lunes, octubre 20, 2008

Reseña: Viernes 13 (1980)

Podemos decirlo abiertamente: Viernes 13 (1980) no es una buena película, pero sí una película importante. A nivel del cine de terror, es uno de esos momentos en los que dicho género encuentra una vertiente e insiste con ella, y sentó las bases para un sinfín de recursos que ya eran conocidos y que hoy en día son clichés. Tras todo el tiempo transcurrido (y los kilómetros de cinta usados en productos derivados) resulta fácil despreciarla, pero prácticamente no existe consumidor de cine de terror que no la haya visto o al menos se haya tragado una de sus innumerables copias. A nivel personal, es la primera película de miedo que recuerdo haber visto, y la cercanía temporal a su futuro remake me hace querer hablar de ella, cosa que (advertidos quedan) es imposible hacer sin spoilers.

Decíamos arriba que Viernes 13 echa mano de todo una gama de recursos a la hora de meter miedo, y efectivamente es así. Todas las constantes del cine de slashers están presentes: locaciones apartadas, elenco de jovencitos, crueles e imaginativas muertes, y la regla de oro que dice que aquellos que tienen sexo, mueren. Viernes 13 ciertamente no inventó esas reglas, pero sí fue la película que las convirtió en una norma indispensable. Podemos decir que las cintas de asesinos anónimos que acosan a jóvenes incautos no comenzó con esta historia de Sean S. Cunningham, pero sí es cierto que fue con ella con la que dicho subgénero alcanzó su condición de comida basura. Para bien o para mal abre una veta que todavía hoy, casi treinta años después, parece muy lejos de haberse agotado.

Viernes 13 es considerada, con razón, parte de la Gran Trinidad de los slasher films, un puesto que comparte con Halloween (1978), de John Carpenter, y Pesadilla en Elm Street (1984), de Wes Craven, pero a diferencia de estas dos películas, los inicios de la saga de Jason Voorhees fueron de lo más modestos. De hecho, la cinta de la que hoy hablamos no es más que una película de explotación poco ambiciosa que apuntaba a unos objetivos muy básicos, y Sean S. Cunningham tampoco es que sea un gran director. Asimismo, el argumento está creado para el lucimiento físico de sus jóvenes protagonistas: el guión busca cualquier excusa para dejar a las chicas en braguitas (incluso hay una escena en la que una de ellas propone jugar Strip Monopoly... ¡para luego marcharse sin siquiera llevarse su ropa con ella!) o incluir la ya indispensable escena en la que el joven elenco comparte un refrescante baño veraniego en el lago. En el lado masculino destaca la presencia de un entonces desconocido Kevin Bacon en un triste rol de guaperas (de los chicos es el que tiene el bañador más pequeño y la menor cantidad de diálogos).

En el apartado del terror sus aspiraciones no van más allá: la música es un evidente plagio de la de Psicosis (1960), y la cinta hace gala de trucos formales bastante típicos como el de la cámara subjetiva, que permite momentos en los que comprobamos que algunas de las víctimas ya conocen al asesino. La mitología típica de este tipo de historias también se encuentra en su faceta más autoconsciente, con el paleto local que advierte que el lugar, llamado Crystal Lake y apodado "Camp Blood", está maldito. Donde sí destaca la película quizás sea en el trabajo de Tom Savini en los efectos especiales. Savini venía de hacer los efectos de El amanecer de los muertos (1979), pero es en esta película donde se ve realmente su potencial de gran promesa del gore, prestándose al juego de ocultar el momento de la muerte para regodearse luego en la exhibición del cadáver. La única excepción de esto es el personaje de Kevin Bacon, quien tiene el mayor honor que se puede recibir en este tipo de película: la suya es la mejor muerte de todas.

Los últimos veinte minutos son una paradoja, ya que si bien es cierto que la cinta traiciona su propio espíritu de whodunit introduciendo un personaje del que no habíamos siquiera oído hablar, son también los momentos más intensos, aquellos dedicados a la aparatosa persecución a la chica final por parte del asesino (aparatosa es el mejor de los adjetivos posibles; resulta difícil de creer que se trata del mismo sigiloso matarife que se ha cargado al resto del elenco). Encima, la revelación final trae una curiosa mirada al giro argumental mostrado en Psicosis, sólo que aquí está invertido: en vez de un hijo transmutado físicamente en su madre, vemos aquí a una madre literalmente poseída por el recuerdo de su hijo muerto, algo evidenciado incluso en momentos en que una psicótica Betsy Palmer mantiene diálogos consigo misma adoptando la voz del difunto Jason.

