domingo, junio 04, 2006

Reseña: Cuando llama un extraño (2006)

Los años setenta son, al parecer, perfectos como mina inagotable de remakes de terror, especialmente si se trata de películas que muy poca gente recuerda. Yo no he visto la original de 1979, de manera que mi juicio valorativo de Cuando llama un extraño (2006) no puede tomar en cuenta factores que vayan más allá de la cinta recién estrenada (en España, porque en su país de origen ya lleva varios meses). No resulta muy memorable que digamos; es efectista, esquemática, y podemos ver a leguas que está orientada a un público mayoritariamente adolescente, pero tampoco le faltan virtudes, sobre todo dentro del panorama actual y como forma de hacer tiempo hasta que lleguen los estrenos de terror importantes de esta temporada.

La situación es sencilla y basada en elementos mínimos: Jill Johnson es una adolescente de 17 años que se ha pasado tres pueblos con la cuenta del teléfono y debe ahora trabajar de niñera hasta que pague su desorbitada factura (aunque a juzgar por la pasta que mencionaba su padre imagino que la pobre chica estará cuidando críos hasta que tenga nietos propios). El problema es que el habitáculo en el que debe ejercer este incómodo trabajo ha resultado ser el punto de mira de un perturbado que comienza a acosarla por teléfono en formas cada vez más alarmantes. Para colmo, todos sus amigos se encuentran festejando en una especie de rave piromaníaco, y al estar la casa aislada allá por el quinto pino, las posibilidades de que alguien venga a hacerle compañía se reducen al mínimo. Todo el metraje se basa, entonces, en el duelo telefónico de Jill con su acosador, que por supuesto cobra cada vez mayor "corporeidad".

Tanto la original como esta toman gran parte de su inspiración en una conocida leyenda urbana (probablemente una de las más famosas). Si no sabes cual es, y si no has visto tampoco la cinta del 79, no te preocupes: la terrible campaña de promoción de Cuando llama un extraño se ha encargado de destrozar todo suspenso posible al revelar en el mismo trailer una de las mayores "sorpresas" de la película, un momento crucial que genera gran parte de la tensión. Seguramente muchos me dirán que dicha revelación estaba cantada casi desde el principio, pero aún así pienso que estos publicistas podrían haberse callado la boca y dejarnos aunque sea un poquito en vela, porque aparte de este hecho, la verdad es que la historia logra enganchar lo suficiente para crear al menos algo de preocupación por el destino de este personaje. Gran parte de esta tensión es producida, lo reconozco, por la casa en la que Jill ejerce sus funciones de niñera, un habitáculo de lujo en el que la disposición de distintos elementos, muebles, artefactos y luces logran con creces el difícil juego de que lo que durante el día es un lugar de ensueño se convierta por la noche en una caverna tenebrosa, algo que no es del todo original pero sí está muy bien logrado. Lo que destacaría de esta película, en definitiva, es que a pesar de que evidentemente apunta a los gustos de la generación MTV, al menos profesa algún interés por mostrar lenta y dosificadamente el suspenso generado en su público (por cierto, tengo conocidos que han visto la original y me dicen que esta versión se centra sólo en las partes más interesantes de sus predecesoras y las estira a lo largo de todo el metraje).

Por supuesto que sus defectos son grandes y notables: poco original, con sus ocasionales sustos baratos (¿hasta cuando el recurso del gato, por Dios?), y sobre todo fácilmente olvidable, exceptuando aquellos que luego en casa buscarán por Internet fotos de su adorable protagonista. Pero a pesar de todo esto me quedo con la sensación de haber visto una película que, si bien pudo ser mejor, también pudo ser mucho peor, y al menos me hizo pasar un rato agradable que respetaba ese estilo maravilloso de la paranoia pequeño-burguesa. Ciertamente no es una película para verla con los colegas, comiendo pizza y bebiendo cerveza con las luces encendidas, pero cumple su función, que no es poco hoy en día.

6 comentarios:

JohnTrent dijo...

A mi no me llama demasiado la a tencion, por dos razones

1)No he visto la original, por tanto hasta que no la vea, no vere este remake.

2)Como has comentado, en el trailer te destripan, lo que probablemente es la gran sorpresa de la pelicula y lo que te mantiene en tension hasta que sucede, por lo que mis ganas de pagar por verla se han disipado aun mas.

Hombre Lobo dijo...

Por cierto que en "What Lies Beneath" ("Lo que la verdad esconde" para el público peninsular) también te destripaban en el trailer la mayor sorpresa de la película. Otra cosa que tienen en común las dos películas...

Noel dijo...

Pero la chica está potente, ¿no?

Yo me espero al DVD, que debería comercializarse con un pack de seis cervezas y una pizza XXL.

Cannonball dijo...

Bueno, la lista de películas que consiguen convertir un hogar apacible en el último sitio en el que quisieras estar es amplia pero yo creo que la más sobresaliente, dentro de las primas hermanas de "Cuando llama un extraño", sigue siendo Halloween...

Anónimo dijo...

Me gusto la peli, pero todavia sigo teniendo una duda...¿quién es el asesino?

Anónimo dijo...

alguien me explica quien es el asesino de la pelicula llama un extraño de nuevo 2? la de 1993 digamos..por favor!