martes, septiembre 06, 2005

Reseña: The Descent (2005)

Es raro, pero a veces sucede que una película puede cumplir con sus espectativas y mucho más. Después de tanto tiempo escuchando hablar de The Descent (2005), el segundo largometraje de Neil Marshall, ya me había hecho a la idea de que los rumores eran exagerados y que seguramente no sería tan buena. Resulta que me equivoqué: no solamente el señor Marshall se ha anotado otro éxito en mi lista personal, sino que además nos ha traído lo que probablemente sea, como dijo una vez Noel, una de las mejores películas de género del año.

Al igual que en el anterior trabajo de su director, el tema en The Descent es la naturaleza y los peligros que encierra. Pero no es, sin embargo, la naturaleza que conocemos, sino una oculta que ni siquiera podemos imaginar. Esta metáfora está perfectamente lograda en un grupo de amigas aficionadas al senderismo, las escaladas, el rafting y la espeleología, siempre buscando el nuevo "reto" y la dominación de la naturaleza en un alarde de auto-suficiencia que sabemos (hemos visto demasiadas películas como para no saberlo) será duramente castigado. Si la situación desesperada de Dog Soldiers (2002) forzaba a los protagonistas a convertirse en una manada y descubrir la fortaleza que lleva el grupo, estas cinco amigas que se pierden en una caverna no tendrán tanta suerte. El encuentro con unas extrañas criaturas (cuyo principal horror reside en las semejanzas que tienen con nosotros) habitantes de la oscuridad hará aflorar todas sus diferencias, revelando asimismo la naturaleza escondida en cada una de ellas, casi tan espantosa como aquella que ocultan las profundidades de la tierra en esa caverna desconocida que parece no ser de este mundo ni esta época.

El descubrimiento de esta naturaleza (y el horror que ello conlleva) es precisamente el gancho de The Descent. Se trata de una película que plantea un hecho muy contundente, una situación dramática que empuja a sus protagonistas (y al espectador) hasta los límites del salvajismo, haciéndoles perder todo trazo de humanidad. En ese sentido, me asombra que los responsables de su distribución aquí en España no hayan traducido su título a El descenso, ya que me parece bastante obvio: descenso a las profundidades, a la locura, a la oscuridad, a los infiernos.

Puedo encontrar muchas razones para recomendar esta película: por su guión efectivo y preciso, por la paranoia y claustrofobia que causa su fotografía, por su atrevimiento a la hora de mostrarnos ese mundo espantoso que se oculta bajo nuestros pies, por ser un cautionary tale tan contundente, por ese clímax apoteósico al mejor estilo de Carrie (1976), con mano que sale de la tierra incluída, y por supuesto, por esa imagen que a partir de anoche ocupa un lugar preferencial en mis pesadillas: Shauna MacDonald cubierta de sangre gritando a la oscuridad. Suya es la transformación más brutal de la película, suyos son los momentos cumbres (su lucha contra una de las criaturas que acaba de perder a su cría es antológica) y suyo ese fantástico final que deja por el suelo todo eso que llaman "el espíritu humano".

Por todas estas razones creo que es necesario revisar este filme, y echar un ojo a la carrera del señor Marshall, que de seguir así, se ganará a pulso un puesto en el panteón del cine de terror. Lo aseguro.



[Nota: aquellos que hayan visto la película quisiera que por favor le echaran un vistazo a este póster canadiense, y díganme cuántos de los elementos que salen en él aparecen REALMENTE en la película. ¡Viva el cine de explotación!]

13 comentarios:

Noel dijo...

¡¡¡Jajajajajaj!!! Estos canadienses...

protheus dijo...

Dog Soldiers... no la consigo, pero ni por Kazaa. Aquí, en las video-tiendas, ni hablar. Y pensar que mis películas de horror favoritas son las licantrópicas, y no puedo "oler" esta. Veré la de tu reseña y te comento.

browncoat-mal dijo...

Acabo de verla.... ¡acojonante! no sufria tanta claustrofobia desde ...joer ni me acuerdo....

Un diez para la pelicula, si señor...

Anónimo dijo...

no entendi el final

annadarvula dijo...

Pues andaba po aki y me llamo la atencion tu pacion al cine de terror y pues sta pelicula en lo particular me parece muy buena y no se si hayas notado los detalles secretos k oculta la pelicula. En fin hay te lo dejo pa k lo chekes

Cesare dijo...

Ciertamente este hombre promete... A ver cuando tenemos nuevas noticias suyas...

Anónimo dijo...

Independientemente de que, como película de terror, me gustó, he de decir como espeleólogo que soy, que prácticamente todas las técnicas (cuerdas, iluminacion en los cascos...) que utilizan las protagonistas son un completo disparate; en particular provoca la carcajada ese piolet (herramienta para progresión en nieve/hielo) que está directamente metido con calzador con la única excusa de la sangría subsiguiente.
Se me ocurren armas improvisadas más sugerentes que esa y que realmente sí están en un equipo de espeleología normal.

Malu dijo...

