miércoles, abril 20, 2005

Reseña: Ted Bundy (2001)

El término "asesino en serie" comenzó a utilizarse en Estados Unidos a finales de los años 70, cuando la opinión pública fue sacudida por los crímenes de Ted Bundy, un hombre aparentemente normal, un joven y atractivo profesor universitario, de gran éxito entre las mujeres, que únicamente tenía la "peculiaridad" de haber asesinado un número enorme de ellas (algunos opinan que más de 200 entre 1974 y 1978). El caso de Bundy y su desquiciada afición homicida desató una locura en todo el país, provocando fuertes reacciones encontradas (frente a quienes lo veían como un monstruo, se dice que recibió cientos de cartas de mujeres enamoradas mientras estaba en la cárcel) que lo llevaron sin delación a la silla eléctrica. Como es de esperarse, su vida ha inspirado más de una película, de entre las cuales una de las famosas era The Deliberate Stranger (1986). Pero sin duda, la que mejor ha sabido captar la compleja y a la vez visceral locura de este personaje ha sido esta cinta del 2001, dirigida por Matthew Bright, e incluida en la trilogía que First Look Pictures dedicara a famosos asesinos americanos.

Lo que realmente hace especial a Ted Bundy (2001) es que sencillamente no se contiene ante nada. Bright no duda ni por un segundo en mostrarnos de manera brutal y siniestra al enfermo compulsivo que su personaje principal era, incluso desde la escena inicial de la película, en la que Ted hace muecas grotescas frente a un espejo de tres caras. Y lo más importante, la locura de Bundy es progresiva, desde sus inicios como un simple vouyerista hasta el momento en que finalmente atrapa a su primera víctima, llegando finalmente a ese estado de demencia en la que no puede controlarse, momentos en los que escapa de la cárcel para, ese mismo día, volver a matar. Especialmente perturbadora es una escena en la que Lee (su ingenua novia), queriendo complacer a su querido Ted, le dice que cumplirá su más grande fantasía erótica. Segundos después la vemos atada a los postes de la cama, con las piernas abiertas en tijera, mientras su novio le pide que se haga la muerta y que mantenga los ojos abiertos (!). Definitivamente es para no dormir.

Recuerdo que vi esta película por primera vez junto a mi antiguo compañero de piso, su novia y una amiga. Creo que la opinión de estos chicos sobre mi cambió radicalmente desde aquella noche.
Sin duda no es una película perfecta (se hace un poco larga y, a veces, tiene esa pinta típica de las películas "made-for-TV"), pero sin duda que se trata de algo que, al menos por curiosidad, hay que ver.


[Nota: First Look Pictures lanzó esta película junto con otra titulada "Dahmer" y otra llamada "Ed Gein", también dedicada a famosos asesinos en serie. Recientemente acaban de sacar una cuarta: "Starkweather". No he visto ninguna, pero prometo hacerlo pronto]

3 comentarios:

MARA dijo...

La de Ted Bundy hace tiempo que la vi, y la verdad que me gustó bastante, aunque es lo que dices, puede hacerse un pelin larga. En cuanto ha cine basado en asesinos ebn serie.. bufff, una que vi hace poco, y casi, casi que me quedo dormida fue la de Gacy, el payaso asesino, que es bastante triste,`por no decir nada peor.
La ultima que he visto?? jejeje, saw, por supuesto, muy chula, aunque yo le abria metido un poco más de chicha. Esperemos que en la secuela haya mas.

Juan J. Espinoza dijo...

"Hazte la muerta"... demasiado!

Esta pelicula es muy buena, lastima no sea màs conocida...es uno de esos tesorillos que solo unos pocos hemos visto

Cesare dijo...

La historia de Bundy es interesante, como no. Pero esta película es bastante mala y, ademas, pretenciosa, combinación que la convierte en uno de los mayores truños que me he comido en una sala de cine...