jueves, agosto 03, 2006

Reseña: Silent Hill (2006)

Las expectativas estaban por los suelos cuando entré a ver Silent Hill (2006). ¿Y quién puede culparme, dado el negro panorama que por lo general pintan las adaptaciones de videojuegos? Si algo nos han enseñado es que el lenguaje cinematográfico y el videolúdico son muy difíciles de unir, quizás porque nunca debieron unirse en primer lugar.

Sin embargo, muchos videojuegos han decidido, en los últimos años, mezclar las dosis de entretenimiento con pretensiones narrativas que ya quisieran para sí muchos de los mayores exponentes del llamado "séptimo arte". El avance exponencial de la tecnología ha permitido, además, que algunos juegos compitan directamente con el cine en lo que se refiere a la creación de atmósferas, personajes e historias realmente ambiciosas, convirtiendo así el juego en una auténtica forma narrativa de carácter interactivo. Ejemplo de esto es precisamente la saga de Silent Hill, el juego de Konami que vio la luz en la Playstation hace ya siete años. Hace cinco precisamente fue que comenzó la titánica labor por llevarlo a la gran pantalla, y el retraso se debió, principalmente, a que la propia compañía Konami se vio metida en el proyecto, que finalmente recayó sobre las manos del director francés Christophe Gans, confeso fan de la saga. Gans deseaba de todo corazón hacer una película de Silent Hill que, según él, capturara la esencia del juego. Yo desconozco la saga, así que por desgracia, el debate de si la película le hace justicia o no es algo que tendré que pasar por alto.

Lo cierto es que Silent Hill es toda una sorpresa. Los primeros minutos ciertamente no son buenos, incluso diría atropellados, ya que Gans parece tener mucha prisa en despachar la introducción lo más rápido posible y llevar a sus protagonistas al lugar que da título a la historia. Y de hecho, es así: sin dar muchas explicaciones, Rose lleva a su hija adoptiva Sharon a Silent Hill, un pueblo fantasma de los parajes de West Virginia, en la esperanza de que allí pueda recibir una explicación en cuanto al origen de las extrañas pesadillas de su hija, así como de sus ataques de sonambulismo en los que se repite incesantemente el nombre de este pueblo. Una vez allí, un accidente de coche propicia la desaparición de la niña, y Rose tiene que buscarla en el pueblo para arrebatársela a las fuerzas oscuras que anidan entre las ruinas desde hace décadas.

La historia aquí es lo de menos. Lo que Silent Hill favorece por encima de todo es la atmósfera. Desde la llegada de Rose al pueblo, el desolador panorama de unas calles desiertas y sumergidas en una espesa niebla, en medio de una lluvia eterna de cenizas es simplemente una de las muchas imágenes espectaculares con la que nos encontramos una y otra vez. La historia, además, se narra como una aventura en la cual Rose va descubriendo nuevos parajes en medio de aquel mundo devastado que es el pueblo, en medio del cual encuentra fenómenos y criaturas de aspecto inverosímil, que parecen salidas de los sueños húmedos de Clive Barker. Ese deleite visual es sin duda alguna el mayor atractivo de la película, algo que (para mí) compensa casi todas sus otras carencias, incluyendo la de un prescindible Sean Bean que repite (pero de manera muy evidente) exactamente el mismo personaje que hacía en The Dark (2005) (1). El hecho de que las criaturas y los escenarios sean tan impresionantes es algo que me soprende considerando que han sido elaborados casi completamente con medios digitales, eso sí, impecables, incluyendo una de las mejores muertes que he visto últimamente en el cine. Quizás para el cerebro la cinta no tenga mucho que ofrecer, pero no hay duda de que los ojos se lo van a pasar muy bien.

