miércoles, junio 13, 2007

Reseña: Viajeros de la noche (1987)

Sin duda una de las mejores películas de vampiros de los años ochenta (o de cualquier otra década), Viajeros de la noche (1987) sólo tuvo un elemento en su contra que habría de marcar su fracaso de taquilla: el estreno, un par de meses antes, de Jóvenes ocultos (1987), la película de Joel Schumacher que contaba con una trama muy similar y una campaña publicitaria más fiera (además de una mayor presencia de estrellas juveniles). Por fortuna, el tiempo se ha encargado de reparar esta injusticia, ya que esta cinta que hoy nos ocupa es absolutamente imprescindible a la hora de elaborar una lista de los mejores exponentes del cine vampírico. La historia de Caleb Colton, el cowboy guaperas que es seducido por una chica que le convierte en vampiro y le obliga a unirse a su "familia" de cazadores nocturnos es una pieza de culto que, como ha sucedido en tantas otras ocasiones, tuvo que propagarse a través del formato casero.

Una de las cosas más interesantes de Viajeros de la noche (Near Dark en su título original) es, en primer lugar, como juega con los géneros. Tiene elementos de una película de terror, pero también es una comedia negra y, sobre todo, un western en toda regla. Asimismo, se aleja casi por completo de las típicas convenciones del cine de vampiros. Las criaturas de la película no son sofisticados chupasangres, sino una pandilla de sucios vagabundos que no dudan en liarse a tiros y armar bronca donde quiera que van. Por ningún lado hay ajos, crucifijos ni ataúdes, y tampoco les crecen los colmillos como al resto de sus congéneres. Vamos, que ni siquiera se menciona la palabra "vampiro" en toda la hora y media de metraje. Las únicas "reglas" vampíricas que se mantienen son la sed de sangre humana y el peligro mortal que representan los rayos del sol. Por eso la "familia" compuesta por por el patriarca Jesse, la matrona Diamondback, el pendenciero Severen, la bella Mae y el pequeño Homer debe ocultarse constamente del astro rey viajando en vehículos oscuros durante el día o refugiándose donde pueda manteniendo su estilo de vida nómada.

La película está dirigida por Kathryn Bigelow, una directora muy talentosa y que por desgracia no ha gozado de mayor repercusión más allá de ser siempre referida como la ex de James Cameron. Esta relación probaría tener cierta influencia en Viajeros de la noche, ya que en ella se dan cita varios de los actores fetiche de Cameron, como Lance Henrinkssen (inmenso como siempre), Jenette Goldstein y un crecidísimo Bill Paxton como el psicópata Severen. Bigelow combina de manera magistral esos momentos pausados de melancolía nocturna con desmadradas escenas de acción, incluyendo un tiroteo entre la familia de vampiros y la policía a plena luz del día muy al estilo de los grandes western de Sam Peckingpah o Howard Hawks. Asimismo, la recreación de los vampiros como seres errantes en ese mundo infitamente abierto que es el Oeste americano resulta una de sus mejores bazas y el verdadero punto original de esta cinta. Las diferentes facetas mostradas por cada uno de los miembros de la familia convierten a estos vampiros en unos seres llenos de matices y alejados por completo de su condición de monstruos. De hecho, mi única queja quizás sea la manera en la que se resuelve el conflicto, demasiado fácil y poco creíble.

Es curioso como en poco más de un par de años, los ochenta nos brindaron tres grandes películas que darían nueva vida al género de los vampiros y lo transformarían por completo: Noche de miedo (1985), Jóvenes ocultos y la que hoy nos ocupa son tres cintas tan diferentes que es inútil compararlas. Conformémonos con reconocer que las tres son, cada una en su estilo, obras maestras que merecen ser visitadas cada cierto tiempo. Es una lástima que Kathryn Bigelow no haya vuelto al género de terror, porque Viajeros de la noche es una de esas películas de las que ciertamente no abundan.

22 comentarios:

  1. Muy bien dicho, ya me hize fan de este blog!
    saludos
    aaron soto
    http://cinemainc.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Wow. Increíble, pero jamás había oído hablar de ella. Jóvenes Ocultos y Noche de Miedo son clásicos para casi cualquiera, pero Viajeros de la Noche... Hum... Tengo que corregir este gran error. A por ella.

    Gracias por la reseña. Como siempre, impecable.

    R.

    ResponderEliminar
  3. Me arrepiento... no sabia nada de esta peli...dios que tristeeee.

    Voy a por ella. YA

    ResponderEliminar
  4. Near Dark, es realmente una de esas gemas que pasan desapercibidas por mucha gente. Bien vale la pena echarle un vistazo, mínimo por la memorable performance de Bill Paxton.

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco la conocía. Y eso que creia poseer todas las pelis de género yanquis de la década de los 80 (de verdad que lo creia)

    Que inocente! :-)

    ResponderEliminar
  6. Reconozco que yo también la vi tarde, pero es lógico: "Noche de miedo" y, sobre todo, "Jóvenes ocultos" son tan populares que en cierta forma eclipsan a esta cinta. Sin embargo, no pueden dejar de verla aunque sea, como bien dice el señor Loomis, por ver a Bill Paxton o al INMENSO Lance Henrikssen como Jesse Hooker, sin duda el vampiro con el nombre más cojonudo de todos los tiempos.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo, para mi desgracia, también tuve que recuperarla en formato doméstico y la verdad es que me parece una gran película que, por derecho propio, se ha convertido en todo un clásico de culto entre los aficionados al género.
    Recuerdo que la primera vez que oí hablar de esta película fue en un reportaje sobre un festival (Sitges o algo así) y desde ese día no paré hasta que pude verla, y eso que no he tenido vídeo (dvd en mi caso) en mi vida. Pero finalmente lo conseguí y la verdad es que no me arrepiento, me gustó bastante. Una modernización del género vampírico seria, polvorienta y con algunas buenas ideas luego muy utilizadas que se adelanto unos cuantos años a la, por otra parte también excelente, Vampiros de John Carpenter y que, como muy bien comentas, mereció una mejor suerte.

