico conocimiento de la dualidad moral presente en los cuentos de hadas. Altamente recomendable sin reservas.

12 comentarios:

DEVILMAN dijo...

Vaya vaya, no tenia ni la mas remota idea de esta pelicula.
A mi en lo personal El Laberinto del Fauno no me ha gustado pero si esta pelicula supera su apartado visual (y al ser oriental la narrativa toma un camino totalmente diferente) pues me animare a verla =D

El Viejo @gustín dijo...

4 sobre cuanto?

Cinemagnificus dijo...

Ostias, pues yo ni la conocía. Sumamente interesante. Voy a buscarla.

Cinemagnificus dijo...

PD: ¿Por qué me da que la ambientación va a ser estilo "En compañía de lobos" de Neil Jordan? XD

Sir Laguna dijo...

Me has antojado, y es que "compararla" a "2 Hermanas" y "El Laberinto del Fauno" es mucha cosa.

Me pondre a la busqueda ya mismo.

Hombre Lobo dijo...

Es un peliculón. Y sí, al igual que "En compañía de lobos", "2 hermanas" y "El laberinto del fauno", toma la estructura y temática del cuento de hadas y teje con ellos una historia de oscuridad. La diferencia es que lo hace de forma mucho más inteligente y no se olvida del lado siniestro de los niños, que al fin y al cabo es de lo que va la cosa.

Y la estética es increíble.

DanCreep dijo...

Fotografía impresionante, visualmente exquisita, muy recomendable, pero de esas películas que no tienen la importancia merecida. La recomiendo mucho.

R y Mc dijo...

Me quedé con muchísimas ganas de verla en su momento en Sitges. Se habló bastante de ella. Más tarde, alguien me comentó que había sido un tanto decepcionante. En fin, que ahora sí tendré que verla sí o sí y juzgar por mi mismo. Ya ni la recordaba, la verdad :-)

R.

Rick dijo...

Hola, he estado echándole un vistazo a tu blog y me ha gustado bastante así que quería proponerte un intercambio de enlaces. Yo también tengo un blog de cine, llamado Hotel Overlook. Lo puedes ver entrando en mi perfil. Si te parece bien la propuesta coméntamelo en el blog.

Un saludo.

bocata dijo...

No la conocia hasta que lo lei aqui, y me puse a buscarla como un loco.
Acaba de terminar la descarga, ya te contare mañana que me ha parecido.

Isa dijo...

¿Has visto "¿Quién puede matar a un niño?"? de Narciso Ibáñez Serrador, 1976. Deberías verla, :)

Me ha gustado mucho esta crítica, bajaré la película.

Caos dijo...

Gracias, genial como siempre