sábado, abril 30, 2011

Reseña: And Soon The Darkness (2010)

Contrastando con el apacible inicio de la original, esta nueva versión de And Soon The Darkness (2010) comienza con un prólogo en el que se ve a una mujer gritando y siendo torturada por sus captores, lo que ya desde el principio debería darnos una idea bastante clara del tono buscado por este remake de aquel minimalista thriller británico de Robert Fuest, así como su voluntad de apelar a las constantes del cine de terror actual, específicamente al subgénero de los "turistas en apuros" al que tantas veces nos hemos referido. Eso explica en parte la decisión por parte de sus responsables de dotar al argumento de un mayor grado de exotismo al trasladar la acción de la campiña francesa de la original a la Argentina profunda, donde un par de jóvenes chicas americanas cometen la imprudencia de separarse del resto de su tour de bici en busca del color local, con los resultados ya esperados: una de las chicas desaparece misteriosamente y su amiga debe ser quien la localice a pesar de la escasa ayuda de las autoridades del lugar.

El prólogo al que nos referíamos anteriormente no es la única pista del nuevo tono adoptado por esta versión; son varias las escenas de la película que nos recuerdan la marcada influencia de otros catálogos de crueldades desde Hostel (2005) hasta nuestros días, y aunque no llega a nunca a ser gráfica en cuanto a violencia, sí que llega por momentos a ser bastante vejatoria y a buscar castigar al espectador con las desventuras de este par de atractivas jóvenes y varios intentos frustrados de salvación, tantos que por momentos llega a parecer una parodia. Un punto negativo en todo esto es el hecho de que este remake elimina de un plumazo todo el misterio de la original al revelar ya desde temprano el motivo de la desaparición de la chica y haciendo de éste parte de un horror más "global" en lugar del cuento de psicopatía rural del que la película original hacía gala.

Otro punto que evidencia como pocas cosas la voluntad de excitar el morbo del espectador está en la elección de las dos protagonistas, Odette Yustman y Amber Heard, dos de las chicas guapas por excelencia del cine de terror actual. La primera es conocida por cintas como Cloverfield (2008) o The Unborn (2009), y hay que decir que en esta película se siente completamente fuera de lugar en el papel de la amiga tonta, intentando muy probablemente canalizar el espíritu de socarronería de una Megan Fox light con el que no pega para nada. El caso de Amber Heard es aún más decepcionante; esta chica, a la que hemos visto ya en películas como All The Boys Love Mandy Lane (2006) y el reciente remake de El padrastro (2009), es una que no solamente es bastante atractiva sino que encima me parece una actriz bastante intersante que por desgracia todavía no ha encontrado una película que la haga realmente despegar. En esta versión de And Soon The Darkness, aparte de protagonista aparece acreditada como productora, lo que explica que la cinta gire realmente en torno a ella (casi no hay una escena en la que no salga) y los peligros que la acechan una y otra vez.

No será esta la película que cumpla su cometido de dar más proyección a su carrera (tiene más probabilidades con su incursión en Drive Angry (2010), lo cuasi-último de Nicolas Cage), puesto que el redux de And Soon The Darkness no tiene nada realmente memorable y se queda en un thriller bastante predecible y genérico una vez que se elimina el misterio de la original, algo notable incluso en la escogencia del actor Karl Urban en un papel engañoso que en un principio parece ser aquel misterioso desconocido de la moto que salía en la cinta original pero que finalmente termina ser un personaje de relleno completamente prescindible que incluso se podrían haber ahorrado. Del resto hay pocas cosas destacables, ya que ni siquiera la recreación del entorno rural argentino como una zona de "peligro" consigue reproducir el progresivo ambiente de miedo que Robert Fuest conseguía en su limitado entorno pueblerino que poco a poco se iba volviendo hostil. La única recomendación que se puede hacer, una vez más, es que le echéis un vistazo a la original de 1970 y dejéis esta aparcada.

4 comentarios:

Perse dijo...

A mi me gustó, pese a lo predecible del argumento que se adivina en seguida, tiene un aire agobiante que la hace interesante. Para mi Amber Heard está muy bien en el film. Eso si, no he visto la original... ;)

tokig dijo...

Totalmente de acuerdo, la original tiene muy buen suspenso y un gran uso de las locaciones, este remake es vacio, sin sorpresa y para colmo el personaje de Karl Urban no aporta nada al film. Yo tambien recomiendo siempre la original...

saludos

Sam_Loomis dijo...

No he visto la original, y éste remake tampoco me llama mucho la atención, estoy pensando que no creo que me de el tiempo para ver ninguna de las dos.

Saludos

Carpe Diem dijo...

La original inteesante. Esta flojísima, previsible y sin capacidad para crear climas.
Además, hay un "bonus track" de ridiculez, si uno conoce Argentina ya que la mezcla de regiones es absurda: transcurre en Salta, al norte pero el pueblo fantasma (Epecuén) queda a 2000 kilómetros de allí, en la provincia de Buenos Aires, y la frontera con Paraguay está a miles de kilómetros tanto de Salta como de Epecuén.