sábado, noviembre 13, 2010

Reseña: Triangle (2009)

De entrada es necesario hacer una aclaración: es absolutamente imposible hablar de Triangle (2009), tercera película del siempre interesante director británico Christopher Smith, sin decir al menos de qué va. Intentaré no revelar detalles importantes, pero no es posible hablar acerca de sus virtudes sin mostrar al menos cual es su base argumental, una que ya se intuye por cierto en el trailer. Sin embargo, el saber este detalle por anticipado no impide apreciar una película muy singular, para mí la más interesante hasta la fecha del director de Creep (2004) y Desmembrados (2006), y que sin duda merece una mayor notoriedad. Es también un cambio de estilo bastante radical para su director, el cual consigue con este cuento de terror de alta mar un ambiente muy logrado y alejado (al menos en su mayor parte) de las opulencias gore de sus dos anteriormente citados trabajos.

El argumento de marras es el de un grupo de amigos cuyo yate naufraga en el Atlántico y son recogidos por un misterioso buque en el que todos los pasajeros y tripulantes parecen haber desaparecido repentinamente y sin dejar rastro, un lugar desconcertante donde hasta los relojes se han detenido. La película está narrada por completo desde la perspectiva de una mujer que parece ser la única en darse cuenta de que no están solos y de que están siendo observados. Lo que mejor ha conseguido Smith quizás sea el ambiente que se respira en el buque, un sitio enorme y silencioso que parece de otra época y cuyas resonancias mitológicas guardan un significado bastante evidente que anticipa el elemento sobrenatural en el que la protagonista (y sus amigos) se verán involucrados, revelando al espectador que el barco que consideraban inicialmente su salvación es en realidad la peor trampa posible. La naturaleza de esta amenaza es intuída en cierta forma gracias al trailer y a un muy destacable poster, aunque la verdad es que el tratamiento que la película le da no es precisamente el de una sorpresa; una vez que la protagonista (y por ende el público) sabe qué es que lo está ocurriendo en el barco es cuando la cinta realmente ha comenzado.

Debido a su temática Triangle ha recibido unas muy predecibles comparaciones (casi siempre desfavorables) con Los cronocrímenes (2007), de Nacho Vigalondo, mención que por sí sola ya debería dejar bastante claro cual es el elemento argumental que quería no tener que mencionar. Tal símil es, aparte de desafortunado, bastante injusto ya que las semejanzas entre las dos películas son superficiales y limitadas únicamente al recurso narrativo del bucle temporal y la presencia del Doble, elementos ciertamente no muy originales. Del resto, las dos cintas son completamente diferentes y tienen objetivos muy distintos. De hecho, si existe una clara inspiración de Triangle esta probablemente sea El resplandor (1980), de Stanley Kubrick, a la que hay varias referencias intencionales y muy claras. El tema de la disyuntiva temporal deja ciertamente algunos agujeros y cuestiones sin resolver así como unos giros de guión en ocasiones demasiado insólitos, pero eso es porque a diferencia de otras historias similares, esta película no parece intentar contar un argumento cerrado sino solamente un punto en lo que se intuye como una historia mucho más larga, y la constante repetición de las desgracias de la protagonista no hace sino resaltar el tono de una cinta pesimista y deprimente que sin embargo no pierde nuestro interés en ningún momento.

La estructura de la película con su tema de repeticiones temporales y su ambientación de sci-fi oscura emparenta también a Triangle con The Twilight Zone, comparación pertinente también por el subtexto de ironía cósmica que sin duda muchos reconocerán. Pero hay que olvidarse por un momento de la referencialidad: lo importante de esta película es que con ella Christopher Smith parece haber alcanzado una de sus obras más completas y una en la que la sensación de desorientación está bastante marcada, lo que no quita que encima sea una de esas cintas que terminan creciendo en el recuerdo una vez que se apaga la imagen. Absolutamente recomendable.

5 comentarios:

Sir Laguna dijo...

Me alegra saber que no estoy solo en mi gusto hacia esta pelicula. La mayoria de reseñas que he visto lo unico que hacen es resaltar los huecos en la trama (que yo convenientemente prefiero ignorar).

Caos dijo...

Gracias. La película te sumerge porque todas las preguntas y respuestas te las planteas una vez finalizada la narración. Realmente es una pesadilla de las peores, el bucle, la sensacion de una espiral temporal que dificilmente tiene solución. Muchos films te tienen en suspense y luego te dan un final inesperado, pero que ni el mejor espectador podría haber imaginado, sacandose de la manga una justificación poco sostenible. En este caso te abre la mente y te pones en la piel de la protagonista y como tú hubieses intentado cambiar el sentido de las agujas.
Lo que es inaceptable, según tengo entendido, es que esta película ni siquiera se ha traducido al español, y mucho menos, navegado por la cartelera española.

Kurazaybo dijo...

Bueno antes que nada me gustaría mencionar que estoy en desacuerdo con el uso de la expresión "son recogidos" ya que, estrictamente hablando, eso no es lo que ocurre. Principalmente porque implica una acción de parte de alguien en el barco. Disculpa por ponerme tan exigente.

Dicho eso, la verdad estoy de acuerdo contigo. Es una cinta bastante pesimista, original y realmente destaca por ese final abierto, que es efectivo y tiene mucho sentido. Yo sinceramente necesitaría verla por segunda vez para apreciarla completamente.

Yo noto cierta similitud entre Christopher Smith y Neil Marshal, por la constante de las mujeres y en cierta medida las temáticas.

tokig dijo...

Muy buen film y ya lo he visto 3 veces, siempre se le puede sacar algo nuevo. No estoy de acuerdo en los huecos del guión, pues tiene una trama un poco enredada pero todo encaja. El film, no es del todo original pero sobresale por su buena factura. De acuerdo con las referencias a The Shinning, con esos largos pasillos que recuerdan al Hotel, pero te falto otra d elas coincidencias con los Cronocrímenes y es el uso de la máscara para tapar el doble....

Esta e suna película que no paro de recomendar...

Saludos

Nader dijo...

¡Magnífica! No sabíamos que ver en casa hoy, y solo con leer la última línea de la crítica, teníamos a la candidata perfecta. Una vez vista, y leyendo la entrada entera, coincido cien por cien.

¿Me permites dos sugerencias? No cites "Los Cronocrímenes" por si alguien no ha visto esa maravillosa cinta; y que vuelvan las notas numéricas :)

Un abrazo, y enhorabuena por este genial blog que es una de mis referencias.