Con la última muerte (mostrada con música estridente y cámara lenta) y un susto final descaradamente plagiado de Carrie (1976), Viernes 13 cierra su particularmente modesto debut. Para ser sinceros, la película no sería destacable de no ser por la larga lista de secuelas a las que dio origen, continuaciones que superarían con mucho esta primera parte y que, en conjunto, han pasado a ser un arquetipo. Esto lo evidencia el plano final de la película, en el que los ojos de la protagonista y única superviviente hacen una transición al lago que acaba de dejar atrás, un espejo de agua tranquilo y apacible que hace que el espectador inevitablemente se pregunte si yace algo debajo de su calmada superficie. Ese algo surgiría, como no, y diez películas después todavía lo estamos viviendo.

15 comentarios:

jab dijo...

Tienes toda la razón en lo de que Viernes 13 es uno de los pocos casos en los que una pelicula se "dignifica" con sus secuelas. Es revelador comprobar como casi todo el mundo conoce a Jason y casi nadie a su madre(detalle este que origina el único momento interesante de "Scream") o que nadie recuerde que en la primera secuela Jason no vestia la máscara de hockey, sino una bolsa.

Caray, has cogido carrerilla Lobo, dos reseñas en tres dias. Me encanta esta página. Eche de menos algún comentario sobre Sitges, pero tal vez no fuiste. Si ese es el caso, recomendar la pelicula que DEBERIA haber ganado(le dieron el premio a la hija de Linch por una peli mas que cuestionable, hasta los periodistas se quejaron al jurado):
"Let the right on in",una maravilla procedente de suecia y para mi la pélicula de vampiros de esta década.

Anónimo dijo...

Saludos hombre lobo.No hace mucho que olfateo por esta página y de momento no puedo mas que quitarme el sombrero.Respecto a esta peli,comentar que la vi con 7 u 8 añitos y no se me olvidará jamás el susto brutal que me llevé en el final en el lago.

Gran trabajo el tuyo h.l.Espero leer algún día reseñas de el exorcisa,el cubo o alien por poner algunos ejemplillos.

Cannonball dijo...

Demasiado benevolente con su puntuacion, Viernes 13 no paso en su dia de ser una simple exploit de Halloween que tampoco lograba despegarse de la alargada sombra de Psicosis... v me quedo antes con "Black Christmas" que sento las bases del genero.

Por cierto, Jab, el guion de "Scream" es una joya metatextual infitamente superior a la mayoria de las peliculas en las que se inspira o parodia, pero esa es otra historia y sera contada en otra ocasion

Sir Laguna dijo...

Muy de acuerdo contigo, no es una buena pelicula (excepto por las escenas de muertes y, en mi opinion, la participación de Betsy Palmer). Me gustan muchisimo mas las partes II, IV y VI.

Por cierto, el remake no sera tan remake despues de todo, ya que Mamá Voorhees ni siquiera estara ahi. Con algo de suerte esta sera el "Batman BEgins" del horror (alguien se atreve a decir que "Batman Begins" es un remake?).

Ñako, señor de los vídeos dijo...

No tiene demasiado que ver (de hecho sería mucho más apropiado en el anterior post), pero me gustaría saber que opináis de que se vaya a hacer un remake de Hellraiser, arriesgándose con el director de Martyrs (Pascal Laugier). No pegan demasiado por estilos de terror, pero podría ser el principio de una buena carrera si triunfa (puesto que sus anteriores trabajos no son demasiado conocidos, casi todo cine francés). Yo estoy deseando ver ya Martyrs, porque no me cabe en la cabeza que expertos en cine de terror pudieran vomitar o desmayarse al verla.

Bueno, si podéis, y aunque, repito, no tenga nada que ver con Viernes 13, contestad

El Samurai del Cine dijo...

Colega, si estas de acuerdo podemos hacer intercambio de links para promocionar ambos blogs. Te felicito por las criticas. Saludos, El Samurai www.criticandocine.com.ar

Nemesis2074 dijo...

Saludos Hombre Lobo, te felicito por tu blog... es excelente.

Sobre la película Viernes 13… tal como dices, no es la mejor del género; sin embargo, junto con las otras dos películas que mencionaste, marco un hito dentro del cine slasher… ¿Quien no conoce a Jason Voorhees, Freddy Krueger o Michael Myers?...

