domingo, octubre 28, 2007

Reseña: El orfanato (2007)

Pocas cosas quedan ya por decir sobre El orfanato (2007), salvo tal vez la sorpresa que me ha causado el tremendo guante de seda con el que la crítica ha tratado una película que en la práctica no pasa de ser una propuesta más o menos potable. Que conste que no hablo de las típicas críticas tarifadas con las cuales las distribuidoras suelen apoyar sus productos; las alabanzas a la opera prima de Juan Antonio Bayona han alcanzado incluso varios de los estratos de la blogósfera. Y es que si algo me queda claro tras el visionado de esta película es que, en su caso concreto, parece haber dos apreciaciones distintas: aquellos que ven la cinta en su calidad de aporte a la "industria" cinematográfica española (específicamente aquella que se afinca en el cine de género y no en repetitivos dramones de la Guerra Civil o vulgar proselitismo social) y aquellos que la juzgan únicamente en su calidad de película. Las opiniones son desiguales, pero eso se debe a que el trabajo de Bayona también lo es.

Y es que, a nivel puramente narrativo, los fallos de El orfanato resultan más que evidentes: de entrada se hace obvio que estamos ante una película de retazos cuyas secuencias más interesantes lo son porque están tomadas de clásicos como Suspense (1961), Al final de la escalera (1980) y Poltergeist (1982), o incluso de obras más recientes como Los otros (2001) y Frágiles (2005), todas ellas (hay que decirlo) muy superiores a la película de Bayona, que en el fondo no pasa de ser otro exponente más de la ya gastada fórmula de caserones antiguos, niños chungos y secretos del pasado, todo ello girando alrededor del ya muy manido arquetipo de "Madre Coraje" enfrentándose a las fuerzas sobrenaturales para recuperar al hijo desaparecido. Difícil lo tiene el señor Bayona para lograr algo interesante a partir de una premisa a la que no se le da ningún nuevo aporte, y encima poniendo todo el peso protagónico en una actriz tan limitada como Belén Rueda, que salta de la abulia a la histeria de forma inexplicable.

Otro problema que tiene es que el inicio, en el que el personaje de Belén Rueda llega con su familia al antiguo caserón asturiano donde se erigía el orfanato de su niñez, se hace demasiado largo y poco interesante. Es únicamente cuando por fin aparece el elemento sobrenatural que la película de Bayona empieza a cobrar fuerza, una virtud que se pone de manifiesto en lo que para mí es una de sus mejores secuencias: aquella que involucra a los investigadores paranormales, entre los que se cuenta a una Geraldine Chaplin haciendo de Zelda Rubinstein. Por desgracia, este interesante momento (que da paso a un frenético y efectivo showdown sobrenatural entre la protagonista y los habitantes de la casa) se ve truncado por la llegada de un final desastroso; no solamente el twist final que encierra la historia es predecible hasta decir basta, sino que detrás de él se esconde un desenlace excesivamente edulcorado y cursi, que intenta ser sublime y poético pero fracasa estrepitosamente. Esto es culpa no sólo de las evidentes limitaciones de Belén Rueda como actriz, sino de un guión lleno de agujeros argumentales, inconsistencias y cabos sueltos que al final no tiene nada mejor que hacer que estafar al espectador.

Aún así, no todo es malo, ya que la película de Bayona consigue momentos realmente buenos cuando intenta recrearse en su atmósfera y huir de sentimentalismos melodramáticos. Es únicamente cuando escapa de su potencial como película de terror cuando se despeña. Además, el solo hecho de que se preste atención al cine de género realizado en este país (y en español) ya es un avance, aunque la beneficiada sea esta película y no otras mucho mejores que se han realizado anteriormente, como por ejemplo El espinazo del diablo (2000), de Guillermo del Toro, quien aquí ejerce de productor ejecutivo convirtiendo la película en una pareja temática de su propia obra El laberinto del Fauno (2006). Más allá de eso, se hace para mí inexplicable la cantidad de críticas positivas que esta cinta ha recibido.

El Orfanato, por lo tanto, se puede apreciar de dos formas: si bien representa un buen paso para la formación de una industria de género en el país, como película resulta bastante pobre y fácilmente olvidable. Al igual que como pasó con 28 semanas después (2007), estamos ante una cinta mediana que ha recibido un bombo desproporcionado únicamente porque su director es español. Eso no hay quien me lo quite de la cabeza.

16 comentarios:

Cannonball dijo...

Pues totalmente de acuerdo con usted, este mismo producto llega a venir de los States y pasa por los cines sin pena ni gloria.

Tampoco entiendo como las criticas han sido tan favorables...

Mario dijo...

Pues totalmente de acuerdo yo también. La peli me pareció poco más que correcta. Y las referencias son tan evidentes que hacen daño.

Aún así me alegro de que se den propuestas de este tipo en el cine español y siempre estaré ahí, con mis palomitas, para verlas.

Saludos!

PennyLane dijo...

Me gustó, entretiene, pero demasiados recortes y alusiones a otras peliculas en mi mente. Indirectamente recuerda a otras películas. El final si, muy cursi, demasiado cuenta de hadas como para lo que en realidad ha pasado, que ha sido una putada. Y queda flojo que lo arreglen pintandolo de rosita.

Dcine dijo...

