viernes, marzo 24, 2006

El que no puede dormir soy yo

Antes que nada, creo que me toca pedir disculpas por mi prolongada ausencia; ya se sabe que a veces suceden cosas en nuestra cotidianidad que usurpan el tiempo a las cosas más placenteras prácticamente a punta de pistola. Los eventos de la última semana me han hecho llegar a la conclusión de que mi condición laboral necesita un severo examen de conciencia.
Seguramente muchos habrán pensando que mi desaparición tenía que ver con el hecho indiscutible de que me lo estoy pasando muy bien con Masters of Horror, lo mejor que ha parido la civilización occidental desde la penicilina. No es así, y prometo que iré poniendo las reseñas de los 13 capítulos a medida que vayan cayendo en mis manos (de momento he colgado dos).
El visionado de esta serie también me ha puesto a pensar en su equivalente español, llevado a la realidad por los simpáticos chicos de Filmax en forma de seis películas de una hora agrupadas bajo el título 6 películas para no domir. El concepto es el mismo que en MOH: seis directores españoles de renombre (desigual, pero renombre al fin y al cabo) se encargan de seis historias de terror diferentes, imprimiendo cada uno su particular estilo. El título del proyecto, además, capitaliza el nombre y la fama de Historias para no dormir, famosa serie de la televisión española en los años 60 presentada por Narciso Ibáñez-Serrador, quien también dirige uno de los episodios.
La información sobre esta serie (que debo completamente al señor Barry Collins) puede encontrarse en la página oficial de Filmax, aunque curiosamente, sólo ofrecen un curriculum de los dos directores que tienen en su plantilla. Cosas del establishment, supongo. Pero en fin, hagamos de tripas corazón y echemos un vistazo a lo que nos ofrecen las seis películas "para no dormir", así como sus correspondientes directores. Por cierto, lamento que los seis pósters estén en inglés, pero es lo más que he podido conseguir.

Adivina quien soy es una historia de vampiros con cierto toque infantil (ya sabemos por experiencia que los niños acojonan mucho, o al menos eso es lo que nos han metido en la cabeza últimamente). Trata de una chica aficionada al género de terror que constantemente está creándose amigos imaginarios... hasta que uno de ellos parece no ser tan ficticio como ella creía. El episodio está dirigido por Enrique Urbizu, quien no es necesariamente un director de género, ya que sus dos películas más famosas, Todo por la pasta (1991) y La caja 507 (2002) no cabrían dentro de tal denominación.
Cuento de Navidad ya es otra cosa. La dirige Paco Plaza, perteneciente (como no) a la plantilla de Filmax, y que ya había realizado dos películas de género: El segundo nombre (2002) y Romasanta (2004). La primera no la he visto aún (aunque por ahí he escuchado cosas muy buenas al respecto), y aunque la segunda no me gustó mucho, al menos se nota que el estilo estético de este director puede dar mucho de qué hablar. Además, su capítulo, que trata de un grupo de niños que encuentran una mujer psicópata vestida de Santa Claus atrapada en un pozo y la van alimentando y cuidando como si de un animal se tratase, me parece bastante interesante.
La culpa roza el género de las casas embrujadas ambientado en medio de una clínica de abortos, trama que por momentos me recuerda a la fallida Hipnos (2004). La dirige el propio Narciso Ibáñez-Serrador, así que por lo menos cabría esperar algo del viejo espíritu de la serie aquí.
La habitación del hijo es sin duda el que espero con mayor ansia. Además, se comenta que será el primero de los seis episodios en ser emitido. Lo dirige, lo sabemos ya, el inigualable Alex de la Iglesia. Siendo seguidor incondicional del gordito bilbaino, pienso que será interesante ver cómo aborda por primera vez una historia en la que (aparentemente) no hay muchas claves de humor. Es necesario señalar, además, que este capítulo es en realidad un refrito de un viejo episodio de la serie original, aunque el guión está escrito por De la Iglesia y su eterno sidekick Jorge Guerricaechevarría. Además, es de todos el que cuenta con el reparto más "conocido": Leonor Watling y Sancho Gracia (quien ya antes había trabajado con el director en más de una ocasión) son figuras principales. La historia también toca el tema de las casas embrujadas y de los espectoros que giran alrededor del hijo recién nacido de una pareja. Habrá que esperar para ver que saca De la Iglesia de todo esto.
Para entrar a vivir está dirigida por Jaume Balagueró, quien ya contaba tres películas de terror para Filmax o su ya difunta filial Fantastic Factory. Su capítulo, la historia de una comunidad en las manos de una casera desquiciada en un edificio no del todo amigable, se perfila también como una de las más interesantes del conjunto. Balagueró, además, ha dirigido la que para mí fue una de las mayores sorpresas del año, así que su estilo personal es algo que definitivamente quiero ver.
Finalmente tenemos Regreso a Moira, de Mateo Gil, el guionista habitual de Alejandro Amenábar y que recientemente ha obtenido cierto reconocimiento por su película El método (2005). Su particular y fantasmagórica historia de amor es el último episodio de una serie que todos anticipamos como una de las mayores esperanzas de crecimiento para el cine de género español.
Todavía no sabemos nada acerca de la fecha de estreno de estas películas, debido a que Tele5 ha retrasado su estreno en varias ocasiones. Tal como le decía a Barry Collins una vez, espero que el renombre de sus directores haga posible una mayor proyección de este trabajo, ya que es harto conocido el desprecio que sienten estos jefes de cadenas televisivas por el cine de terror. Conociéndolos, son capaces de meternos estos capítulos de madrugada, después de una sesión especial de Salsa Rosa o algún bodrio similar.
Espero sinceramente equivocarme.