domingo, noviembre 12, 2006

Reseña: La culpa (2006)

La culpa (2006), tercera de las Películas para no dormir, era sin duda alguna la más esperada, ya que marcaba el regreso a la dirección de Narciso Ibáñez Serrador, cuya corta filmografía, compuesta por La residencia (1965) y ¿Quién puede matar a un niño? (1976), supone no sólo dos excelentes películas, sino dos de las mejores producciones de terror jamás realizadas en España. Por desgracia, Los más de veinte años en los que Chicho se ha mantenido alejado de las cámaras no parecen haber pasado en balde, ya que su episodio particular resulta el más flojo de toda esta propuesta televisiva.

Participando de la influencia de su propia filmografía, el capítulo de Ibáñez Serrador se sitúa en la España de principios de los setenta, centrándose en Gloria, madre soltera y enfermera sub-empleada que acepta la ayuda de una amiga que le ofrece trabajo y sitio donde vivir en la enorme y antigua casa donde tiene su consulta privada.

No pasa mucho tiempo, sin embargo, antes de que Gloria se de cuenta de que no todo es tan bonito como parece: en primer lugar, los continuos avances sexuales de su amiga le hacen darse cuenta de que su ayuda no es del todo desinteresada, y la famosa consulta privada que tiene lugar en la enorme y vieja casona es, en la práctica, una clínica de abortos clandestina. A eso hay que sumar la inquietante presencia de un desván polvoriento (al que su pequeña hija parece sentirse muy atraída) y una misteriosa puerta en las escaleras que constantemente lucha por abrirse. Todos estos elementos construyen un misterio que, por desgracia, no lleva a ninguna parte, ya que al final, cuando el meollo de la historia es finalmente revelado, descubrimos que todos aquellos detalles que constituían la mayor tensión del relato son en realidad meros adornos que absolutamente nada tienen que ver con el misterio principal.

Esto resulta especialmente doloroso en el caso de personajes y situaciones inquietantes pero que no vienen al cuento, como las constantes llamadas telefónicas que recibe Ana (la benefectora de Gloria) y, sobre todo, las viejas vecinas de aquella enorme casa, elementos completamentre desaprovechados y que parecen estar diseñados únicamente para distraer nuestra atención y pensar que la historia va por otros derroteros. Además, tal como ocurría en La residencia, la súbita llegada de un crimen revela casi por completo el final, ya que deja pocas explicaciones posibles, lo que no impide que aún así el episodio trate de llevarnos por senderos que finalmente no conducen a sitio alguno.

Y aunque en la primera hora de metraje no pasa literalmente nada, el final es sin duda lo más terrible de todo, abrupto, inverosímil y sobre todo con una carga moralista demasiado evidente (aunque no tan sorprendente si se pone atención al título). No cabe duda de que Chicho sabe utilizar muy bien elementos mínimos (los mayores miedos provienen de aquello que no vemos, como una cajita cerrada o una pequeña cuna cubierta con una manta) pero desde el momento en que se hace obvio que dichos recursos no son más que una mera distracción para que no veamos un pobre resultado final, no nos queda más remedio que sufrir por la decepción causada por un episodio del que se esperaba más, pero que mucho más.

7 comentarios:

JohnTrent dijo...

En el blog de Dragon negro, tambien he leido una critica negativa a cerca de este episodio de Peliculas para no dormir.
Tendre que ver para opinar, pero seria una lastima que tuvierais razon, pues el regreso de Narciso Ibañez Serrador al cine de terror se esperaba con ganas.

txolo dijo...

La Culpa está recibiendo palos a mansalva, una lástima

Cannonball dijo...

pero no injustamente, Txolo...

miultimodia dijo...

Vaya, a mi me ha gustado bastante. La historia, aunque engañosa y llena de trampas, me mantuvo en vilo hasta el final, que es de lo que se trata, no? :)

Cannonball dijo...

El problema, o al menos mi problema, es que no engaña a nadie aunque lo pretenda, no hay sorpresa ni suspense.

Aunque al menos habreis podido apreciar lo bonita que es mi ciudad, asi que algo postivo si que tiene XD

dragon negro dijo...

Totalmente de acuerdo, un sin sentido que no lleva a nada y un final de chiste.

Recomiendo si aun no la has visto una de las últimas de la serie, Cuento de navidad, una delicia.

Saludos!!!!

Rolete dijo...

Me encanta el terror y me parece injusto todo ésto. Creo que la influencia de ese terror "flu" americano lleno de sustos predecibles nos está haciendo perder la visión general del terror. Es una muy buena película, a pesar de usar los clásicos recursos "distractorios". Conserva la forma, excelentes actuando las 3 protagonistas, suspenso del principio hasta el final, y ausencia de engendros monstruosos e idiotas. Mi puntaje sería mas alto, y no dudo en recomendarla a todos los amantes del género.