miércoles, septiembre 14, 2005

Reseña: The Ring (2002)

Digan lo que digan, el J-Horror no comenzó con Ringu (1998). Al menos no en el continente americano, donde la película de Hideo Nakata era prácticamente desconocida hasta que a alguien se le ocurrió reeditarla en formato hollywoodense. La cinta realmente responsable de traer la avalancha de terror oriental fue precisamente este remake dirigido por Gore Verbinski y mercadeado por Dreamworks, que se convirtió en el mayor éxito de género desde que saliera El sexto sentido dos años atrás. Se trata, asimismo, de una película muy polémica, porque Ringu ha generado un culto tan extendido que resulta inevitable que cualquier mención a su versión americana genere una larga serie de comparaciones, casi siempre desfavorables. En este sentido me encuentro bastante solo, puesto que de los que han visto ambas películas, hasta el momento parece que soy el único que prefiere (pero por mucho) esta versión, opinión que mantengo.

The Ring (2002) sigue la misma historia de la original japonesa casi en su totalidad: la primera escena nos familiariza con la leyenda urbana de una cinta de vídeo que mata en siete días a todo aquel que tenga la desgracia de verla. Cuando una chica resulta muerta, su tía, una periodista llamada Rachel (interpretada por la actriz australiana Naomi Watts, quien saltó al mainstream precisamente gracias a esta película) decide investigar el origen de la maldición, topándose con la historia de una familia de criadores de caballos en una lejana isla, y un secreto que lucha por salir a la superficie. En el camino la ayuda su ex, y ambos deben darse prisa porque han visto también la cinta, y les queda poco tiempo.

A pesar de que a nivel argumental sean casi idénticas, The Ring tiene algunas armas propias para defenderse de su original japonés. Para empezar, es evidente la disponibilidad de un mayor presupuesto en la película de Verbinski, que si bien no tiene por qué significar nada a nivel de calidad, en este caso particular le ha permitido evitar los handicaps de serie B de la fuente. Verbinski, y sobre todo su guionista Ehren Kruger, han decidido reducir la “trama” de Ringu a lo mínimo imprescindible en favor del terror, lo cual significa que si bien la historia resulta más “superficial”, en cambio se ha ganado en lo que a atmósfera y sustos se refiere. Algunos de estos sustos son baratos (un teléfono que suena de repente) y otros definitivamente NO (el final en general me parece que está muy logrado).

El apartado técnico, en gran medida, está mucho más cuidado que en la película de Nakata. The Ring emplea una paleta de colores fríos muy acorde con el tono de la película, y sin duda alguna cuenta con mejores actores. El personaje de Naomi Watts, esta vez, es la encargada de prácticamente toda la acción, dejando a su “chico” Noah relegado a un segundo plano, cosa contraria a lo que ocurría en Ringu, donde Reiko necesitaba constantemente de la férrea voluntad de Ryuji para seguir adelante. Asimismo, me parece que el ritmo de la historia está mucho mejor, y si bien la trama es bastante más sencilla que la del original, al menos está casi completamente cerrada, sin caer en situaciones ilógicas como (a mi parecer) sucedía en la cinta japonesa. Otro acierto de la película (y que cierto remake no supo hacer) fue que no intentó reproducir el ambiente cultural nipón, sino que adaptó la historia al lado tenebroso de un pequeño drama familiar con tintes sobrenaturales, todo un entramado doméstico americano que en ningún momento sentí forzado, sino más bien algo perfectamente comparable al estilo de Lovecraft o Stephen King. Tanto es así, que la película incluso prescinde de los poderes paranormales para el personaje de Noah/Ryuji, uno de los aspectos emblemáticos de la película original y que en mi opinión no convencían para nada.

Debido a esto, es en el aspecto sobrenatural donde la película puede fallar un poco. Samara (versión de Sadako, el personaje causante de la maldición y cuya imagen de niña vestida de blanco con el pelo negro cayéndole sobre la cara ya es un icono del terror puro) es menos interesante aquí que su equivalente en Ringu. La cosa empeora cuando, en la cinta de Verbinski, nos muestran su cara y escuchamos su voz, cosa que reduce en gran medida el miedo que puede causarnos. Casi podría decir que la Samara que aparece en esas escenas y el monstruo que sale del televisor son dos criaturas distintas. Una vez más, se comete el error de mostrar cuando se debía sugerir.