¿Defectos? Los tiene, y muchos. Quizás el más grande sea su apresurado inicio y su debilidad en cuanto al argumento, pero sólo por su enorme capacidad visual, y por el fantástico despliegue de ese enorme mundo fantástico donde todo es desquiciado, alucinante y enfermizo, se merece mi consideración. Probablemente sea, asimismo, la mejor película basada en un videojuego que se ha hecho hasta ahora. Ya sé de sobra que eso no es decir mucho, pero aquí se aprecia que detrás de este proyecto ha habido algo de lo que las demás carecían: pasión. Eso y un sentido de la maravilla envidiable, acompañado de una imaginería que es a la vez horrible y deliciosamente fetichista. Todo esto es, para mí, suficiente como para que alce la cabeza por encima de todas las demás adaptaciones videojugueriles y se convierta, desde ya, en una agradable sorpresa.



(1) A decir verdad, no es esta la única semejanza entre ambas películas, pero ese es un detalle en el que no creo necesario ahondar.

13 comentarios:

Cannonball dijo...

Sin haber visto aun la pelicula (a ver si este finde cae) lo cierto es que el videojuego (al menos la primera entrega) es, simplemente, sublime... por eso, me temo lo peor, que al final todos los hallazgos del mismo se hayan quedado en el plano estetico, cuando la historia daba para bastante.

Tu reseña no hace mas que confirmar ese temor...

Eki dijo...

Creo que el 'atropello' inicial se debe basicamente a que el juego tambien empieza muy apresuradamente en este sentido. Un coche, una ninya, un accidente, y la ninya no esta. Llegas a Silent Hill y te pones a tembl... a jugar. No se si todavia la echaran en los cines en estas lares, pero por lo que dices se confirma mi sospecha de que es una pelicula que en pantalla grande debe ser mucho mejor que en pantalla pequenya, aunque igual si se ve en una habiatcion oscura a solas... ya vere...

Lino dijo...

Bueno, esta pelicula me decepciono muchisimo. A lo mejor porque soy demasiado fanatico al juego, pero de todas formas me parecio un decepcion, como adaptacion y como pelicula.

(spoilers)
La primera parte de la pelicula me encanto. Capturaron la esencia del juego bastante bien. Los momentos con Pyramid Head fueron increibles, pero despues cuando empieza el "witch hunt" es cuando todo esa atmosfera se fue perdiendo a favor de algo mas "HollyWood".

Todo ese gentio en la iglesia bajo mucho la sensacion de soledad, algo clave en el mundo de Silent Hill. Y me molesto MUCHISIMO cuando revelaban de donde venia la sirena. Esa sirena es unos de los sonidos mas cagantes de ese mundo, y parte de eso es porque no sabemos de donde viene. Cuando mostraron de donde venia, se arruino ese elemento. Esos detallitos pasaban mucho por la pelicula, que yo, como fanatico del juego, me molestaron muchisimo.

Ah, Tambien el personaje de Sean Bean es totalmente inutil, los productores solo lo agregaron porque se quejaban que no habia ningun personaje masculino.

kuroi yume dijo...

Sin tener en cuenta esas carencias que mencionas, yo creo que el mayor defecto de la película es que han intentado llegar a demasiado público. Hacerla demasiado accesible (de ahí las explicaciones de las que se lamenta lino). Y más teniendo en cuenta que el juego es (como buena historia japonesa) terríblemente críptico y kafkiano.

En el juego tú has de interpretar lo que sucede, y lo puedes hacer de forma más o menos certera, pero siempre será tú historia. La película peca de demasiadas voces en off, demasiada explicación, demasiado fácil... (y eso que es una de las películas más abiertas a la interpretación que he visto últimamente).

Volvemos a la eterna polémica de qué hubiera pasado si en vez de para público yankie se hubiera rodado en oriente...

Dcine dijo...