..."emmm" ese es el comentario que se merece el poster canadiense jahjaja...me encanto esa pelicula, definitivamente una de mis favoritas, no podia evitar sentirme atrapada como las protagonistas con esos escenarios tan magnificos...
...es realmente dificil que una pelicula me cuase terror, pero esta definitivamente lo logró

Anónimo dijo...

La cinta pierde sin duda, y mucho, con la entrada en escena de las criaturas. Lo que en principio funcionaba de maravilla (la angustia, la claustrofobia, las diferencias en el grupo..., el descenso a lo humano en definitiva)se pierde de golpe con unos bichos nada amenazadores sujeto a la mayor de las incohencias: y es que lo de criaturas cegatas incapaces de ver a diez centímetros a su víctima, no me lo trago, y menos cuando han tenido siglos de evolución para adaptarse a esa oscuridad. La cuestión hubiera funcionado si se les cegase con la luz, pero no es el caso...
En definitiva, una gran idea, con un gran comienzo, pero mal resuelta.

CRISTHEL dijo...

Cuando vi la película el comienzo fue muy bueno y creía que lo que continuaría sería un terror pero mas real pero con la llegada de esos seres raros transformó mi idea y sentía que ya no cuadraba tanto en lo que al inicio me pareció, y como me gusta buscarle un mejor sentido a las cosas, después de verla toda comencé a repetir por capítulos queriendo entender mas incluso el final que me dejó con sensación de querer algo mejor, y no sé si mi análisis pueda ser algo de cierto, y a lo cual déjenme decir hizo que me gustara mucho la forma escondida de lo que me pareció la real sintaxis, me gustaría que ustedes lo examinen de los puntos que les diré y seguro encontramos que los únicos monstruos eran lo que estaban en la cabeza de la protagonista.
Comenzaré... la protagonista de la cinta es una chica que le gusta el deporte de aventura tiene un grupo de amigas que siguen su afición, hasta ahí todo lo vemos y lo entendimos así, bueno comenzaré con mi análisis, ella en una de sus aventuras en el río, nota un acercamiento entre su amiga la oriental y su esposo, luego su hija muere brutalmente, esto hace que ella siga un tratamiento psiquiátrico, al tiempo se vuelven a juntar las amigas que no se veían de tiempo y que en ese momento cuando están juntándose en la cabaña comienzan a disculparse con la esta chica, excusándose del por qué no fueron al funeral, (es en ese momento donde me hace dar cuenta que la chica está dolida ya que sus amigas le fallaron no estuvieron con ella como amigas que aparentaban ser), aquí viene la parte importante para mí; en la mañana siguiente cuando se levantan para empezar su aventura, fíjense en la escena y como ésta se cierra enfocando solo sus medicamentos psiquiátricos de las chica que los olvida en la cómoda, es ahí donde encontré un mejor sentido de éste el film. La chica medió loca comienza a alucinar a seres extraños y poco a poco sus amigas comienzan contagiarse del miedo, al inicio cuando están en el subsuelo ella era la única que veía o sentía algo, incluso cuando muere la chica que coqueteaba con su marido le arranca del cuello la medalla, donde confirmar que era amante de su esposo por la dedicatoria, eso la enfurece mas y es por eso que creo que ella era el monstruo que sin su medicamentos y con todo lo que le enojaba de sus amigas, afloró y las mató una a una, por eso el final entiendo ver a una mujer loca llena de sangre, pero sangre de sus supuestas amigas y apagando la vela con su imaginaria hija viva, soplando y apagando la vela simbolizando, el final de su ira.

El Vizconde Valmont dijo...

La verdad es que la película tiene tantos fallos que da grima. Unos bicharracos tan numerosos, tan rápidos y en su hábitat hubieran tardado nada en merenderse a todas las jambas; una cosa que es que no veas, y otra que no sientan en calor de las antorchas; el comentario del piolet de hielo de uno de los lectores es sencillamente genial, por no hablar de que en toda la peli (o todo el "metraje", que es como mola decir) no se ve una sola teta. El mejor comentario de todos, absolutamente, es de Christel, su interpretación me parece genial, en serio.
Y con todo y lo chapucera que es esta peli, reconozco que me entretuvo y que cuando acabó esbocé una media sonrisilla de satisfacción aprovatoria. Y es que, a veces, la comida basura está genial.

Cinesis 2.0 dijo...

Me pareció una obra mestra, pero Dog Soldiers me decepcionó bastante. Creo que hubo una diferencia abismal entre una obra y otra. Igual es una buena película por ser su ópera prima.

Saludos desde Argentina.

mar dijo...

Está buena tu interpretación Christel, pero no me parece posible porque uno de los bicharracos ataca a la chica más joven en frente de la amante del esposo de la protagonista, cuando esta última está ausente, y de hecho la amante mata al monstruo, o sea que, en ausencia de la protagonista, los monstruos existen igual, lo mismo pasa con la que se cuelga del techo. En esos casos la cámara no es subjetiva sino objetiva, es decir si nos quieren decir que está todo en la cabeza de la protagonista, esas escenas serían injustificadas. La peli está pasablemente bien, igual. Buen blog, es una buena guía en la actualidad del género, saludos.