sábado, diciembre 01, 2007

Reseña: REC (2007)

Desde mucho antes de su estreno, y tras su reciente paso por Sitges (a cuya famosa proyección, por desgracia, no pude asistir), REC (2007) venía envuelta en un halo de espectativas increíble, quizás exagerado para algo que, en el fondo, es una película extremadamente sencilla cuyas máximas virtudes están precisamente en lo literal de su propuesta. Aún así, resulta sorprendente ver cómo algo que comenzó más o menos como un proyecto marginal de sus dos directores (Jaume Balagueró y Paco Plaza) ha terminado por convertirse no sólo en una de las películas de terror más efectivas de este año, sino además en la obra más contundente hasta la fecha para ambos realizadores, a quienes Filmax debería tener en consideración ahora más que nunca.

Para aquellos que hayan estado encerrados en un búnker durante el último año y medio, informo que REC es básicamente una película de zombis narrada desde el punto de vista de una cámara de vídeo que registra el brote de la epidemia en un edificio barcelonés sitiado por las fuerzas del orden, y en el que la mala suerte ha querido que quedaran encerrados los dos responsables de un programa local de tele-realidad, junto con los bomberos y unos cuantos vecinos. Las ya comentadas semejanzas con películas como El proyecto de la bruja de Blair (1999) son, cuando mucho, superficiales y limitadas únicamente al formato: al contrario de lo que ocurría con el falso documental de Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, REC no parece estar montada, sino estar compuesta únicamente por el material en bruto de una cámara que registra un hecho violento, "real" y visceral en el que el protagonista termina siendo no la guapa reportera de televisión o el invisible cámara "Pablo", sino el público que recibe todos y cada uno de los vapuleos.

Si arriba decía que REC es una película sencilla no lo hacía en un término peyorativo. Al contrario de lo que sucede en el cine de zombis canónico (hablo aquí evidentemente del cine de George Romero), la cinta de Balagueró y Plaza no hace gala de segundas lecturas o interpretaciones de ningún tipo más allá de la muestra (a veces en clave humorística) de las miserias que suelen apoderarse de los humanos bajo estado de sitio. Ambos directores parecen estar mucho más interesados en la forma en que se transmite la historia y en el efecto emocional que imprime en el espectador, algo que no sería reprochable ya que el cine de terror es, en esencia, un género de emociones, no de discursos intelectuales (aunque evidentemente pueda llegar a ser mucho más). Bajo esta luz, la película da en el clavo: una vez superada la introducción del supuesto programa e iniciada la escalada de terror del argumento, lo que viene es una hora de las más intensas que se hayan visto en el cine de terror, al menos este año. De eso no me cabe ninguna duda.

Es esa a mi parecer la mayor virtud de la película: la capacidad de transmitir ese desenfreno en el espectador a lo largo de casi una hora y en un crescendo constante del que, por desgracia, me parece que Balagueró y Plaza no han encontrado la forma más idónea de salir. El primero utiliza su ya conocida fórmula de creación de ambientes repitiendo incluso con un escenario no muy distante del empleado en su anterior película, Para entrar a vivir (2006). El truco sale bien, pero al ser una experiencia que principalmente depende de la sensación producida y poco más, me permito mostrar cierto escepticismo a la hora de repetir visionado, que es cuando realmente se reconoce una gran película. Concedo, eso sí, que las tácticas empleadas a la hora de meter miedo al personal son muy efectivas aunque las hayamos visto muchas veces e incluso recientemente: ciertas imágenes y momentos de la película (algunos de los más escalofriantes) ya los habíamos visto anterioremente en El amanecer de los muertos (2004) de Zack Snyder, sólo que aquí dichos momentos están tratandos con el filtro del realismo similar al periodismo de guerra.

En resumen, no sé hasta que punto se pueda decir que REC es una de las mejores películas de terror españolas que se han hecho, pero sí es cierto que es una de las más honestas y menos tramposas y pretenciosas, y que al mismo tiempo (esto es lo mejor sin duda) no ha caído en la tentación de irse por el camino fácil de la caspa. El hecho de que sea una película tan visceral y directa puede herir (quizás) sus prospectos en el futuro, pero no puedo negar que me lo ha hecho pasar muy mal. ¿Y acaso no es eso de lo que va el cine de terror en el fondo?