Pues yo la vi antes de ayer y, aunque no soy fan del juego, si que lo he jugado en varias ocasiones (de hecho el otro día me compré un pack en el que han agrupado 4 juegos) y lo que puedo decir es que de principio la película consigue transmitir perfectamente la atmósfera de los videojuegos. De hecho si por algo brilla la película es precisamente por eso, por su empaque visual y por la labor de su director Cristopher Gans que realiza aquí su mejor film.
Por desgracia toda esa potencia visual de la que la película hace gala no se ve acompañada en el apartado narrativo donde la película fracasa estrepitosamente. Es verdad que es la mejor adaptación de un videojuego que se ha realizado hasta la fecha (algo que, como muy bien dices, hombre lobo, no es decir mucho) pero por desgracia el guión resulta a todas luces confuso y, en ciertos momentos, demasiado discursivo, dando como resultado una película con bastantes altibajos y algún que otro punto muerto. Escenas de evidente fuerza (tanto visual como narrativa) como la primera llegada de la oscuridad y sus criaturas o la aparición del cabeza-pirámide y su super cuchillo se suceden con otras escenas que aportan poco o nada al discurrir de la trama y que perfectamente hubieran podido ser eliminadas de la película. Mención a parte tiene la inclusión de personajes como el interpretado por Sean Bean, que no aporta nada al devenir de la historia, y más bien sobra, o personajes como el de la policía que, aunque tiene más peso en la película, aparece excesivamente desdibujado.
Quizás lo peor que se puede decir de ésta, de todas formas interesante película, es que su afán por intentar contentar a todo tipo de públicos la ha convertido en una película mucho peor de lo que podría haber sido si se hubiera centrado en intentar contar una historia más al estilo del videojuego, donde no todo (más bien casi nada) queda explicado y su único interés es crear una historia de puro terror a través de una elaborada atmósfera terrorífica.
Supongo que tendremos que esperar a una próxima ocasión para ver, por fin, la definitiva traslación de un videojuego al cine.

Un saludo,
Barry Collins

Angel Negro dijo...

¡¡Esta si que quiero verla!!, aunque sea por las laaaargaaaaassss horas nocturnas que me he pasado con el videojuego y buscando en la red, pistas para ver ¿donde esta la dichosa niña?.
Veremos....como ha salido la version, miedo me da...¡o igual me sorprende!

Eduardo dijo...

Yo jugue al Silent Hill hace varios años y puedo decir que estoy decepcionado con la pelicula, aunque, es por ahora la que supera a los demas videojuegos que pasan a cine.
¿Por que? La escena cuando Cybill y la protagonista se encuentran en la oscuridad, la del baño, las enfermeras ciegas que son afectadas por la luz, fue una atmosfera espectacular.
El resto, la historia deberia ser mas simple, y no tan rebuscada, que la hija fue una bruja.
Demasiado retocado y discursivo... en fin, pienso que los orientales deberian dirigir este tipo de peliculas y no los yanquis.

Anónimo dijo...

