martes, agosto 18, 2009

Reseña: Pitch Black (2000)

Y ya para rematar nuestro particular homenaje a la saga de Alien, la tercera película a comentar es, como no, Pitch Black (2000). La escogencia de esta cinta no podía ser más adecuada, entre otras cosas porque en su momento fue publicitada como la heredera del Aliens (1986) de James Cameron, algo que muchos consideran un grave error ya que si bien la trama guarda algunos parecidos superficiales con típicas historias sci-fi de alienígenas hostiles (nave que se estrella en planeta desconocido y supervivientes acosados por las criaturas locales), los monstruos no son el verdadero centro de la trama, e incluso estos tardan un buen tiempo en aparecer y nunca nos son mostrados con detalle.

Lo que sí es sin duda el centro de la historia es la presencia de Riddick, el misterioso asesino que viaja como prisionero en la nave y cuyo accidente le pondrá en libertad para convertirse en una amenaza más para la indefensa tripulación. Hoy en día ya no hay mucho misterio alrededor de este personaje, pero en aquel entonces la película lo presentaba como un auténtico villano o al menos un antihéroe del que esperabas lo peor. La capacidad casi sobrenatural de Riddick para ver en la oscuridad le hace el contrincante perfecto para las criaturas que habitan el planeta, cosa que en la película otorga un conflicto interesante según el cual la tripulación se ve obligada a depender precisamente de aquel en quien menos deberían confiar. Este personaje es interpretado por Vin Diesel en lo que fue básicamente un vehículo de lucimiento, ya que para ese entonces el estudio tenía un gran interés en lanzar a este actor como el heredero de los grandes héroes de acción de los ochenta y noventa. La verdad es que, viendo la película hoy en día, resulta fácil ver por qué Vin Diesel se convirtió en una estrella: en Pitch Black hace un trabajo muy sobresaliente, hasta tal punto que, honestamente, no logro imaginarme a otro actor haciendo su papel. Vin Diesel logra el balance entre la bravura necesaria en las escenas de acción y el carisma indispensable para convertirse en el héroe de la historia. Esto me refuerza en mi creencia de que el marketing de la película no fue el más correcto, ya que Riddick comienza en verdad como un villano y al final el público termina poniéndose de su parte, en un arco argumental muy interesante que se destruyó con una publicidad que intentaba venderlo desde el principio como el héroe.

El padre de esta criatura, por cierto, es David Twohy, un director muy interesante que por desgracia siempre ha pasado por debajo del radar. Pitch Black es probablemente hoy en día su película más famosa, aunque desde aquí recomendamos el acercamiento a una de sus cintas más interesantes: The Arrival (1996), thriller de conspiraciones mundiales mezclado con alienígenas que demuestra el buen hacer de un director que, casi invariablemente, se ha mantenido fiel a sus orígenes de ciencia-ficción. Y es que si bien el esquema es el de la clásica película de terror con monstruos, Pitch Black hace algo digno de las grandes obras sci-fi al dejar intuir, con muy pocos rasgos, una mitología y un universo que posteriormente se ha explorado en "continuaciones" como Las crónicas de Riddick (2004) y Dark Fury (2004), otorgando a la obra de David Twohy un tono ambicioso con aspiraciones de Space Opera. No resulta casual en este sentido la presencia de la actriz Claudia Black, que para ese entonces era una de las protagonistas de la serie de ciencia-ficción Farscape, con la que las películas de Riddick tienen más de un punto en común en cuanto a estilo y alcance.

Los monstruos, asimismo, son increíbles. A pesar de estar realizados con tecnología informática, la general oscuridad de la película ayuda a ocultar efectivamente cualquier carencia de efectos especiales, y si bien tardan mucho en aparecer, la anticipación del peligro está latente desde el principio. Con unas criaturas intimidantes, unas actuaciones notables y una atmósfera de maravilla afianzada por una gran fotografía extraterrestre, Pitch Black es un muy buen homenaje a las películas de monstruos y una que podemos recuperar para el futuro, mucho más interesante y efectiva sin duda que otras producciones más rimbombantes y espectaculares. Recomendable a más no poder.

