lunes, marzo 12, 2018

Reseña: Hostile (2017)

Historia de terror apocalíptico en el que una joven abandonada en medio del desierto debe luchar por sobrevivir al ataque de una terrible criatura antropófaga que se ha fijado en ella. Hostile (2017) forma parte de una tradición de terror muy conocida ya, una historia de estado de sitio minimalista que basa todo su argumento en  intercalar las escenas en ese futuro desolado con la historia de la propia chica y una relación amorosa antes del fin del mundo, causando un efecto curioso en el cual una historia de monstruos de carretera y desierto se mezcla con un drama romántico entre una chica problemática y un galán francés que parece empeñado en sacarla de su situación a como de lugar. 

En un principio pareciera que los dos planos narrativos no tienen nada que ver, hasta que queda bien claro que todas las escenas de flashbacks sirven para realzar ese tema de supervivencia, superación de la adversidad y confianza en la propia voluntad que parece ser el verdadero objetivo de trama. Todo muy básico y hasta cierto punto muy predecible pero que a pesar de todo está bien hecho y resulta tan inofensivo que no molesta para nada. Una cosa que me gusta mucho por ejemplo es que la cinta da explicaciones muy parcas sobre el Apocalipsis y lo que ha ocurrido en ese mundo devastado pero no hace falta; con apenas unos pequeños detalles deja todo muy claro y prefiere centrarse en la historia de una mujer luchando contra un monstruo en medio de una situación en principio imposible.

Las escenas del ataque de la criatura están muy bien rodadas, y es precisamente la carencia de medios lo que hace que la película tome la sabia decisión de mostrar al monstruo de forma progresiva sin caer en truculencias de efectos especiales que le habrían sentado muy mal. Funciona porque realmente sentimos que la protagonista está en peligro independientemente de la vulnerabilidad de su situación. Es una heroína dura pero creíble, y es una suerte que esté tan bien interpretado porque el protagonismo absoluto de la chica habría hundido la película si no fuese así. 

Hostile ha gustado mucho más de lo que esperaba y mi única crítica de verdad quizás sería que me parece demasiado sencilla para un largo, ya que la idea de la que parte, así como su estructura, parecen más propias de un cortometraje y hacen que al final la película se sienta algo diluída y redundante. Algunos sin embargo podrán pensar que cierta revelación que ocurre al final es algo que daña la historia por completo, y aunque sí es cierto que puede resultar cursi y algo ridícula, a mí en lo particular no me molestó porque entendí que no era algo literal sino más bien de carácter simbólico y otra muestra más de ese tema del que está hablando realmente. De todas maneras, eso es algo que podéis comprobar vosotros mismos. Olvidable, sí, pero simpática.