    Una excelente reseña de una excelente película.

    Un saludo,
    Barry Collins

    ResponderEliminar
  8. Bueno, debo ser de los pocos que la vio (y la revindico) desde su estreno, lo que me hace pensar que me estoy haciendo viejo XD.

    Aunque he de reconocerle que yo habria sido un poco mas generoso, porque esta es de las que mas grato recuerdo conservo.

    Por cierto, que Bigelow ha seguido dando buenas muestras de buen cine y, si esta les gusta (y la Sci-Fi), les recomiendo "Dias Extraños".

    Y ahora, pregunta, ya que esta con el tema vampirico ¿para cuando una reseña de "Turno de noche" ( Graveyard Shift,) otro de los grandes clasicos olvidados de los 80?

    ResponderEliminar
  9. Si en ese entonces le dejaron entrar en el cine es que usted ya está mayor, señor Cannoball XDXDXDXD.

    Aparte de "Días extraños", que también es bastante buena, una película de Bigelow que a mí siempre me ha gustado mucho es "Point Break" (1991), que si no equivoco recibió en España el título de "Le llaman Bodhi" o algo por el estilo.

    "Blue Steel" (1990) también me gustaba bastante, pero es porque las mujeres poli me ponen, y si encima es Jamie Lee Curtis ya ni le cuento.

    ResponderEliminar
  10. Sin lugar a dudas un clásico fundamental de los 80, que no ha alcanzado la repercusión que se merecía, al igual que su directora, la Bigelow, que posee un gran talento.

    ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  11. Bueno, la primera vez que fui al cine a ver 'una de miedo' debia tener 11 o 12 años, y pensaba, por eso de no recomendada a menores de 18 años, que el señor de la taquilla me iba a echar o a llamar a mis padres, ya se sabe, la imaginacion desbordada de los niños.

    ResponderEliminar
  12. Por cierto, que navegando por la red veo que van a rodar un remake de la pelicula que nos ocupa. Se ve que con la continuacion de "The Losts Boys" no tenian suficiente

    ResponderEliminar
  13. awakatraka! la conocía de oídas, pero no tenia referencia alguna sobre su calidad o argumento... Desde ya, gana un puesto preferente en mi lista de pendientes....

    ResponderEliminar
  14. No soy tan entusiasta respecto a esta película, pero si que me pareció una correcta (y original) visión del mito vampirico. Sin necesidad de pronunciar la palabra vampiro ni una sola vez, Bigelow se marca una especie de seudo western underground de ambiente malsano, que tiene momentos buenísimos como aquel del ataque de los vampiros en el bar, o el ataque a los mismos.

    ResponderEliminar
  15. Hace mucho tiempo que no leo una crítica sobre un film de terror que me de tantas ganas de verlo. Ya estoy en plena campaña de conseguir esta película que no sé como pero se me ha pasado por alto. Saludos!

    ResponderEliminar
  16. Un auténtico clásico del fantástico moderno, aun a pesar de Bill Paxton...


    Saludos ArneroS.

    ResponderEliminar
  17. Ya la he vistooooooooo, me flipó muchísimo. Por fin unos vampiros sin glamour, chupas de cuero, siempre sexys,prefectos folladores y que no se les mueve un pelo al pelear. Aquí son de verdad, auténticos Psicópatas.
    Gracias

    ResponderEliminar
  18. Buena peli de vampiros, sobre todo hasta la parte del bar. Para mí, superior a Jóvenes Ocultos, pero ya se sabe, para gustos colores.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  19. Mykelvamp7:49 p. m.

    Creanme soy un super fan de peliculas de vampiros y para darles opciones de peliculas muy entretenidas son las del director Ted Nicolau (Subespecies1,2 y3)o pueden ser tan exigentes como la version de vampiros de John carpenter o la opción de The forsaken.

    ResponderEliminar
  20. Mark Lewis4:01 a. m.

    Ya me he videado Noche de Miedo y Jovenes Ocultos, pero no Viajeros de la Noche, para cepillarme las pelis sobre vampiros gamberros y de pinta rocambolesca y punkrockera... y me llama la atención por Henricksen y la pinta del Paxton,que se ve como nunca (y en verdad nunca, la unica actuacion destacable del resto de sus interpretaciones)...
    en mi lista de espera (pues soy de Mexico y aqui la pelicula no tuvo mucha recepcion -o no la tuve de plano-)

    ResponderEliminar
  21. Pues sí, una estupenda película con un guión que se mantiene. Ni siquiera resulta dañada por la estética ochentera, y el carisma de algunos de los actores es indiscutible.

    ResponderEliminar
  22. Toecutter10:10 p. m.

    Excelente pelicula vampiresca y ochentera, me gusto mucho la escena del bar y el escape del hotel que apuntas, afortunadamente en años recientes Let the right one in, vino a recordarme lo fantastico del genero vampirico, no me gustan los vampiros tipo Anne rice/The matrix. Para mi son monstruos horrorosos al nivel de leatherface o jason.

    ResponderEliminar

Información básica sobre Protección de Datos

Los datos que proporciones en este formulario son recopilados y almacenados por el administrador de este blog con el único fin de moderar los comentarios a los artículos publicados. No se comunicarán datos a persona u organización alguna. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos en cualquier momento.

Al comentar en este blog aceptas nuestra Política de privacidad

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.