12 comentarios:

EKI dijo...

A mi me encantó cuando la ví en el cine y me ha vuelto a encantar siempre que la he visto en la tele, y por descontado que salté de alegría cuando anunciaron Las Crónicas de Riddick.

A parte de todo lo que comentas, a mi me impresionaron bastante en su momento los planos en los que mostraban los varios soles de ese planeta.

Capitán Spaulding dijo...

Esperaba esta reseña desde que te pusiste con el homenaje a Alien. Y grata sorpresa me he llevado al ver que no soy el único que ve Pitch Black como una gran película. Ciertamente, Vin Diesel se antoja perfecto para el papel de Riddick, y de hecho ha demostrado ser buen actor en "Declárame Culpable", aquella de un tal S. Lumet que en España se estrenó directamente en DVD -porque asín de listos somos: el de "Fas an de Fiurius" sin pegarle a nadie? eso no mola, nen-.
Enhorabuena por esta reseña así como por el homenaje dedicado a la única gran película de verdad de R. Scott.
Saludos!

EKI dijo...

Find me guilty la vi en el OnDemand y me gustó bastante. El problema no es solo que no le pegara a nadie, sino que costaba un poco verle con esos pelos que llevaba :P

Ruinas Humanas dijo...

Esta película me sorprendió pues me esperaba bastante menos dada la poquísima repercusión que tuvo, pero claro, esto no hizo más que confirmar que una cosa no suele ir detrás de la otra...

De todos modos tampoco la considero como un gran ejemplo de obra de ciencia ficción espacial.

El plano de los soles es algo que a mi también se me quedó grabado.

Sam_Loomis dijo...

Una película que en lo personal no tuve la oportunidad de rescatar hasta que Vin Diesel ganó su fama con "The Fast and the Furious" y al ver "Pitch Black" descubrí una joyita de ciencia ficción bastante bien actuada y con una historia muy bien entramada. Un clásico de culto sin duda alguna.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Muy grande esta peli si señor, lástima que luego hicieran ese engendro que son "Las crónicas de Riddick" en el que el personaje se convierte directamente en un superhéroe de videojuego sin ninguna profundidad, mola tu blog, sobre todo el nombre, muy sugerente, saludos.

Sir Laguna dijo...

COMO PUEDES ESCRIBIR SOBRE ESTA PELICULA SIN MENCIONAR A MI AMADA RADHA MITCHELL!!

jab dijo...

La mejor de las tres pelis influenciadas por Alien. La foto de los ojos de Claudia Black me habia despistado, pues pensé que se trataba de Demi Moore. Una pelicula muy, muy entretenida y con unos monstruos que, a dia de hoy, no tienen todavia una apariencia física reconocible. Lo cual es un acierto.


PD Capitan Spaulding, indignadisimo me ha dejado con el feo que le ha hecho a "Blade Runner". A pesar del inmenso cariño que le tengo a "Alien", tengo que decir que no hay color. Vamos, de aquí a Lima.

Anónimo dijo...

Es una buena pelicula, de veras me encanto, esta bien lograda, les doy un dato que lei por ahi, para la peli spiderman 3 se barajo el nombre de Diesel para que interprete a Ediie Brock (Venom), hubiera sido un acierto pues Topher Grace no dio la talla para interpreta a este personaje (su actuacion fue patetica)

Sr. Delmónico dijo...

Changos, pues creo que estas reseñas han sido diametralmente opuestas a mi punto de vista... e insistes en ponerle 4?

Ni hablar, en gustos se rompen géneros, pero, Don Lobo, hay veces en que por más que nos guste una película hay que ver lo que realmente vale, que para mí es un 2. Cosas de gustos.

Saludos.

Srta.Marta dijo...

peliculón... no me canso de verla.

Anónimo dijo...

"Dicen que casi todo el cerebro deja de funcionar durante la hibernacion. Todo menos el lado primitivo. El lado animal. Ahora se porqué sigo despierto..."

Sencillamente magistral.