lunes, mayo 02, 2011

Reseña: Halloween: Resurrection (2002)

Si bien intentó sinceramente cerrar el ciclo de secuelas con su cerradísimo y explícito final, Halloween H20 (1998) tuvo la desgracia de ser bastante exitosa a nivel de taquilla, con lo que poco después ya alguien se estaba sacando de la manga una nueva secuela de la saga de Michael Myers titulada Halloween: Resurrection (2002), empleando además una de las más trilladas codas en la historia de los títulos de películas. Probablemente más que ninguna otra, esta octava entrega del asesino de la máscara blanca, la última de la saga original, es descarada en su intento de rentabilizar la franquicia de estas películas con una secuela completamente innecesaria y absurda que por supuesto pasa por completo (como de costumbre) de justificar el regreso del asesino tras varios años pero al mismo tiempo intenta explicar cómo es que Michael Myers continúa con vida después de haber sido contundentemente decapitado en la entrega anterior por su hermana Laurie Strode.

Este personaje reaparece por cierto aquí, y está nuevamente interpretado por Jamie Lee Curtis en un muy corto papel durante el prólogo, que transcurre esta vez en un hospital psiquiátrico donde la incombustible y madura final girl ha terminado tras sus numerosos enfrentamientos con el asesino. Hay que decir en favor de la película que este prólogo es al menos valiente al cometer uno de los mayores sacrilegios posibles a los ojos de los seguidores de la saga, apostando radicalmente a una reinvención de la franquicia y despojándola de sus constantes tradicionales, todo un reto para el director Rick Rosenthal, quien aparte de Rob Zombie es el único cineasta que ha dirigido dos entregas de Halloween (en concreto se hizo cargo de la segunda entrega, allá por el 81). Esta vez la premisa del asesino enmascarado parte del gimmick del horror documental, centrándose en el elenco de un reality show de terror que transcurre en la famosa casa de Michael Myers en Haddonfield, sin saber que el Hombre del Saco está volviendo a casa a acabar con los intrusos.

La idea del reality es atractiva, muy a pesar de que el ambiente de inmediatez que dan las cámaras personales no es aprovechado en todas sus posibilidades (sólo una de las muertes es contemplada por el público, lo que da para un interesante comentario sobre la saga y su base fanática pero que por desgracia se queda en un muy breve guiño), y la película se hubiese beneficiado sin duda de un tratamiento más intimista y menos dado a la repetición de un esquema agotado ya hace años. Aparte hay un intento de hacer ciertas concesiones a la comedia que terminan siendo bastante contraproducentes por culpa de una mala elección de casting, especialmente la del rapero Busta Rhymes, quien tiene uno de los papeles principales de la película y que simplemente destaca demasiado, aportando ruido y quitando protagonismo a lo que debería ser el centro de la película: Michael Myers y sus víctimas.

Al final la voluntad de romper con el estilo anterior se queda en nada porque la película repite el mismo esquema de las anteriores, con una muy predecible confrontación final cuyo desenlace tira el ya infaltable guiño a una nueva secuela. Esta, como todos sabemos ya, nunca llegó, ya que tras el fracaso de esta cinta la saga de Halloween vería su verdadera "resurrección" con el remake de Rob Zombie cinco años después. En cuanto a Halloween: Resurrection, hay que ser muy fan de la saga para darle una oportunidad, ya que esta entrada se pierde en el limbo que existió entre los inofensivos slashers de los noventa y la llegada de un horror más dado a los excesos que vio su explosión justamente el año después.

4 comentarios:

tokig dijo...

- Lo mejor del inicio es la eliminación de Laura, aunque es evidente que la saga debería haber finalizado con H20 la cuál se deja ver. Pero la forma de la "Resurrección" fue un recurso muy enganoso y poco creíble, aunque casi siempre resultan con cosas asi cuando se trata de revivir a un asesino. Pero el resto del film es aburrido y mediocre junto con un muy mal casting....afortundamente las secuelas pararon aca y Zombie entregó un buen remake...

saludos

Anónimo dijo...

La peor.
Las primeras 5 más H20 son las que hay que ver.
La de Zombie es excelente, lástima la secuela que me defraudó.

Romualdo Dedeu Espenaes dijo...

Da igual que la película sea repetitiva, si sale Myers y Curtis será genial siempre.

Anónimo dijo...

Esta película para mi es buena, a mi en lo personal si me gustó, pero obviamente es mucho mejor H20: Veinte Años Despues(Para mi una catedra de como se debe hacer una buena pelicula de terror, es excelente). Lo que no me gustó fue el final pues Myers sobrevive, pues debio haber muerto definitivamente, cuando vi que queda vivo, pense que iba a haber otra secuela, lo cual me hubiera gustado mucho, pero no, lo que hubo fue un remake de la 1 que no me gustó la verdad, hubiera sido preferible una HALLOWEEN 9 para continuar la historia donde se quedó Halloween: Resurrection, y algún día darle un verdadero final a la saga.