domingo, julio 12, 2009

Reseña: La obsesión (1962)

La obsesión (1962), título con el que se conoce en España la película The Premature Burial, fue la tercera de las ocho cintas que realizara Roger Corman sobre la obra de Edgar Allan Poe (específicamente del relato El entierro prematuro) y la única de la saga que no está protagonizada por Vincent Price. Sustituyéndolo está el británico y oscarizado Ray Milland en el papel de un hombre obsesionado con la idea de ser enterrado vivo (temor que compartía el mismo Poe y que, en siglos anteriores, al parecer no era tan fuera de lo común) y que decide por ello construirse un mausoleo "a prueba de catalépticos" del que poder escapar, aunque la seguridad que tanto anhela probará no ser cosa tan sencilla.

Al igual que con las otras películas de este ciclo, esta adaptación de Corman se toma amplias libertades con el argumento del relato original, e incluso recicla sin ningún tipo de vergüenza secuencias enteras y giros argumentales no sólo de otros cuentos del autor americano, sino también de sus propias adaptaciones anteriores, La caída de la casa Usher (1960) y El péndulo de la muerte (1961), por lo que personalmente recomendaría distanciar un poco sus visionados. El uso repetido de estos elementos puede ocultarnos, sin embargo, el hecho de que estamos, con todo y sus fallos, ante una adaptación muy sólida por parte de Corman, si bien no tan extravagante como sus dos trabajos anteriores.

Se nota, por ejemplo, la ausencia de Richard Matheson en el guión, ya que, aparte de incurrir en el autoplagio, Corman intenta hacer la historia un poco más elaborada introduciendo un misterio que resulta predecible al haber pocos personajes que puedan ofrecer el perfil del culpable. De la misma forma, a pesar de que Ray Milland hace lo que puede con el personaje y logra sacar provecho a los momentos dramáticos, su interpretación carece de la intensidad maníaca que Vincent Price logra imprimir en las otras siete películas, con lo que las inevitables comparaciones no le favorecen en nada y terminan por lastrar su performántica en algunos momentos en los que el actor simplemente "no llega" a los niveles de histrionismo requeridos por una B-movie de terror.

Donde sí triunfa la película, una vez más, es en la atmósfera gótica que Corman da a la cinta partiendo de decorados muy básicos y cerrados, y un presupuesto que se nota ajustado y que devela la condición de gloriosa serie B de esta película en particular, algo que resalta los momentos auténticamente siniestros como la tremenda escena del funeral en el último acto de la película y que ha terminado por convertirse en la imagen más reconocible de esta. Sólo esta secuencia ya compensa algunas estridencias anteriores como un psicodélico momento onírico que se hace innecesario. Por desgracia el tramo final, una vez resuelto el misterio y desatado el auténtico "horror" del argumento, es demasiado apresurado y sin la fuerza de las Poe-movies anteriores y posteriores. Aún así seguimos estando ante un oscuro thriller de lo más recomendable que, si bien sabe llevar con éxito a la pantalla el pathos de Edgar Allan Poe, no deja de ser en todo lo demás una serie B bastante modesta a la que tampoco hay que tomar demasiado en serio.

Atención, por cierto, a la presencia del actor Dick Miller, habitual colaborador de Roger Corman y que aquí tiene un pequeño papel como un vulgar ladrón de tumbas.

4 comentarios:

Criss Cross dijo...

Como he dicho antes, la única película que he tenido la posibilidad de ver de esta serie de epelículas de Corman ha sido TALES OF TERROR, aunque si tengo que decir que tengo gratos recuerdos de Ray Milland en otra película de Corman, muy buena, llamada THE WITH THE X RAY EYES.

Tocara verla - Milland es buen actor, solo que no es lo mismo que Price.

Hombre Lobo dijo...

Ray Milland es un muy buen actor. Únicamente en esta película se le ve un tanto perdido, y eso que, como dices, ya había trabajado anteriormente con Roger Corman. De todas formas la película se rodó con tantas prisas que imagino no había mucho tiempo de currárselo más. Aún así, es bastante simpática y se deja de ver, aunque puede usted empezar por otras del ciclo Poe-Corman-Price, que seguro le gustarán más.

Sr. Delmónico dijo...

Pues sí me gustó, pero la verdad es que el Péndulo me gusta mucho, la verdad. Tiene una atmósfera única, hoy día la vuelvo a ver y me quedo prendado con esa gran movie. Por cierto, me gustó mucho la reseña del Péndulo, Lobo, al rato paso a compartir unos puntos de vista contigo en los comentarios de esas reseñas.

La que no he visto y no sé si ya reseñaste es "Las mujeres del pantano", en caso de no haberlo hecho, la recomiendas?

Hombre Lobo dijo...

La verdad es que no he visto "Las mujeres del pantano" (de hecho, me falta por ver gran parte de la filmografía de Roger Corman) pero pienso echarle un vistazo uno de estos días. Y sí, "El péndulo de la muerte" es también una de mis favoritas del ciclo.

Un saludo.