domingo, septiembre 17, 2006

Reseña: The Twilight Zone (1983)

Probablemente no hay nadie en el mundo que no conozco al menos de referencia una de las series de televisión más importantes de la historia: The Twilight Zone, la obra de Rod Serling que revolucionó el tubo catódico durante los años sesenta con su mezcla de terror y ciencia-ficción, y cuyo principal atractivo estaba en sus ambiciosas historias, fruto de la imaginación de grandes guionistas, entre ellos el clásico Richard Matheson. Cuando a principios de los años ochenta se pensó en resucitar la serie (conocida como La dimensión desconocida en Latinoamérica y Los límites de la realidad en España), la idea de hacer una película a manera de introducción para las nuevas generaciones era el paso lógico a dar. La cinta constaría de cuatro segmentos dirigidos cada uno por un joven y exitoso director. El resultado, Twilight Zone: the Movie (1983), es una de las cintas "de antología" más famosas hasta la fecha.

John Landis, quien hacía poco se había endilgado un éxito colosal en Un hombre-lobo americano en Londres (1981), dirige tanto el prólogo como el primer episodio. El prólogo (una breve jugarreta de carretera con Dan Aykroyd entre los protagonistas) resume de una forma absolutamente genial el viejo espíritu de The Twlight Zone. Por desgracia, su segmento no corre con la misma suerte: la historia de un hombre racista que por causas desconocidas es transportado a diferentes períodos históricos, donde se ve transmutado en diferentes minorías raciales, no resulta especialmente buena. Aparte de la evidente moralina (que esconde dentro de todo una lección desmesurada), algo curioso es que este segmento es el único de los cuatro que no está inspirado en ningún episodio específico de la serie. La pieza es también tristemente famosa por el accidente de helicóptero que le costó la vida a su protagonista, el actor Vic Morrow, y a dos niños actores. El resultado: John Landis casi vio acabada su carrera, y aunque el posterior juicio penal le declaró inocente de los cargos de homicidio por imprudencia, la opinión pública ya no le vio de la misma manera.

El segundo segmento corrió a cargo de Steven Spielberg, quien para ese momento se encontraba en el Olimpo hollywoodense gracias a sus mega-éxitos de taquilla, específicamente con E.T. (1982), que para ese momento se consideraba la película más taquillera de la historia. Lamentablemente, con su capítulo se perdió una gran oportunidad, ya que Steven quería dirigir una adaptación de The Monsters are Due on Maple Street, historia wellsiana de unos niños de suburbio que corren el rumor de que el súbito apagón de su barrio se debe a una invasión extraterrestre, causando así el pánico y la histeria general. Pero los productores de la película pensaron que los relatos no podían ser todos de una naturaleza tan cruel, de manera que encargaron a Spielberg un episodio más "positivo". El resultado fue una adaptación de Kick the Can, antiguo capítulo de Richard Matheson acerca de una residencia de ancianos en la que un nuevo y misterioso inquilino consigue devolver la juventud (tanto física como espiritual) a los residentes gracias a un conocido juego de niños. El capítulo (con Richard Matheson repitiendo como guionista) se aparta completamente del tono sombrío de la serie para ofrecer una historia edulcorada de esas que Spielberg saca bajo la manga en ocasiones. Sin embargo, es justo decir que no resulta del todo despreciable.

El tercer segmento, It's a Good Life, es sin duda mucho mejor. Dirigido por Joe Dante, es la historia de una maestra de escuela que descubre que la supuesta "familia" de un niño es en realidad un grupo de prisioneros acorralados por el crío en cuestión, cuyos poderes paranormales son capaces de alterar la realidad a su voluntad. El capítulo, toda una joya surrealista con fuertes alusiones al inocente pero cruel mundo infantil, calza perfectamente en la estética de Joe Dante, cuyo amor por los dibujos de la Warner es más que evidente. Pero al mismo tiempo, la tensión que impregna todo el encuentro con la familia es magnífica, y terrible resulta la descarga de ira del pequeño con los miembros de su cautiva parentela, especialmente su supuesta hermana (1).

