lunes, octubre 10, 2005

Míticos: Stephen King (parte II)

13. The Graveyard Shift (1990), de Ralph S. Singleton: basada en uno de mis cuentos favoritos de King, El turno de madrugada, esta película narra la historia de unos trabajadores de aserradero que deben limpiar los sótanos de su local, recintos que no han sido abiertos en casi cien años, mientras luchan con la peor plaga de ratas de la historia. Mención especial para el ídolo de Serie B Brad Dourif, quien se luce en su papel de exterminador psicópata. Desventuras subterráneas y roedores de tamaño inverosímil aderezan esta historia que, según el propio King, está inspirada en una vivencia real.
14. It (1990), de Tommy Lee Wallace: TV-movie de una de las novelas más populares (y largas) del autor, It toca uno de los temas favoritos de King: los amigos de la infancia que, años después, se reencuentran para luchar contra un Mal que dejaron atrás. En este caso, el Mal en cuestión tiene la forma de un siniestro payaso (interpretado a la perfección por Tim Curry) cuya verdadera forma yace en el fondo de una caverna. El guión, escrito por Larry Cohen, es en mi opinión uno de los mejores que se han escrito para una miniseria basada en la obra de King, y sólo por eso creo que se merece un sitio destacado en su filmografía. Lástima que no tenga, ni de lejos, el impacto del libro original.
15. Misery (1990), de Rob Reiner: "sólo quería decirle que soy su fan número 1..." creo que no hay nadie que para esta fecha no conozca la historia de la enfermera Annie Wilkins y su psicopática obsesión con el escritor Paul Sheldon, quien tras sufrir un accidente tiene la mala suerte de caer bajo los cuidados de esta loca mientras el mundo entero le da por muerto. Con claras referencias a la película Whatever Happened to Baby Jane? (1962), Misery es también, según Stephen King, una novela que escribió como metáfora a su propia relación con la cocaína, la cual le forzaba a escribir al mismo tiempo que iba destruyéndolo. El reparto de esta fabulosa adaptación es, asimismo, de lujo, con una Kathy Bates monstruosa (con Oscar y todo) y un James Caan espectacular como el escritor lisiado que depende de su talento para salvar la vida.
16. Algunas veces ellos regresan (1991), de Tom McLoughlin: esta TV-Movie basada en el cuento corto homónimo de un hombre que es acosado por los fantasmas de aquellos gamberros que solían torturarlo de pequeño es otra de esas películas medianas que, inexplicablemente, generan una larga serie de secuelas. No hay nada que se pueda destacar mucho de esta historia, salvo que narra un tema bastante recurrente en el autor en cuanto a los seres marginados y los traumas infantiles. Su secuela, Algunas veces ellos regresan... otra vez (1996) es, en mi opinión, mucho mejor.
17. Sleepwalkers (1992), de Mick Garris: especie de drama doméstico sobrenatural, Sleepwalkers es un guión original del propio King acerca de una madre y su hijo que se mudan a un pequeño pueblo en busca de una nueva vida. Los dos son "sleepwalkers", criaturas con apariencia humana que pueden cambiar de forma a voluntad y que se alimentan de la sangre de personas jóvenes. Por alguna razón, sienten gran miedo hacia los gatos. La película no es muy destacable (aunque Alice Krige es toda una M.I.L.F.), pero se adereza con una buena dosis de violencia, cameo de Stephen King, incesto y todas esas cosas agradables de la vida.
18. La mitad oscura (1993), de George Romero: el maestro Romero es el hombre perfecto para sacar partido de una historia que, como pocas, pertenece al reino de la likteratura más que al del cine. Timothy Hutton es un escritor que decide "matar" a su pseudónimo literario, pero a éste el detalle no le hace mucha gracia así que cobra forma corpórea para dejar un rastro de sangre tras de sí. Una historia difícil, pero que aún así se convierte en una muy buena película. Hutton tiene una actuación destacable, y la presencia de una bandada de chotacabras como emisarios del otro mundo es algo digno de verse.