Creo que siempre estaré solo en esta valoración, porque por más que lo intente, The Ring siempre será el remake, lo cual la coloca en clara desventaja. Entonces, ¿cuál de las dos es mejor? Creo que lo único que puedo afirmar sin temor a equivocarme es que la respuesta a esta pregunta dependerá en gran medida de cuál se vea primero. Pero a pesar de que no te sorprenda, la cinta de Verbinski goza de una mayor efectividad técnica y del hecho de que es realmente una película de terror, sin duda de las que más me han gustado en los últimos años. Su secuela, si bien no es ni remotamente tan buena como esta, no está mal, por lo que creo que nos hallamos ante una saga que tiene lo suyo. Claro está, el “mensaje” de Nakata en el que el miedo se esparcía a través del contacto del hombre con la “caja tonta” se ha perdido, pero poco de eso importa cuando estás solo en tu casa de noche.

5 comentarios:

Eki dijo...

bueno, como ya has dicho y se ha comentado en anteriores ocasiones, yo estoy del lado nipón.

"la historia (americana) resulta más “superficial”, en cambio se ha ganado en lo que a atmósfera y sustos se refiere"
Discrepo en lo de la atmósfera, la del original japonés es angustiante por las constantes referencias a que se acaba el tiempo y que no hay nada concreto. Y en cuanto a lo de los sustos, para mí terror es algo más que sustos, por muy elaborados que estén. Terror es una sensación de malestar, como la que produce el vídeo de la japonesa.

"el final en general me parece que está muy logrado"
Samara, por muy bien maquillada que esté, no tendrá nunca la fuerza y el impacto de Sadako y su aterradora mirada.

De acuerdo con lo de la cinta, la americana es horrorosa. Y las imágenes que se ven me parecen totalmente fuera de lugar en un vídeo que se supone que ven todos. Parece personalizado para la protagonista. En cambi la japonesa es más abstracto, más ambiguo... y más perturbador.

Lo que más me fastidió de la americana fue el calco de algunos de los mejores planos de la japonesa, vilmente plagiados sin ningún pudor.

Hombre Lobo dijo...

Bueno, insisto que probablemente mi preferencia hacia esta versión se deba al hecho de que la vi primero. De todas maneras, reconozco que es difícil ponerse de acuerdo en cuanto a este tema. Yo insistiré en que la japonesa no me parece realmente una película de terror, sino más bien una especie de "thriller" detectivesco, y precisamente esa sensación de que se acaba el tiempo a mi me la dan las dos películas. Pero sobre todo, es que el rollo ese de los poderes de Ryuji en la original me molesta tanto, que quizá desvíe gran parte de mi preferencia. Imagino que ese debate nunca se acabará.

RAfa dijo...

Hola, soy fanático de las películas de terror. Para mi The ring, es una muy buena y lograda película, que logra asustar como pocas.

Bety dijo...

Estoy de acuerdo contigo, en que cual te gusta más depende de cual hayas visto primero. Yo vi primero The ring, y me gustó, realmente consiguió hacerme pasar miedo. El video a mi me parece muy bueno sobre todo el sonido que me parecen perturbadores. Lo que no me gusta tanto de ésta es la personalidad de "niño adulto" que le dan al hijo. De Ringu lo que no me gustó es la personalidad de la madre, que no se mueve hasta que alguien la obliga.
Creo que parte de lo que me gusta más de The ring es la forma tan antinatural en que se mueve Samara, aunque sea efecto, eso me hace asustarme, leí que en Ringu no era efecto, era la actriz quien se movia de esa forma, también da miedo, pero no es un movimiento que te perturbe tanto porque finalmente es más "normal".

Criss Cross dijo...

Sabia por supuesto que habia un remake ... pero cuando ví esta versión quede encantado. No se si tu "depende de cual se vea primero" recaiga en mi caso. Pero me guste o me parezca mejor la original dejo certificasdo en este comentario que esta película me encanta y es una de las mejores películas de horror (Por lo menos gringas) de esat decada que ya se va.