miércoles, julio 12, 2006

Reseña: Un hombre-lobo americano en Londres (1981)

"Cuidado con la luna". Ese es el consejo que ofrecen unos aldeanos de las estepas inglesas a David y a Jack, dos mochileros americanos perdidos en el Viejo Mundo. Cuando estos desoyen tal consejo, son atacados por una inmensa fiera salida de la bruma. Jack muere destrozado en las fauces de la bestia, mientras que David sobrevive de milagro y despierta en un hospital de Londres. A partir de allí comienza su lenta pero inexorable transformación en el licántropo que aterrorizará a los transeúntes de Picadilly Circus, portador de una maldición que sólo puede eliminarse de una manera.

A pesar de sus muchos defectos, es fácil ver por qué Un hombre-lobo americano en Londres (1981) es una de las películas de terror más importantes de la década de los ochenta. Después de todo, 1981 fue el año de los licántropos, ya que aparte de esta, dos otras producciones compitieron por llevarse el palmarés de la mayor bestia mostrada en pantalla: El aullido (1981) y Wolfen (1981). El predominio de esta película sobre sus dos competidoras se debe principalmente a un hombre: el oscarizado Rick Baker, maestro del maquillaje que dio vida a las dos criaturas que adornan este largometraje: por un lado David, cuya transformación en licántropo es todavía considerada una clase magistral de maquillaje real (es decir, nada de imaginería digital) y por el otro su amigo Jack, quien se le aparece constantemente bajo la forma de un cadáver parlante que se va descomponiendo a lo largo de toda la película.

Precisamente detalles desternillantes como este son los que han hecho que se clasifique a la cinta como una comedia, cuando en realidad no lo es (al menos no totalmente). Después de todo, se trata de una película de John Landis, y por lo tanto participa de esa genial ambivalencia típica de este director. La violencia en Un hombre-lobo americano en Londres es horrible y cruel, pero al mismo tiempo está rodeada de un absurdo tal que hace de la película toda una delicia. La mejor prueba de esto es la escena en la que un desesperado David confronta a los espectros de todas sus víctimas en la sala de un cine porno, justo antes del clímax de la historia. Llegados aquí, sin embargo, nos encontramos con el que quizás sea el mayor tropiezo de la película, ya que su final es abrupto y violento, dejándonos con la sensación de haber presenciado un desenlace excesivamente oscuro para lo que nos anticipaba la singular ligereza de la película.

Sin embargo, aún con todas sus contradicciones, sigue siendo una pieza de referencia obligada, con sus desparpajos, su humor ingenuo combinado con su brutalidad sin reservas, su banda sonora (hecha exclusivamente de canciones con la palabra "luna" en el título) y sobre, por poner bien alto el listón en lo que a hombres-lobo se refiere. Más de 25 años después no ha perdido ni un ápice de su garra, lo que la convierte en un logro envidiable.

15 comentarios:

El Vaugan dijo...

Realmente esta película de Landis tiene uno de los finales más anticlimáxticos de la historia del fantástico, con ese tema marchoso y trotón justo después de la dramática muerte del lobo. La escena del cine porno, la del aslato de los nazis-zombis y la del ataque en el metro también son antológicas.


Saludos VideoArenileS.

Cannonball dijo...

Encantado de tenerle de vuelta, espero que haya disfrutado de los Sanfermines, para hacer mas amena la vuelta a la rutina, me descuelgo con un corto absolutamente terrorifico:

http://arkhamarchive.blogspot.com/2006/07/cat-with-hands.html

3 minutos y 33 segundos sin desperdicio. Para relacionarlo con su post de hoy, diremos que a nivel escenografico recuerda a ese otro clasico de la licantropia llamado "En compañia de lobos".

En cuanto al final de "Un hombre lobo americano en Londres", a mi me encanta, es la unica manera logica de terminar esta historia... tal vez deberia haberlo desarrollado mas, quiza traicione el espiritu ligero del resto de la pelicula, pero es inevitable. Salvando las distancias, Cronenberg opto por algo similar en "la mosca"...

Cannonball dijo...

Como veo que le ha gustado, le recomiendo la siguiente pieza de Robert Morgan, "Dek - The separation" que es relativamente sencilla de encontrar por la red de redes a una resolucion mas que aceptable, en la el director nos sorprende con la lugubre historia de dos hermanos siameses.

La-Ruina-de-la-Familia dijo...

Maravillosa.

miultimodia dijo...

Desde luego es un clásico del género. Me acuerdo que el final causó un gran impacto cuando la vi de pequeño. Tendré que retomarla algún día de estos...

Uruloki dijo...