El cuarto y último segmento, sin duda alguna el mejor de todos, se llama Nightmare at 20,000 feet, y es una adaptación de uno de los capítulos más conocidos de la serie. Este segmento, dirigido por George Miller (creador de la saga de Mad Max) vale por sí solo toda la película, no sólo por la increíble tensión creada, sino por su entorno minimalista y sin tregua concentrado en un único espacio: la cabina de pasajeros de un avión comercial en medio de una tormenta, donde un pasajero con un terrible miedo de volar (un John Littgow en estado de gracia) mira por la ventana y ve un horrible monstruo en el ala del artefacto, destrozando uno de los motores. La lucha de este hombre por lograr que la tripulación le crea y logre detener a tiempo a la criatura es ya todo un clásico del horror, tanto que esta adaptación se ha hecho incluso más famosa que aquella de la serie original, protagonizada en su momento por William Shatner (muchos años después los dos actores harían una gran parodia en forma de uno de los chistes más deliciosamente "geeks" de la serie 3rd rock from the Sun). No es de extrañar que este episodio sea el más conocido de la película, y el que peor rollo logra transmitir.

La nueva versión ochentera de The Twilight Zone terminó siendo una de las mejores series de su década. Soy de la opinión de que los años han pasado por ella bastante bien, y que hoy en día continúa siendo uno de los más claros referentes en cuanto a ese extraño sub-género de las "películas de antología".



(1) Por cierto que esta hermana es interpretada por la actriz Nancy Cartwright, quien durante más de dos décadas ha dado voz en Estados Unidos a Bart Simpson (cuya serie terminaría, irónicamente, parodiando este segmento). En el episodio de Dante, Nancy es devorada por un dibujo animado. ¿Profético? Ustedes dirán.

12 comentarios:

kuroi yume dijo...

Está claro que el último fragmento es (en principio) el más memorable, pero yo jamás podré quitarme de la cabeza lo mal que lo pasé de crío con el espectáculo de magia (y su conejo del sombrero) del capítulo de Joe Dante.

Es otra de las cosas que marcó mi infancia.
Y, si algún día, me da por subir al campanario de mi antigua facultad con un Winchester y empiezo a disparar a los indefensos estudiantillos y profesores, tras lo cual, evidentemente saltaré al vacío gritando "Klaatu Barada Nikto!", quiero que digan en las noticias y diarios que lo hice por culpa de una peli del Spielberg.

Cannonball dijo...

Nitghmare at 20,000 feet es un clasico con todo derecho... siempre me he preguntado si sirvio de inspiracion para Joe Dante y sus Gremlins, aunque, viendo que el tema principal es un arreglo, supongo que si

Hombre Lobo dijo...

En el capítulo original de la serie "The Twilight Zone", el monstruo de "Nightmares at 20,000 feet" era completamente distinto: parecía un Yeti. Es decir, era literalmente un hombre metido en algo que parecía un traje de gorila. Por supuesto, el diseño de la criatura en la película es mucho más efectivo, y los efectos especiales de viento, lluvia y relámpagos están mucho mejor hechos y le otorgan un dramatismo que la serie original no podía ofrecer. No es de extrañar entonces que haya sido esta versión la que se ha afincado en nuestra mente cinéfaga (hasta el punto de que la parodia que hacen en "Los Simpsons" toma como referente la película y no la serie").

Si quieres ver como era el monstruo original de "Nightmare..." sólo tienes que ver esta imagen de una línea de juguetes de la serie:

http://www.andgor.com/AA%20AndGor%20Images/zonegang.jpg


Saludos.

JohnTrent dijo...

Yo ya la revise hace un tiempo, y ya hablamos sobre ella. Por tanto, ya sabes que me parece genial esta pelicula. Como a ti, los dos ultimos segmentos me parecen los mejores, sobretodo el ultimo, todo un clasico.

Rosenrod dijo...

¡Qué casualidad que coincido completamente con Kuroi Yume! Supongo que es la mejor prueba de hasta qué punto fue una película generacional.

Recuerdo haber tenido alguna pesadilla con el capítulo de George Miller... ¡Qué bien nos lo pasábamos por entonces! (y qué barato nos salía :) )

Un saludo!