20 comentarios:

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Coincido que es una gran película, aunque no comparto lo de tramposas y pretenciosas, el hecho que a usted no le guste un cine fantástico intelectual, y si más directo, es otra cosa.
Para mi no supera ni por asomo la obra maestra que suposo "Los Otros", por poner un ejemplo cercano.
Saludos

kuroi yume dijo...

Por alusiones al "segundo visionado", nada que no le haya dicho ya. Lo más, que por más que busqué las trampas, y los engaños, no lo acabé de encontrar. El runrun ambiental que se me escapó en Sitges, a lo sumo...

escandalosfilmsdiary@yahoo.com dijo...

Gracias, este es tu review que estaba esperando. Ahora REC esta en el tope de mi "must see's"

Saludos desde Tijuana, Mexico.
Aaron Soto
cinemainc.blogspot.com

Hombre Lobo dijo...

Una cosa es ser inteligente y otra muy distinta es ser intelectual. De lo segundo (o al menos la pretensión de lo segundo) ya hemos sufrido bastante. En realidad no quería poner ejemplos específicos, pero si me apuran ahí están dos bastante cercanos en "Hipnos" (2004) y "Ausentes" (2005), sendos somníferos de mucho peso.

En el fondo dichas películas no hacen sino mostrar una actitud bastante común: la de gente que no parece creer en el verdadero potencial de aquello que está contando, y siente que se rebaja si hace cine de género. Otros se van por el lado fácil de la caspa al creer que realmente no se puede "decir" nada. Por eso digo que "REC" es diferente a ambos casos: a pesar de ser muy directa y poco "intelectual", se toma en serio lo que está contando.

El debate sobre si es la mejor película de terror que se ha hecho en los últimos años es, repito, innecesario, pero sí me parece mucho más honesta que la mayoría de las cosas que se han hecho con mayores pretensiones de cara a una supuesta intelectualidad que (en la mayoría de los casos) brilla por su ausencia.

nonasushi dijo...

Tomo nota y me voy a leer la reseña de la semana...

escandalosfilmsdiary@yahoo.com dijo...

Yo estoy de acuerdo en tu argumento Lobo, aunque parece que los chicos de arriba no entendieron del todo, "en esencia el cine de terror es un genero de emociones, bajo esa luz..." esto no quiere decir en absoluto que Lobo no disfrute o respete el cine de genero pensante, de hecho es hasta una ofensa el comentario, ya que el mejor ejemplo es este cool blog, donde la reseña es objetiva y concisa, algo de lo que carecio el genero por años.

Saludos.
Aaron Soto
cinemainc.blogspot.com

Roberto A. O. dijo...

REC es cojonuda...y es que en un segundo visionado, conociéndome los sustos, todavía consiguió suscitarme el escalofrío (sobre todo en la secuencia final, tremenda)

Saludos

R & Mc dijo...

Celebro que te haya gustado, Hombre Lobo. A mi, tras verla en Sitges, me pareció fantástica, para 24 horas después plantearme si verdaderamente tenía algún valor. Ahora, con mayor distancia puedo decir que efectivamente vale mucho la pena. La he recomendado en general y bueno... mucha gente ha intentado agredirme por 'haberles recomendado semejante bazofia'. En fin, la crítica popular más dividida que nunca.

Efectivamente, la secuencia final es brutal.

R.

El Vizconde Valmont dijo...

Pues yo, como eterno simplón, me ciño a "pero no puedo negar que me lo ha hecho pasar muy mal. ¿Y acaso no es eso de lo que va el cine de terror en el fondo?", que para eso leo el blog. Vaya, que si acojona, iré a verla (aunque tengo mis dudas de que lo consiga).

Sir Laguna dijo...

Que envidia... ME LA QUIERO VER YA!!!!!

Sera que algun dia podremos verla en Colombia? pues auqi ya estan anunciando el Orfanato, asi que hay esperanzas.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

"los chicos de arriba", si te referias a mi, entendieron todo, por alusiones, me considero entendedor de todo tipo de cine, gracias por preocuparse por nuestra salud cinéfila, pero era innecesario.
Hombre lobo, vaya ejemplos, jeje, hombre, si hablamos de esas esta claro, son infumables, ni intelectuales ni inteligentes la verdad. De todas formas, yo si creo que hay cine inteligente e intelectual, aún vendiéndolo asi. Pero coincido con usted que si la cosa no se hace bien, queda horrible. De todas formas, la caspa, que ha comentado en varios sitios, no tiene que ver con esa actitud intelectualoide, sino con una carencia de medios en contraposición con grandes intenciones, creo yo.
Saludos, muy interesante el blog, como siempre.

