jueves, marzo 02, 2006

Reseña: Ginger Snaps Back: The Beginning (2004)

La saga de Ginger Snaps (2000) comenzó con muy buen pie; con su debut licantrópico, John Fawcett no solamente creó una cinta considerada hoy de culto, sino que poco tiempo después conseguiría algo muy difícil: crear una secuela que no fuera un basura, cosa que en cine recibe el nombre de una enfermedad harto común y en ocasiones hasta mortal: la secuelitis. Por desgracia, también existe el síndrome de la precuelitis, y eso en cierta forma es lo que sucede con Ginger Snaps Back: The Beginning (2004), parte final de la trilogía de Ginger y Brigette que en vez de continuar la tarea lógica de avanzar la trama decide hacer un viaje en el tiempo y situar la historia en los bosques canadienses del siglo XIX. A pesar de tener un planteamiento ambicioso y en ocasiones casi épico, esta tercera parte resulta una ligera decepción. No es mala del todo, pero está definitivamente muy por debajo de las dos anteriores.

A diferencia de las otras dos películas, en esta ocasión la historia trata de ser lo más sencilla posible a partir de su situación inicial: Ginger y Brigitte son dos hermanas que se han perdido en el bosque tras la muerte de sus padres en el viaje a través de la tundra norteamericana (hecho bastante común para todo aquel que haya leido a Jack London), y en el trayecto, ambas encuentran a una anciana indígena que lanza sobre ellas la profecía que domina toda la trilogía: "matad al chico o una hermana matará a la otra". Poco después, las dos llegan a una guarnición de comerciantes de pieles en medio del bosque donde un puñado de hombres hambrientos y desesperados lucha encarnizadamente contra la jauría de hombres-lobo que pulula por sus dominios. El resto ya es historia conocida.

Ginger Snaps Back fue filmada simultáneamente con la secuela anterior, y lanzada poco tiempo después directamente en formato de vídeo debido al escaso éxito de su predecesora, aunque la trilogía ha encontrado una horda fiel de fanáticos en el tiempo que lleva rodando. Esta tercera parte es, con mucho, la más "diferente" de las tres películas, y no solamente en cuanto a su ambientación. De las tres, es probablemente la que tiene el más alto contenido de gore y escenas sanguinolentas, así como la menor dosis de humor (inexplicablemente, el personaje de Ginger habla como una chica de nuestra época, lo cual a veces me causaba un poco de confusión). Asimismo, la película en esta ocasión es mucho más "convencional" (si bien algunos han querido ver en esta cinta una alegoría oculta del lesbianismo), que intenta suplir sus carencias argumentales con un mayor grado de acción y charcutería. Algunos de estos recursos son bastante tópicos, especialmente el personaje del actor Nathaniel Arcand, un guerrero indio que nunca recibe un nombre: cliché hasta más no poder.

Algunos argumentos secundarios son interesantes, como la trama que rodea al jefe de la guarnición y la progresiva degeneración del grupo que se encuentra recluido, mención especial para el líder religioso que poco a poco empieza a perder la razón ante la evidente avalancha de las criaturas de la noche. El resto es completamente dominado por las dos hermanas. Curiosamente, en esta ocasión el protagonismo nuevamente es compartido por las dos, a diferencia de la segunda parte, donde Brigitte había tomado las riendas de la historia. Asimismo, esta película no necesita del visionado previo de las dos primeras, convirtiéndose en una historia completamente independiente que trata de destacar por méritos propios.

En definitiva, Ginger Snaps Back es una buena manera de cerrar la trilogía de Ginger y Brigitte, pero aunque no le haga justicia a las dos primeras películas, la verdad es que no está mal como fuente de entretenimiento licantrópico que busca recrearse en la visión de un ataque de monstruos. El climax de la película es lo suficientemente interesante para captar nuestra atención y al mismo tiempo ofrecer vínculos argumentales y simbólicos con las otras dos partes de la saga. Recomendable con cierta cautela.

2 comentarios:

JohnTrent dijo...

He visto la 1 y la 2, me falta esta. La primera parte esta bastante bien, la segunda normalita.

Cesare dijo...

Pues a ver cuando la veo...