Pues más o menos también estoy de acuerdo con tu opinión. Me gustó algo más, aunque con reparos. No es precisamente una obra maestra, más bien una correcta opera prima a la que técnicamente no hay mucho que reprocharle (tanto la música, como la fotografía, la dirección artística, etc. estan realmente muy correctos, aunque claro, seguramente el tener a su disposición un holgado presupesto seguramente tenga mucho que ver...) y la labor de Juan Antonio Bayona, aunque no pase de correcta, resulta elegante y acertada, pero, por desgracia, todo está al servicio de un guión con algún que otro agujero y demasiado deudor de una larga serie de clásicos (tanto cinematográficos como literarios) a los que la película no es que homenajee, es que, en algunos casos, directamente "fusila" (caso de la escena aludida con el equipo de parapsicólogos, por ejemplo).

En suma, una muy correcta y entretenida película (porque otro punto a su favor es que no aburre en ningún momento, por mucho que quizás tarde demasiado en arrancar) excelentemente vendida y que seguramente se convierta en el éxito del año.

Si este triunfo sirve para que por fin la industria cinematográfica nacional despierte y comience a parecerse precisamente a algo parecido a una industria (valga la redundancia), ojalá recaude dinero como rosquillas.

Un saludo a todos,
Barry Collins

nonasushi dijo...

Pues yo no opino, porque no me la han estrenado. Pero os jo.., que me estrenan los cronocrimenes (eso he leído)

Henrique dijo...

Totalmente de acuerdo. Es triste ver como los productos prefabricados alcanzan una notariedad mientras propuestas más interesantes y humildes se quedan en las sombras.

De todas formas, hay que agradecer Bayona que no rodase la versión 3 del guión, donde el final no es sólo el doble de edulcorado...¡si no que tiene a uno de sus personajes explicando una de las moralejas más conservadoras que he visto!

Ahora bien, lo positivo son los caminos que abren, aunque lo transite la mediocridad, algún día dará paso a un cine verdaderamente interesante.

kuroi yume dijo...

Ya me lo esperaba.
puff!

Cesare dijo...

No la he visto... Pero solo con los trailers apesta a lo que has comentado... Las esperanzas están puestas en Rec...

Anónimo dijo...

Hijole, le diste duro.

A mi me gusto por que rescata aquellas joyitas ochenteras de fantasmas que estan olvidadas. La escena de los monitores es terrorifica y muy bien ejecutada.

Saludos y sigue siendo uno de mis blogs favoritos.
Aaron Soto.
cinemainc.blogspot.com

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Gran película, y lógico el recibimiento crítico, porque sencillamente es una buena película en mi opinión, venga de Usa, España o el Congo Belga, con el unico pero de el universo común de este tipo de películas, teniendo en cuenta que es una opera prima, me parece todo ello digno y una gran entrada en el mundo del cine.
No se donde acaba de ver ustede los fallos narrativos, porque tampoco lo explica, seria interesante un gran debate sobre este film. Pero bueno, ya se sabe, lo popular en ocasiones se mira con otro prisma.
Luego de piedra me he quedado con "28 semanas después", la aun mejor película que esta de Fresnadillo. Definitivamente no coincidimos.
Saludos, muy interesante blog.

Anónimo dijo...

Bueno, digase lo que se diga, yo fuí al cine con mi esposa que deseaba verla por recomendaciones de varios conocidos y amigos de ella,reconozco que mis expectativas eran llevarme un buen chasco y salir bastante aburrido de la sala, afortunadamente me equivoqué, a mi gusto está muy buena, me divirtió, y en cuanto a lo predecible, pues no me lo pareció.

Si me lo preguntan, yo si la recomiendo, puesto que no se aburrirán.
A final de cuentas se va al cine a disfrutar de una película, y vaya que si la disfrutamos mi esposa y yo.

Un cordial saludo desde Tijuana, México.

Anónimo dijo...

DEverian de checar un juego que se llama rule of rose mucho mejor que esta pelicula porque unas eecenas de la pelicula estan sacadas del juego es una horrible copia

Anónimo dijo...

Me parecio una pelicula realmente mediocre.Sobre todo la ultima media hora,muy estirada y sin muchas ideas.Con lo que no estoy en absoluto de acuerdo es en la opinion sobre la actuacion de Belen Rueda en esta pelicula y en general como actriz.Es una magnifica actriz,pero no debe de quedar "muy intelectual y cinefilo" decirlo,por eso lo digo yo que no voy de lo uno ni de lo otro.
Por cierto el tono general de la critica me parece pretencioso y condescendiente a mas no poder.
Es lo que pasa en España,q a cualquiera le pones una gorra y se cree dios.

Raphael dijo...

No estoy acuerdo con sus comentarios. Esta fue una obra muy interesante. Me entretuvo mucho cuando la vimos con la clase de espanol de Ap con la Sra. Reimer. Si.

Sr. Delmónico dijo...

Tres palabras: ES UNA MIERDA

Anónimo dijo...

yo creo que no es una pelicula de terror sino de suspenso y creo que asi si esta ejecutada excelentemente. Todo lo que sufre esa mama uno tambien lo sufre, para poder entender su desicion final, debe llevarte a ese paso lento y frustrante para llegar al desenlace, quien podia imaginar el final...?