viernes, julio 01, 2005

Míticos: Kane Hodder (1955 - )

Aprovecho hoy para comenzar una nueva sección, dedicada a aquellas personas que han hecho del género de terror uno de mis mayores placeres. La primera entrada quiero ofrecérsela al hombre que ven en la foto que encabeza estas líneas, el semi-dios de la Serie-B Kane Hodder.
Kane Hodder es más que un actor. En realidad, su profesión es la de "stuntman" (ese término cinematográfico erróneamente traducido como "especialista"), es decir, la del hombre de acción que corre todos los riesgos que los actores no pueden asumir. Es el que aguanta las palizas, el que se la juega, el que se cae por los precipicios, el que se enfrenta a las bestias. En fin, ya me entienden. El caso es que Hodder es, además, muy conocido entre los fans del cine hemoglobílico por ser el hombre que más veces ha interpretado al asesino Jason Vorhees, campeón de la saga de Viernes 13 (1980). Kane se ha encasquetado la máscara de hockey y el machete en cuatro ocasiones (es el único, a decir verdad, que lo ha hecho más de una vez) y para muchos, es el que mejor ha sabido dar cuerpo al personaje.
Nuestro amigo nació en Auburn, California, el 8 de abril de 1955. Dice la leyenda cursi que es el bebé más grande que ha nacido en dicha localidad (pesaba 11 libras al llegar al mundo), aspecto que le reportaría muchos beneficios en su carrera futura. Su descomunal envergadura y su natural predisposición a todo tipo de abusos físicos le permitió abrirse paso como "stuntman" (ya he dicho lo que opino del término en castellano) desde 1983, año en que participó en la película Lone Wolf McQuade, una de las tantas que hiciera Chuck Norris a principios de los 80.
Por supuesto, el género donde más se ha aprovechado a este hombre ha sido el de terror, especialmente a la hora de dar vida a criaturas tan grandes como espantosas o a asesinos violentos y desproporcionados. Risible resulta su gorila de House 2 (1987), pero realmente se luce con otros "monstruos" en Project Metalbeast (1995), sin duda la mejor película que se ha hecho sobre "hombres-lobo-cibernéticos-creados-en-secreto-por-la-CIA".

Pero lo que sin duda hace reconocible a Kane es su interpretación de Jason Vorhees, uno de los personajes icónicos del cine de terror actual. De las once películas en las que aparece este personaje (bueno, diez, dependiendo de si aceptamos o no la primera), Hodder le ha dado cuerpo en cuatro ocasiones, y son ya famosos los extremos a los que ha llegado para demostrar a todos cuanto ama a este grandulón de la máscara y el machete; desde negarse a socializar con el resto de los actores del elenco para que así el "miedo" de estos hacia Jason sea más genuino hasta tatuarse la palabra KILL en el labio inferior. Por eso Kane es el favorito indiscutible de los fans de la saga, y la mayoría (me incluyo) considera criminal su exclusión de la película Freddy vs. Jason (2003), en la que Kane brilló por su ausencia, cuando es precisamente él quien ha construido los ademanes típicos y fácilmente reconocibles del personaje.

Actualmente Kane está redirigiendo su carrera hacia la de "coordinador de stunts", aunque sin abandonar del todo la acción en primera persona. Lo hace no solamente en películas de terror, sino también en producciones que gozan del mal llamado "prestigio" de la crítica (me refiero sobre todo a la reciente película Monster, por la que Charlize Teron ganara el Oscar). Los amantes del género podremos disfrutar de su trabajo como coordinador en Los renegados del diablo (2005), la nueva película de Rob Zombie a estrenarse este año.

En todo caso, el futuro promete para Kane. Esperemos que, si algún día Jason resucita de nuevo, lo traigan también a él de regreso.

3 comentarios:

Eki dijo...

"hombres-lobo-cibernéticos-creados-en-secreto-por-la-CIA".

¿Hay mas de una película de este género?

Hombre Lobo dijo...

En realidad se trataba de un chiste. Muy malo, lo reconozco, pero no tanto como la película.

Anónimo dijo...

quiero que hagan mas referencias a michael myers y freddy krueger, por que si el buen cine de terror a sobrevivido hasta ahora es gracias a wes craven y a jhon carpenter.