Te voy a agregar a mi Obituario Blog(blogroll).

Saludos desde México.

Captain Howdy dijo...

Se limitó a explotar todo aquello que mostró Carpenter en Halloween pero, Viernes 13, es al cine de terror lo mismo que King a la literatura.

Lo único destacable es que sus dos siguientes secuelas son infinitamente mejores que la primera de la saga y nos regalan al asesino más prolífico del celuloide.

Salu2

jab dijo...

Ñako, vi "Martyrs" hace 15 dias, y la verdad es que no encuentro justificada la polémica que se ha generado en torno a esta peli.
Tiene gore y torturas, si, pero mucho menos explicitas que las de la saga "Hostel", peliculas que se estrenaron en el circuito comercial y que vendieron montañas de palomitas.
Quizás el punto diferencial es que, mientras que estas tenian detalles de humor y/o parodia, "Martyrs" es completamente seria, y tiene una violencia seca y realista más cercana a "Perros de paja" que al cine de género.
Es por esto que tiene partes incomodas de ver, pero más por la crueldad de los personajes que por la casqueria en si.
A mi me gusto, me pareció interesante y correcta sin pasarse, eso si, es una pelicula "triste"(en cuanto a que ese es el sentimiento con el que te quedas como espectador)

Lo que si que encuentro indignante, es que en muchas páginas especializadas(incluso las webs de algunos periodicos) han destripado su argumento sin ningún pudor, como si el hecho de que la película fuera polémica justificase el explicar el argumento de pe a pa

Perdón por la chapa y por ocupar espacio de opinión sobre "Friday the 13th"

Ronin dijo...

Un señor blog, descubierto por casualidad, pero que agrego a mi lista de favoritos sin duda alguna ;-)

Ñako, señor de los vídeos dijo...

JAB, gracias por sacarme de dudas y darme la razón, porque para mi era impensable que algo fuera tan fuerte... También quiero disculparme ante hombre lobo, por ocupar parte de la opinión sobre Viernes 13, pero es que de estas pelis que mencionas solo he visto una de las muchas películas de "pesadilla en Elm Street"

Igor Von Slaughterstein dijo...

Pues de acuerdo en todo. Es una peli mediocre, pero realmente tiene el encanto "naif" de primeriza en el género slaher ochentero, aunque comparada con "La Noche de Halloween" o "La Matanza de Texas" es una aténtica bazofia. Y no olvidemos que es un fusilamiento de esquemas del "giallo" italiano y de algunas escenas de Mario Bava (aunque no hay que olvidar que Carpenter también bebió mucho de aqui).

Asi y todo, una película mítica y disfrutable. Y ahora viene el remake... Veremos.

Saludos!!!

P.D: No recordaba lo del Strip Monoply ¡¡Madre mia!! Tengo que revisarla.

Oscar Torrado dijo...

Yo era uno de los que pensaba que al tratarse de que clásico era sinónimo de excelencia (bueno hay excepciones) y por esa razón fue que la vi, y sí, es una película bastante malita, bueno tiene su uno que otro "momento", pero creo que no se puede negar que hizo parte de la época dorada de los slashers y fué la que creo un standard en este tipo de películas.

Saludos!!!

Criss Cross dijo...

Ya habia leido este articulo apenas lo habias publicado, no se que me paso y no comente,crei que lo habia hecho (Amnesiac).

El caso ...

Es una película importante, a pesar de ser tan mala y, a decir verdad, aburrida y gratuita. Siempre me gusto mas la parte 2, aunque ahora la veo y pienso que es igual de mediocre. La unica que me gusta es la VI, por Alice Cooper y por los toques d comedia, pero sin embargo sigo oensando que si hablo de franquicias, yo me queo mil veces con A NIGHTMARE ON ELM STREET.

No se profana el sueño de los muertos.

Criss Cross

Faviel Ferrada dijo...

Recién me entero que es la primera de la saga. La verdad tiene todo el ritmo setentero del horror cosa que valoro mucho. Lo malo es haber matado a la serpiente en dicha escena. Una triste decisión que hace que quienes apreciemos este arte del entretenimiento dejemos de tener ciertas piezas en nuestras colecciones.
Ojalá nunca postees algo sobre Eli Roth ya que es quien solidariza y admira a Ruggero Deodato quien sacrifica 7 animales en escena.
No soy vegetariano pero no considero entretenimiento encender una cámara de cine para rodar sufrimiento animal, eso dista mucho del arte y del entretenimiento.

Saludos