19. Cosas necesarias (1993), de Fraser Clark Heston: con Ed Harris y Max Von Sidow, Cosas necesarias afronta el difícil reto de adaptar una de las novelas más largas de Stephen King en menos de dos horas. El resultado es mediano, aunque la historia resulta de lo más interesante: un misterioso hombre abre una tienda en el pequeño pueblo de Castle Rock donde la gente encuentra aquello que más desea en la vida, y que puede obtener a cambio de un módico precio: un "favor" destinado a aumentar el caos de la apacible comunidad. Interesante el trabajo de hilar varias historias, aunque el final sea bastante tópico y olvidable (algo interesante: aquí en Pamplona hay una tienda llamada precisamente "Cosas necesarias", quien sabe por qué).

20. Tommyknockers (1993), de John Power: Larry Cohen regresa como guionista de esta historia de extraterrestres ocultos bajo un pequeño pueblo que, gracias a sus rayos verdes, esclavizan a toda una población para que los saque de su prisión. La figura del escritor como salvador del día está presente en la poco probable figura de Jimmi Smiths, un poeta borrachín con la capacidad de descubrir a los hombrecitos verdes.

21. The Stand (1994), de Mick Garris: era un reto imposible, pero esta miniserie trata de adaptar fielmente la más larga de las novelas de Stephen King y la más popular. Era imposible que, aún con un reparto enorme y guión del propio King, esta película lograra captar la épica historia de los últimos sobrevivientes de un virus que acaba con el 99% de los habitantes de la Tierra. Sin embargo, el esfuerzo es noble. Recomendaría leer primero la novela antes de ver esta especie de versión resumida que, como ninguna otra historia, resume casi todos los temas de este autor.

22. Los Langoliers (1995), de Tom Holland: la historia de esta TV-movie parece sacada de algún capítulo de The Twilight Zone: un avión cruza un portal dimensional en el que la mayoría de los pasajeros han desaparecido. Ahora deben encontrar la forma de regresar mientras los "langoliers" (entidades encargadas de eliminar eventos pasados) los persiguen a como de lugar. Una trama interesante que se ve en ocasiones afectadas por los baratos recursos de la televisión, aunque la dirección del veterano Tom Holland aporta grandes beneficios.

23. The Mangler (1995), de Tobe Hooper: algo más trash que esta película difícilmente se puede hallar. Basada en un cuento corto de King, la historia se puede resumir así: una prensa industrial de lavandería es poseída por un demonio del infierno, desatando el pánico y la muerte. Ya está. Aún así, Tobe Hooper logra sacar lo mejor de una trama tan casposa como esta, en la que se lanzan tesis tan absurdas como una supuesta carencia espiritual y "maldad" en aquellas personas a las que falta una parte de su cuerpo. A destacar el trabajo de Robert Englund, cómodo en su papel de sádico jefazo-negrero sin piernas.

24. Thinner (1996), de Tom Holland: Holland vuelve a la carga con esta adaptación de la novela que King escribió bajo el pseudónimo de Richard Bachman. Se trata de la historia de un abogado corrupto víctima de una maldición gitana (literalmente) que le hace perder peso de una manera alarmante hasta que muera de inanición. La película acierta de lleno al otorgar a la historia de una cierta perversidad doméstica (sobre todo en la relación del personaje principal y su esposa) que compensa las carencias de producción en gran medida. Excelente el final, sin duda lo mejor de la película.

Y bueno... creo que será necesaria una cita más. Prometo que la tercera será la última. Allí encontraremos tres "re-adaptaciones" de Stephen King, además de una tormenta que sólo se da una vez cada 100 años y hasta un mano a mano entre Johnny Depp y John Turturro. Además, mencionaremos los futuros proyectos de la obra de King para la pantalla. Nos vemos entonces.

(...continúa aquí...)

1 comentario:

Noel dijo...

Pennywise es un titán. Richard Kelly mencionó hace un año su interés por realizar una miniserie basada en "It" que fuera todo lo contrario de la que comentas aquí: algo más basado en los personajes, más "Mystic River", más atmosférico.

Lástima que su condición de Hombre Más Atareado de Hollywood le impida hacerla...