miércoles, agosto 26, 2009

Reseña: La última casa a la izquierda (2009)

Para abrir esta reseña de La última casa a la izquierda (2009) se hace necesario remitirnos una vez más a la cinta original de Wes Craven de 1972. En aquella ocasión intenté explicar por qué me parecía que esta era, en el fondo, una película bastante pobre que para colmo había envejecido muy mal. Dicha opinión la mantengo hoy en día, y creo que las razones por las cuales la película ha sido tan idealizada se deben menos a una cuestión de contenido y más de estética; la cinta de Craven es un desastre a todo nivel (guión terrible lleno de situaciones aletatorias, dirección confusa sin un menor sentido de ritmo o estética, toques de humor muy mal integrados, actuaciones al nivel del cine porno, etc) y es precisamente esa condición tan desmedidamente amateur lo que convierte su propuesta en una transgresión formal que apela al sentimiento de rebeldía generacional de su particular momento histórico, haciendo que la película sea idolatrada por muchos de una forma excesiva. Si bien con el tiempo ha conseguido trabajos mucho mejores, para 1972 Wes Craven no era todavía un cineasta, sino un renegado universitario que experimentaba con un arte del que no por lo visto no tenía mucha idea (a diferencia de, por ejemplo, un Sam Raimi, quien aún en su debut muestra su talento e ideas como director).

Pero estamos en el 2009, y trataremos de centrarnos en la nueva versión. Detrás de la producción se encuentra el propio Wes Craven, quien vio oportuno el momento de rehacer su obra envalentonado por la buena acogida de Las colinas tienen ojos (2006). El proceso de creación de esta película fue largo y azaroso, con casi cien nombres barajados para el director hasta decidirse por Dennis Iliadis. Algo que no sabía es que esta nueva versión de La última casa a la izquierda estaba originalmente planeada para el mercado de directo-a-DVD, y que fue únicamente tras ver el resultado final que se decidió darle una oportunidad en salas de cine. Esto no debería extrañarnos, ya que si bien es verdad que no estamos ante una película perfecta (ni siquiera llegaría a considerarla buena del todo) tiene algunos puntos destacables y representa a todas luces un remake bastante eficiente que logra enmendar un poco al original, aunque por desgracia pasa desapercibida en medio del aluvión de películas similares de los últimos años. Del resto, sigue prácticamente el mismo argumento de la versión original (un grupo de psicópatas viola y asesina a un par de chicas en un bosque para luego alojarse por casualidad en casa de los padres de una de ellas, quienes desatan su justa y cruel venganza) con pocos pero sustanciales cambios, la mayoría de ellos para bien.

Los detractores de esta nueva versión a menudo argumentan que la escena de violación y asesinato de las jóvenes (pieza central en la película original) ha perdido fuerza en este remake. Personalmente estoy en desacuerdo con esta afirmación por dos motivos: el primero es que hoy en día dudo mucho que alguien pueda sentirse impactado por lo que muestra la película de Craven (leemos las palabras "violación" y "asesinato" e inmediatamente nos afectan, pero hay que pararse a ver lo que realmente consigue Wes con su ejecución, que es más bien poco), y en segundo lugar, en esta ocasión el auténtico centro de la cinta no es dicha secuencia (que efectivamente se ve reducida en cuanto a metraje) sino la venganza de los padres, que es cien veces más brutal y terrible en esta nueva versión. El otro gran cambio, y aquí viene un spoiler de los gordos aunque muy probablemente cualquiera que lea este reseña ya habrá visto la película, es que, a diferencia de lo que ocurría en la cinta de Craven, en esta ocasión Mari sobrevive al brutal ataque de sus captores. Dicho giro argumental, que también ha sido bastante criticado por algunos, es sin embargo un gran acierto a nivel dramático ya que hace mucho más creíble la acción de venganza por parte de los padres (recordemos que uno de los momentos más sonrojantes de la original era cuando los padres de Mari descubrían por casualidad y porque sí su cadáver junto al lago).

A decir verdad, la credibilidad de lo que sucede es mucho mayor en esta versión que en el original de Wes Craven, principalmente porque el guión es a todas luces muy superior, con un desarrollo mucho más natural y con ciertos giros narrativos que hacen, por ejemplo, mucho más creíble el hecho de que los padres permitan a los agresores pasar la noche en su casa (a diferencia de la original donde esto ocurría casi porque le salía de los cojones al guionista). Las reacciones de los personajes también son mucho más razonables (a excepción de ese absurdo momento de silencio dramático tras la violación), y aunque los villanos todavía son retratados como unos psicópatas, al menos no son tan condenadamente tontos y caricaturescos como en la película original, lo que los hace en mi opinión mucho más amenazantes. También ayuda mucho que esta nueva película haya cortado de raíz la absurda subtrama de los ineptos policías paletos, un agregado cómico de la cinta original que literalmente te sacaba de la película y no producía más que pena ajena.

