jueves, diciembre 03, 2009

Reseña: Halloween 2 (1981)

Tres años después de la original, y coincidiendo con el inicio de la auténtica explosión comercial de los slasher films, Halloween 2 (1981) fue la primera de una larga serie de secuelas, recibiendo en España el nombre de Sanguinario, uno de los peores títulos posibles. Esta vez John Carpenter no dirige, pero permanece involucrado en gran medida al escribir el guión y producir la película junto a su colaboradora de muchos años Debra Hill, otorgando la dirección a un entonces desconocido Rick Rosenthal. Aparte de cuestiones obvias en cuanto a su ambientación (comienza inmediatamente donde termina la primera parte), la película es una continuación directa de la original, y resulta bastante digna aunque claramente inferior, destinada sólo a explotar el inesperado éxito de su predecesora y la ola de cintas similares que ya se avecinaba.

Jamie Lee Curtis (con peluca) repite en el elenco, pero su personaje ya no tiene la relevancia de la primera parte. A decir verdad, Laurie Strode se pasa la mayor parte de la película en una cama de hospital y casi no tiene interacción con los otros personajes, por lo que su presencia es en realidad un mero formalismo para tener continuidad con la original de Carpenter y al mismo tiempo aprovechar la popularidad de la joven actriz en lo que a este género se refiere. Donald Pleasance también repite como Sam Loomis, y su personaje es tan exagerado que reafirma mi creencia de que el heróico psiquiatra están tan loco como el asesino. Ambos ceden el auténtico protagonismo a Michael Myers, evidente centro de la película, incluso más que en la primera entrega, y un personaje cuya tipología clásica de "hombre del saco" está más que evidenciada al hacer de él una máquina de matar que tiene muy poco de humano. Myers es aquí, de hecho, un monstruo silente que no se detiene ante nada: las balas, el fuego o los cristales no logran parar su avance, con lo que la película ya deja intuir ciertos toques sobrenaturales en los que no ahonda, ya que la idea es hacer del asesino un arquetipo, un ente vacío de toda moral o motivación.

Este acercamiento extremo y violento es quizás la mayor diferencia que tiene Halloween 2 con su antecesora. El director Rick Rosenthal afirmó en su momento que su intención era dar continuidad a la obra de Carpenter imitando en gran parte su estilo, algo que evidencia en la primera secuencia de la película, narrada desde el punto de vista de Myers de forma muy similar a como comenzaba el Halloween original. Parte de esta intención se reflejaba también, según Rosenthal, en la escasa cantidad de sangre y violencia explícita que tenía su versión, detalle este último que no fue del agrado de Carpenter, quien rodó de nuevo varias escenas para hacer más sangrienta la película; algunas de las muertes son bastante brutales, y algunas de las apariciones de Michael Myers en el hospital donde transcurre la mayor parte del argumento son memorables. La película también cuenta con una revelación sorpresa que vincula a Myers con Laurie Strode, una que no mencionaré esta vez pero que a estas alturas ya muchos deben conocer.

En general, Halloween 2 es una secuela bastante eficiente. No resulta tan memorable como la original al carecer de la sencillez y precisión de la cinta de Carpenter, que lograba una película mucho más redonda con muy pocos elementos, pero eso es algo que difícilmente se hubiera podido superar. Esta, en cambio, se conforma con ser una coda final al argumento de su antecesora e incluso tuvo el objetivo (evidente en su desenlace) de cerrar la saga definitivamente. Como ya sabemos, esto último se quedó en puras intenciones y las ansias de volver a ver Michael Myers en acción rendirían su fruto muchas veces más.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Ha muerto Paul Naschy. Le dediqué un homenaje hace algún tiempo aquí:

http://www.hotelkafka.com/blogs/david_torres/2008/06/bellas-y-bestias-paul-naschy/

Como Hombre Lobo de buena fe que eres, ¿no crees que deberías dedicarle alguna reseña al bueno de Paul, hombre-lobo donde los haya?

Anónimo dijo...

hotelkafka.com/blogs/david_torres/2008/06/bellas-y-bestias-paul-naschy/

Perdón, no sale completo.

Hombre Lobo dijo...

Hola David, no te preocupes que ya vienen. Lo que sucede es que últimamente no he podido ponerme a escribir como corresponde y estoy (de momento) tirando de reseñas ya programadas (jejeje). Saludos.

Sam_Loomis dijo...

A mí me parece la mejor secuela de la serie, aunque ésto es casi obvio. Buena historia, y claro como dices, falló en obtener la sencillez de la original pero aún así vale mucho la pena. Su intento por terminar la historia fue efectivo aunque ya sabemos que no surtió mucho efecto.

Saludos

mhtdtr dijo...

sin duda es imposible lograr la perfeccion de la original pero para mi es el mejor ejemplo de como debe hacerse una secuela sin destrozar el espiritu del original. quiza me sobren un poco las alusiones esotericas que hacen pero la pelicula es sobresaliente.

Criss Cross dijo...

Esta fue la primera HALLOWEEN que me vi en toda mi vida (O sea que cuando em vi al original, la sorpresa de Laurie y Myers ya no era tan sorpresa),pero en ralidad me gusta mucho en algunas particularidades y frente alas otras secuelas, me parece una de las mejores.

Saludos.

MonoRojo dijo...

Completamente olvidable, precindible, aburrida, desechable.
Lo vuelvo a decir una y otra vez miren H20 después de la primera y esa sí es una auténtica secuela, en mi modesta opinión, se que debe haber bastantes personas que discrepen conmigo pero eso pienso