sábado, julio 29, 2006

Tres pósters, una idea

Recordando la fascinación del señor Barry Collins por los pósters de películas, he decidido dedicarle este post que llevaba tiempo dando vueltas en los archivos. Lo que ven arriba de estas líneas es el póster americano de The Descent (2005), que se estrena por fin en los Estados Unidos tras más de un año de retraso. Aquellos que recuerden el póster original sin duda alguna coincidirán en que se trata de algo muy diferente.

Me pregunto, sin embargo, cuántos adolescentes (principales consumidores de cine veraniego) sabrán que dicho póster americano es una copia de aquella "calavera" de Salvador Dalí que fotografiara Phillip Halsman, titulada muy apropiadamente In voluptate mors.

Sin embargo, lo que resulta más curioso de todo esto es que dicha calavera de Dalí ya se había utilizado furtivamente en el póster original de El silencio de los corderos (1990). Para verla, no hay más que hacer clic en la imagen de arriba y contemplar, en toda su gloria, la calavera que aparece en la espalda de la polilla que cubre la boca de Jodie Foster.
Esta curiosa frikeada la encontré en DVD Talk, fabulosa página donde, por cierto, tienen uno de los pocos reportajes americanos del ComicCon 2006 que ofrecen ALGO aparte de balbuceos acerca de Snakes on a Plane (2006). Recomendable.

4 comentarios:

El Vaugan dijo...

La calavera del cartel de "El Silencio de los Corderos" ya la distinguí en su día, lo que no sabía era que venía de una cración daliniana. No deja uno de sorpenderse.

Saludos.

Roberto A. Oti dijo...

Ostras que chulo!! ni me había dado cuenta. A pesar del plagio, el poster de "The Descent" es genial, muy superior al que se comercializó por aquí.

Saludos

Dcine dijo...

Gracias por la mención y por acordarte de un humilde servidor (y de mis obsesiones "carteriles") te lo agradezco. Te debo una.
;)
La verdad es que el cartel de The Descent ya lo conocía (no lo puse en el blog porque como ya se había estrenado hacía un tiempo lo guarde para un mejor momento) y lo del cartel de El Silencio de los corderos también. Lo que no conocía era lo de Dalí, y eso que estudie en una escuela de artes...(aunque esa es otra historia) Resulta interesante que para anunciar una película de terror -no muy buena, por cierto- recurran a Dalí y su genial obra. Desde luego si eso sirve para acercar la obra del pintor a los atolondrados adolescentes norteamericanos, chapó! (aunque sea solo a uno...)
Ah! y muy interesante el enlace de dvdtalk, ya forma parte de mis enlaces.

Un saludo,
Barry Collins

Cannonball dijo...

No habia visto el cartel de The Descent, pero si conocia la relacion entre el de "el silencio de los corderos" y la obra de Dali... ventajas de ser un facoquero televisivo