Tal solemnidad y crueldad es, sin embargo, la norma en el cine de terror actual, por lo que a pesar de todos sus aciertos, La última casa a la izquierda redux no pasa de ser un thriller medianamente eficaz que destaca principalmente comparándolo con el original de Craven. Aparte del hecho de no ofrecer nada nuevo al género, lo único que realmente puedo criticarle es la infame escena final de la película, un breve epílogo innecesario, absurdo y bobalicón que resulta imposible tomar en serio. Os juro que de no haber tenido esa última escena (que por desgracia es lo que el público recordará tras terminar de verla) esta película hubiese tenido un puntaje mayor y habría pasado los tribunales de esta bitácora como uno de esos remakes buenos. De momento se queda sólo en eficiente, pero al menos mucho más disfrutable que el original.

14 comentarios:

Mad Max dijo...

Buenas!!! A mí me gustó bastante por no decir mucho, esta película. Por desgracia, no recuerdo suficientemente la original de Wes Craven, lo mismo me pasó con “Las colinas tienen ojos” (otro ‘remake’ al que tengo en buena consideración y no tanto la secuela que ofrecieron) para poder comparar con este remake. Es lo que tiene ver películas durante la adolescencia y luego no ‘rescatarlas’ recientemente.
Partiendo de esta base de tener solamente imágenes de la original, me pareció una película compacta sin situaciones de guión muy ‘forzadas’ que den una coherencia al argumento. Si bien, podría pensar que realmente alguna cosa similar podría haber ocurrido en la realidad de la norteamerica profunda. Así que para mí ocupa un gran lugar en mis ‘favoritas’, junto a la otra mencionada.
Y creo que por un epílogo final discutible, bajo mi punto de vista, no hay que denostar tanto en tu puntuación final a dicha película.
Para mí muy recomendable si te gusta este tipo de películas.
(A ver qué hacen con el ‘remake’ de Freddy Krueger).

Max

Hombre Lobo dijo...

Bueno, tampoco es que hubiese tenido una puntuación mucho más alta. Me parece que es una película que está bien (ciertamente mucho mejor que la original) y poco más, teniendo en cuenta que es bastante redundante en cuanto a lo que se estrena de unos años para acá.

Y el epílogo, bueno, es tan nefasto que sólo se me ocurre que pueda deberse a alguna imposición por parte del estudio o alguna "audiencia de prueba". De verdad era innecesario y parece salido de una película completamente distinta. Con decirte que en el cine donde la vi aquí en Berlín toda la sala estalló en carcajadas. Que esa sea la última imagen que te quede de una película es muy triste.

Un gran saludo, maese Mad Max. Nos vemos.

Samantha dijo...

No puedo opinar porque todavía no la he visto, pero unos amigos me han dicho que no entienden el final, así que me pica un montón la curiosidad!! Cuando la vea, volveré a leer tu opinión a ver si estamos de acuerdo. Un saludo!

Ñete dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en los tres puntos:

1. La original de Craven es un subproducto infecto cuya defensa a ultranza por cierto sector del publico cinefilo no podre compartir ni entender jamas (aunque, por supuesto, lo respeto)
2. Este es un mas que aceptable Thriller al que el original ha impulsado sobremanera consigiendole, quizas, mejores criticas de las que merece. Que duda cabe que ,en la comparacion, parece mucho mas de le que es.
3. Haciendo uso de mi derecho a copia privada me la he grabado (señal de que me ha gustado) y me he permitido cortar la escena final (ventajas de la era digital). Es cierto que recuerdo pocos finales tan estupidos y sin sentido como el de esta película.

Sr. Delmónico dijo...

Vaya Hombre Lobo, definitivamente odias La última casa a la izquierda, como que no le perdonas a Wes Craven haber filmado semejante película (aunque no se le perdonan haber filmado otras tantas)... aprovechas cualquier asomo de parecido a una cinta para reventarla, jajaja, pero bueno confieso que estoy de acuerdo contigo, es mala y tampoco entiendo la sobrevaloración. En fin, a lo que me atañe:

Pues no hay mucho que decir, es, en comparación a la original, infinitamente superior, y sí, eso del final es como una patada a las bolas para cualquiera que no esperaría tal ñoñes.

¿Habrá pensado Craven al ver esta que la suya es una película pretenciosa? ¿o de plano vivirá entre nubes al saber que muchos, inexplicablemente, alaban SU película?

Saludos.

Hombre Lobo dijo...

Jair, he borrado tu comentario para evitar el spoiler (se te había olvidado avisarlo). En todo caso, sí, es a esa escena a lo que nos referimos. Lamentable. La gente en el cine cuando la vi se partió de risa.