Silent Hill esta bien culera ¡No le hagan a la mamada! Pero vayamos por partes. Respecto al cine de terror, salvo muy honrosas excepciones (Psicosis de Alfred Hitchcock , El Exorcista de William Friedkin, El resplandor de Stanley Kubrick) la mayoría de este tipo de films se hacen para públicos muy complacientes (por lo general: gordos metaleros adolecentes con barros y problemas de autoestima). Estos pobres individuos, dentro de su miseria intelectual e irremediable vació cultural, son incapaces de discernir entre sus habituales diarreas verbales o escritas y un juicio de valor verdadero.
¿Por qué digo esto? Por que no se nutren de otra cosa que no sea cine de segunda y literatura de retrete (Y en esto estoy siendo benevolente ya que dudo mucho que siquiera se acerquen a un libro decente). Son impresionables y buscan mas el espectáculo que una buena trama bien armada y sobre todo creíble (Si, aunque sea de terror). Se acostumbran tanto a este tipo de dieta fast food sin contenido nutritivo que cuando les ponen un pavo, le hacen el feo y prefieren su bolsa de palomitas aunque estas no les deje nada de sustancia.
Tan es así, que su primer “argumento” para defender el bodrio de Christopher Gans es decir que se necesita jugar primero los videojuegos para entenderle. ¡Vaya chingadera! Es como decir que para valorar en su justa medida la masterpiece de El Padrino hay que chutarnos previamente la novela de Mario Puzo, ósea ¡No jodan! Es un intento de idea tan imbecil que sin querer les están dando a los críticos el martillo con el cual colocarle el ultimo clavo al ataúd de la mierda esa. Por que si así les pareció horrenda cuando jueguen los videojuegos ahora si la van a odiar en verdad. Y ojo, no por que sean malos, al contrario, los dos primeros juegos son unas joyas (el 3 y el 4 son precisamente para obesos con problemas de acne y pretensiones de intelectualidad), sino por que ahí se darán cuenta de que se trataba de una gran trama con un potencial para hacer historia en el cine en general (no solo en el terror) y al final todo se fue por la borda.
Y aquí si en lo que voy a decir me hinco ante el videojuego: es una obra inteligente de principio a fin como pocas veces se ha visto en algún otro lado, con decenas de lecturas, filosóficas, psicológicas, teológicas, etcétera y que trasciende la limitante etiqueta “juego para chamacos”.
Es increíble la propuesta de un mundo conciente (la niebla) y uno subconsciente (la pesadilla) que toman forma según los miedos e infiernos personales de las personas involucradas (En el juego 1 Alessa, Harry Mason y en el juego 2 James Sunderland) ¿O sabian ustedes fans de Silent Hill que los monstruos y muchas otras cosas tienen un fundamento hasta en sus grotescas formas? Por ejemplo, las sillas de ruedas y camas de hospital representan la aversión de Alessa a los hospitales, médicos y enfermeras. En el juego 2 Piramyd head es una representación falica de la libido reprimida del protagonista y también el deseo de este ultimo de castigo por el crimen de haberle practicado una eutanasia a su esposa sin su consentimiento (obviamente también va implícito el sentimiento de culpa en la omnipresencia de Piramyd head por todo el juego). En esa misma entrega aparece un personaje femenino llamado Angela, que es atormentado por un tipo de monstruo que recrea los momentos en los cuales su padre la violaba con el ruido del televisor sin señal de fondo. Silent Hill trasciende la creencia común de un lugar infernal para todos por algo más moldeable: la oscuridad tomara forma según los pecados que lleves dentro.
Podría seguir explayándome en más detalles interesante, pero no solo no me alcanzaría todo un lugar en Internet, sino que ni siquiera tendría caso por que el imbecil guionista de la película se paso por el arco del triunfo todas estas interpretaciones e hizo un revoltura sin pies ni cabeza (y para mas coraje, sin justificación veraz) dejando una verdadera e irrespetuosa vomitada tanto para los fans conocedores (los verdaderos, los que analizan, no los que tienen el mismo espíritu critico de un macaco) como para los mismos creadores.
Básicamente la premisa es esta: los señores que idearon y escribieron esta historia son personas estudiadas, leídas y pensantes que buscaron más hacer algo vanguardista que el pinche bodrio comercial que salio a las pantallas de cine. Los dos primeros videojuegos son obras adultas que le dan en la madre a muchas peliculillas de terror, es por eso que son tan especiales ¡Que un videojuego le gane a una película con presupuesto de millones de dólares no se ve todos los días!
Y ahí es donde más nos encabronamos ¿Dónde carajo vemos la profundidad de lo que jugamos en la hece fecal del señor Gans? ¡Y no me salgan con que eso nunca se va a lograr por que juro que los encuentro y les rompo el hocico! El cine da para eso y mas y hay muchísimos ejemplos de adaptaciones de novelas al celuloide que no solo les han hecho justicia al autor y sus personajes, sino que también en muchos puntos superaron la obra original (Que no se pueda hacer una adaptación plausible de un videojuego ¡No inventen!)
Por ende no puede ser posible, que personas que se declaran fans de la saga le haya gustado esta cosa, por que con eso solo demuestran que son unos ignorantes facilones con gustos vulgares y mundanos. No puede ser que se contenten únicamente con el trabajo del departamento de efectos especiales solo porque pudo hacer “igualito” al pueblo y su prole al del game. Ustedes más que nadie saben bien que la pinche película no le llega a las patas al juego y que no precisamente por que esta sea su característica (un videojuego) no se podía lograr algo mejor. No hay pretexto ni excusa que perdone esta infamia, por que la pregunta es sencilla ¿Es mejor la película o mínimo esta a la altura del videojuego? Obviamente no y por ende todo fue un desperdicio,