Una clásico de los 80. Personalmente junto con Aullidos de lo mejor que se ha hecho. Nunca una transformación fue tan dolorosa y realista. Rick Baker se llevó un Oscar por esta peli y Rob Bottin se quedó con las ganas por no utilizar su misma técnica en los efectos de Aullidos.

En fin, indispensable para todo amante del terror de los 80. La edición en DVD aparecida hace varios años vale mucho la pena!

Le dediqué un especial a su transformación en este post:
http://www.uruloki.org/felipeblog/archives/000822.html

Dcine dijo...

Estoy de acuerdo totalmente. Una gran película y unos de los mejores ejemplos del cine fantástico de los 80 que a pesar de los años que han pasado no ha perdido ni un ápice de su gracia.
En principio puede resultar chocante la extraña mezcla resultante de unir comedia con terror y gore del bueno (vamos que hay sangre a litros), pero sin embargo pocas películas han logrado mezclar elementos aparentemente tan dispares de una forma tan fluida e impactante ( así, sin pensar ahora solo me acuerdo de Shaun of the dead o Evil Dead 2 igual de acertadas en la mezcolanza, aunque de todas formas estas dos estén mucho más enfocadas a la comedia que al terror). El humor es del bueno y secuencias como la del cine o ideas como la del amigo/espectro/zombie dan buena cuenta del talento para la comedia de su, por desgracia, denostado director. Los efectos especiales de maquillaje son antológicos, y junto a los de "Aullidos" y los de "En compañía de lobos" son los más logrados y espectaculares efectos de maquillaje que he visto en una película de licántropos, todavía no superados por los actuales (y muchas veces chocantes) efectos digitales. Quizás, como único pero se me ocurre ese final tan abrupto y brutal que si que pudiera haberse resuelto de una forma más acorde con el tono ligero pero como también se ha dicho, es la única forma coherente de terminar la película. Al fin y al cabo el pobre protagonista a cometido demasiadas atrocidades como para salir indemne al final del relato.
Una gran película y una buena reseña (como siempre) de los más granado del cine fantástico de los últimos años. Es de agradecer.

Un saludo,
Barry Collins

Carmelo Lattassa dijo...

Viejo, pensé que estabas en Barcelona, de hecho estuve tentado pero se me pasó... Un abrazo.

JohnTrent dijo...

Es, sin duda, una pelicula destacable, aunque quizas esta mas mitificada de lo que deberia.

Lo mejor y lo que la diferencia y pone por encima de otras del estilo es, como bien dices, su espectacular maquillaje. Y es que, los efectos son brutales, siendo la transformacion la mejor que he visto nunca.

robgordon1982 dijo...

A mi me parece una de las grandes de los 80. Con momentos tronchantes en mitad de una,presumiblemente seria,historia de hombres lobos.Cada vez que escucho "Moondance" y "Blue Moon", recuerdo a Landis y a esta cinta.

Por cierto, y como ya apuntaste tu en su post correspondiente, las autoreferencias que se hace en "Deer Woman", son cachondisimas.

Me gusta tu blog, te he colocado entre los enlaces del mio.

Saludos!

Z0MBI dijo...

Yo nunca más me internaré en un páramo, no desde esta peli.
:D
¿Qué opinas acerca de la película de Pedro Olea, "El bosque del lobo"? Para mí la mejor del género de los licántropos, con un José Luis López Vázquez enorme.

Anónimo dijo...

Tengo entendido que en esta pelicula salio Yoda(es decir, Frank Oz)y realmente las veces que la he visto cuando la dan por T.V. no logro identificarlo. Maybe es uno de la prole en la cantina cuando llegan estos dos personajes (David y Jack). No se en que escena se supone que sale. Si alguien sabe, digame.

Esmeralda.

Hombre Lobo dijo...

Frank Oz aparece brevemente en la escena del hospital, y es uno de los hombres que viene de parte de la Embajada de Estados Unidos. En la película le llaman "Mr Collins".

Y a decir verdad, aparece una segunda vez como la voz de Miss Piggy en la escena del sueño de David donde la familia está viendo un episodio de los Muppets, así que ahí lo tienes.

Pedre de Pedre dijo...

Pero nadie va a comentar la genial escena en la que quiere que lo encarcelen:"La reina Isabel es un marimacho. El príncipe Carlos es un maricón, Shakespeare era francés" (era así?)

MonoRojo dijo...

Clase maestra de efectos especiales! por lo demás esta muy bien, entretenida y valla que los nazi zombies me sorprendieron en su momento..! jajaja joder malditos me hicieron saltar, no me los esperaba!