Dcine dijo...

Como dice Johntrent, hace poco que tuvimos ocasión de comentar esta producción en su blog y todos coincidimos en que es una de esas películas que todo aficionado al fantástico tenemos guardada en nuestra memoria, apartado "clásicos fantásticos de mi juventud que me marcaron".
Y coincido con todos también en que el episodio final con el monstruo tipo gremlin (todo un logro para la época) es lo mejor de esta extraña película, además de ser todo un clásico (creo que ésta era la tercera versión del mismo) que incluso, como ya se ha apuntado, sirvió para una genial parodia de los no menos geniales Simpsos .
Aunque si he de decir la verdad siempre he tenido debilidad por el episodio de Dante (cuando era peque soñaba con tener los poderes ilimitados del peligroso niño protagonista) y su ensalada de monstruos (geniales animatronics) y efectos especiales.
El episodio de John Landis es, evidentemente y por desgracia, el más flojo de todos, pero supongo que en aquellos años, y sin un ordenador que te ayudara a resolver la papeleta, seguro que tuvieron que hacer encaje de bolillos para conseguir que con lo que tenían rodado quedara una historia comprensible.
De todas formas una excelente cinta fantástica que, no sé si por la desgracia de las muertes o debido al poco éxito -que al parecer cosecho la propuesta- no tubo una, tan esperada por muchos, secuela.
Por suerte actualmente podemos disfrutar de lo que podría ser el equivalente a la mítica serie que sirvió de origen a esta película (y no me refiero a la cutre nueva versión de la misma que se realizó hace unos años), y encima por partida doble, las series de "Masters of Horror" en Estados Unidos y nuestras "Películas para no dormir", dos excelentes muestras, como aquella, del cine fantástico actual y sus autores (atentos al trailer de la segunda temporada de "Masters of Horror", que supongo que a esta alturas ya habrá visto hasta el apuntador, pero que he podido descubrir casualmente hoy en un blog muy majo cuya dirección es: http://silviuka.blogspot.com/.) y un excelente caldo de cultivo para que surjan nuevos aficionados.

Un saludo,
Barry Collins

Juzam dijo...

Genial película, especialmente la parte del niño con poderes y la del avión. Ambas crean una atmósfera opresiva total. Recuerdo haber visto la película de niño (años después de su estreno) y haberme quedado con los ojos como platos y temblando de pies a cabeza. Son escenas tomadas directamente de unas buenas pesadillas. Me encantan.

Möbius el Crononauta dijo...

El primer relato creo que siendo original no era tan malo, aunque tal vez se inspirara en "Deaths-head revisited" por ejemplo.

El segundo y el tercero nunca me gustaron, pero el cuarto desde luego sí hacía justicia al original.

Para mí, una película fallida.

Saludos

Anónimo dijo...

Hola, me llamo mondoyeye y quisiera saber si conocéis el título original de la serie que hablan cuando adivinan músicas de series en el prologo a la que se refieren como espacios exteriores.

Gracias

Juan J. Espinoza dijo...

Recientemente volví a ver el segmento de Landis, creo que por mera morbosidad por la muerte de Morrow.

Y siempre pienso lo mismo, esa tragedia acabó no sólo con la vida de Morrow y los dos niños, también lo hizo con la carrera de Landis. Observa su filmografía luego del infortunado accidente.

Hombre Lobo dijo...

Lo curioso es que en el episodio que dirigió Landis para Masters of Horror, "The Deer Woman", hay un personaje con una historia muy similar en la que no puedes evitar pensar que Landis está tocando abiertamente este tema. Te recomiendo que lo veas porque es bastante interesante.

mephisto dijo...

Hola felicitaciones este blog esta super nutrido !! me agrda mucho que tengas en cunetas los verdareros clasicos como dimencion desconocida algo que en mi ninez era obligatorio ver,gracias a esa serie me comberti en un amante de tood tipo de pelicula o tv serie de estilo paresido y de las basadas en libros de el sr stephen king!! jennifer es temenda pelicula tambien algo qu ete deja sin palabras !!!