Atentamente: Leonard Rhine

P.D: Todos aquellos que piensan que Silent Hill es una de las mejores películas de terror en los últimos años, aparte de que son unos neófitos que deberían leer mas y ver los verdaderos clásicos de cine arriba mencionados para hacer una comparación racional y no apasionada, lo único que les puedo decir es que ¡Son unos pinches nacos! La mera verdad.

Mayfair dijo...

Pues que mierda de pelicula echaron aperder el ambiente del juego un intento fallido de hacer silent hill 1 en pelicula no tomaron en cuenta el simbolismo del juego y la profundidad psicologica de la historia y lo que mas me molesta es que pucieran a la tipa del culto toda carismatica siendo que en el juego dahlia es una fanatica religiosa realmente mala y que usa a su hija y a todo el pueblo en sus planes sin piedad tenian que ser los americanos,la ubiera echo un director orienta tal vez asi funcionaria, la oelicula merece un 0

Anónimo dijo...

carajo! que el tal leonard tiene toda la razn carajo! No puede ser que destrozaran algo tan maravilloso, genial y aterrador como lo es el videojuego de silent hill simplemente jams, jams en la vida hubieran sacado a la luz semejante estiercol de pelicula gringa. Por qu un Dios tan amoroso permite que ocurran semejantes cosas? por cierto soy metalero, no estoy gordo y tengo el suficiente cerebro como para decir y aceptar que la pelicula es un asco una reverenda MIERDA!

placunza dijo...

Una vez escuche que Silent Hill se basaba en una pelicula, de un hombre tambien que soñaba y como que se trasladaba a otros lugares, algo raro, perdi el nombre de la Pelicula, alguien sabe de que pelicula se trata?

Hombre Lobo dijo...

Placunza, no sé si leeras esto pero ahí va: en realidad, "Silent Hill" no está basado en ninguna película en particular, sin embargo sus creadores sí que han manifestado la influencia que recibieron de parte de la película "La escalera de Jacob" (Jacob's Ladder, 1990), de Adrian Lyne.

Ciertamente ambas tienen en común esa mezcla entre planos espacio-temporales con la muerte como tema, pero los argumentos son bastante diferentes. Échale un vistazo.

Anónimo dijo...

Que si la pelicula no es una de las mejores peliculas de terror en todos estos años (desde que inició el cine de terror) no lo es... Es buena, como adaptación.. Quizas!!! Por que es una adaptación, les falto, demeasiado, les faltó todo, pero lamentablemente es una adaptación hecha a la manera del director, del guionista, su forma de ver la pelicula, expresan lo que ellos vieron en el escrito, no creo que hayan decidido jugar el juego para transmitir todo lo que se siente al jugarlo... Y por otra parte, dudo que cualquiera que haya jugado el juego ignore o haya pasado por alto la informacion de lo que significan las sillas, las enfermeras, los niños en el primer juego, o el grandioso Pyramide Head.. Esto porque el señor Leonardo Rhine, trata de aducir que hay en quienes no lo saben... Y he aqui que hay quienes se sienten dioses entre insectos, porque segun parece en tierra de ciegos, el tuerto es el rey... En fin, solo son puntos de vistas, y no deberiamos ser tan expresivos, menos tan vulgares, puesto que con eso "ensuciamos" lo tan brillantemente ponderado por el señor Hombre Lobo, o su blog... y eso, es DEMASIADO... Ah si, mejor adaptada que RE, MK, SF, si lo está... En especial que la primera, independientemente de Milla...