Criss Cross dijo...

Bueno, sabes que defiendo al cinta de Craven ... aunque esta vez este remake todavia no lo he podido ver (Aunque le tengo fe), vamos a ver.

Pero te recuerdo, que en la original (Y en el corte nuevo que puede verse por part de MGM en zona 1), Mari si sobrevive hasta llegar a la casa (Es decir mientras ellos la encuentran y la resguardan en la casa los padres la connocen viva y cononcen los detalles deu infortunio), cosa que seguramente este remake habra pulido mucho mas a profunidad.

Saludos.

Hombre Lobo dijo...

Criss Cross: ten por seguro que aquí se puede defender lo que sea. No faltaba más.

No recordaba que estuviera levemente con vida aún. Pero aún así, el hecho de que la encuentren en el lago es risible porque de repente están allí por pura casualidad. En esta nueva versión todo (y no sólo esa escena, a decir verdad) es bastante más creíble.

Saludos!

Anónimo dijo...

..

Anónimo dijo...

Le falta la socarronería de la original. Mucha sombra y artificiosa oscuridad rodeada de musgos húmedos, cuando la original temblaba casi por la macabra luz que emanaba, ese sol de los setenta,y su anaranjado añejo ay!, no habrá otro... Sería por la música de aquella (memorable hastasuputamadre), no sé, o esos padres haciendo el pastel de cumple para la hija en un contraste de inocencia-ingenuidad-vidamegaguay/devenir
de una tormenta realmente hija de PUTA. La madre termina mordiendo rabo y el padre sacando a pasear su alter ego Cara de cuero en un final casi deliroso. Y todo empapado por ese color que solo podía ser de la época, y yo tan anclado en mi gusto anacrónico, será. Aquí la tía es una campeonísima de la natación y se moja bien toda ella, pero falta un : "Méate en los pantalones". Eso si es mojarse bien, joder, o un : "Quiero que vuelvas la pistola hacia tí, aprietes el puto gatillo y te revientes los sesos!". Y va el cabrón y lo hace. SUBLIME.
Viendo críticas por ahí, dicen que si te gusta más la original puede que seas como un molusco cinéfilo . Bueno, lo soy y me encanta. Soy lo primero y lo segundo lo estoy experimentando aún.
Yo seguiré saboreando la bilis casi ingenua de la añeja y ese mini apocalipsis mundano en la época post-hippie. Ésta última se las dejo para que las nuevas hordas de "prepubers" aumenten su regocijo por lo gratuito y la hemoglobina junto con pelis de "culto" moderno como SAW y especímenes parejos.
En definitiva, un remake no de las más infames que he visto, pero que gana un puesto en esa lista hastía de remakes que me dan por culo solo cuando oigo que piensan estrenarla. Prejuzgo y lo hago aún más cuando lo cato, en realidad me encanta tal regocijo, qué carajo!.
Un remake para nuestra época, oscura y fría como la indiferencia misma, con pretensiones de brutalidad más extrema ...pero sin polis paletos (oh, que serían algunas pelis sin ellos, más soportables? Já), en pos de unos PADRES que sí lo son.
Y de acuerdo con ese gratuito y penoso Final.
No más.

Black Queen dijo...

La verdad es que yo no he visto la peli original, pero temo que todo el mundo la prefiere a ésta sólo porque era "cutre" y están enfados con los efectos especiales del Hollywood actual.

Anónimo dijo...

Sí!. Me gustan más las versiones "cutres" y estoy REALMENTE enfadado con los efectos especiales del Hollywood actual!!.
Já.
De todas formas eso de que "todo el mundo" prefiere la antigua, creo que es un juicio precipitado...

Almas Oscuras dijo...

Yo soy de lo que idolatra (supuestamente en exceso) el original de Craven. En realidad este remake no me pareció de los peores que se han hecho en los últimos tiempos (aunque sigo considerándolo inncesario... cómo tantos otros).
Su principal defecto es que en ningún momento logra transmitir la sensación de pesadilla sórdida, salvaje, sucia y realista que sí nos regaló el original de Craven.
Este remake es una película de terror diligente, acorde con los cánones estéticos actuales, pero mucho menos transgresora y memorable que el original en que se basa.
Sigo teniendo clavada en mi cabeza La Última Casa original, mientras que este remake ya lo he olvidado.

saludos

Anónimo dijo...

Aunque posteo anonimo porque no tengo cuenta google ni nada, difiero por completo de esta crítica, ya que la original me parece un peliculón como un templo, para empezar toda la venganza de los padres en este remake es de vergüenza ajena, y la violación sobra. Si la original tenía mucha mas violencia que esta y sin necesidad de ser tan obvio.
Por lo demas decir que me encanta el blog.

Sigue así!