Cannonball dijo...

Pues si, como cine de terror "rec" es, tal vez por simple, funcional y efectiva... pero, mas alla del mal rato que puede hacer pasar, no aporta nada de nada; que cada uno juzgue si es eso lo que busca cuando paga la entrada.

P.D. Teniendo en cuenta que Balaguero siempre tiene la mirada fija en la decada de los 70, vamos, que repite los mismos esquemas de las peliculas que vio, yo diria que los antecedentes claros de la que nos ocupa, por delante de "el proyecto de la bruja de Blair", serian "La noche de los muertos vivientes" por un lado y por el otro "Holocausto Canibal" y su falso estilo documental.

R & Mc dijo...

Al parecer la edición proyectada en salas comerciales es sensiblemente más corta que la que se exhibió en Sitges. Creo que sin duda habrá ayudado al resultado final. Había escenas innecesariamente largas en la original.

R.

Cesare dijo...

AHHH! Si todavía se me escapa... Tengo que ir a verla ya...

Mario dijo...

Supongo que el tipo de terror que le llega a cada uno está relacionado con sus circunstacias personales, sus vivencias o lo que sea. Lo cierto es que REC no consiguió más que asustarme brevemente un par de veces.

Eso sí, la peli la disfruté como un niño. Sobre todo ese final reminiscente del cine de terror freak de los 70...

Una buena peli sí señor.

Isaias dijo...

La mejor peli de terror del año: directa, divertida y con momentos de auténtico terror (lo pasé realmente mal en los minutos finales).
La mejor de Balagueró (junto a "Los Sin Nombre") y de Plaza.

Rutenman dijo...

Pues a mí no me convenció en absoluto... creo que hacen falta más que cuatro sustos para meter al espectador de lleno en una película. Tampoco comparto lo de que REC no recurre a hacer trampas: como es posible que a un equipo entero de geos, policias y expertos después de liar la que lían, se les ocurra dejar entrar a un sólo tio desarmado, en un edificio en el que se desconoce el número de infectados que lo ocupan?

Por otro lado, algo tan interesante en este tipo de películas como es la psicología que tan bien refleja Romero sirviéndose de los conflictos humanos, se reduce aquí a una escena de tensión en el momento del aislamiento y la ridícula secuencia de la disputa entre vecinos. Todo muy en plan amateur.
Yo sólo vi una película que si bien no es aquello a lo que tanto nos tiene acostumbrados el cine español, se pierde entre efectismos y buenas intenciones. Y esa personalmente no me parece materia prima suficiente como para conseguir una buena película, pertenezca al género que sea.

nonasushi dijo...

Que mareo me pille y ademas eso de tener que ver la peli a ratos e imaginarme que pasaba a ratos me cansó mucho. Una que es muy vaga. Bueno aun así me pareció maja, pero no ni mucho menos lo que todo el mundo decía.

El Vizconde Valmont dijo...

"...no hace gala de segundas lecturas o interpretaciones de ningún tipo..."
Vaya, y yo que vivo en Barcelona y me había parecido ver en ese piso arrasado una metáfora del tripartit.
No, en serio, un sudámericano, varios chinos, una burguesa con su hija, los periodistas a los que no se deja hacer su trabajo, las fuerzas del orden (seguridad y bomberos) tomando decisiones, desinformación, falta de cohesión...
Creo que en otras pelis se han hecho "segundas lecturas e interpretaciones" con menos motivos que en esta.
Saludos.
Ah, y lo importante: da miedo.

MonoRojo dijo...

recien he podido visionarla y puedo dar fe de lo efectiva y buena película de terror que es, cumplio con las espectativas que tenia y pudo meterme en aquella atmosfera claustrofóbica del edificio sellado por la policía y el interior sombrío de los departamentos donde alguna sorpresa con las mandíbulas abiertas espera.
Excelente cinta de zombies, efectiva y brutal, altamente recomendable y un bocado digno de probar varias veces...

Gracias Lobo por recomendar siempre calidad