martes, septiembre 25, 2007

Reseñas: Desmembrados (2006)

A pesar de que haya llegado a nuestras carteleras con casi un año de retraso, Desmembrados (2006) aterriza en un momento muy apropiado, no solamente por el hecho de que en España se haya estrenado en una sesión doble que buscaba capitalizar el fallido fenómeno del Grindhouse Tarantino/Rodríguez, sino también porque la reciente proliferancia (con su consecuente hartazgo) del survival horror y las porno-torturas hace que forzosamente tengamos que dar la bienvenida a una película que toma toda una serie de topicazos y los parodia de una manera que sólo podemos calificar de brillante. Y lo mejor de todo es que en ningún momento se siente que haya un desprecio hacia el género en particular, sino todo lo contrario: el humor está tan bien llevado y las convenciones de este tipo de historia están tan bien manejadas (y revertidas) que no es exagerado decir, como ya se ha dicho desde su estreno, que esta película (hasta cierto punto) hace por el survival horror lo que en su momento hizo Shaun of the Dead (2004) por el género zombi.

Aprovechando asimismo la reciente fiebre de rodar producciones de bajo presupuesto en los países de Europa del Este, la historia de Desmembrados parte de a misma premisa de todas estas películas: un grupo de personas atrapados en una tierra extraña donde son masacrados uno a uno por una amenaza local. La diferencia es que en esta ocasión los protagonistas no son adolescentes cachondos o una familia idílica de clase media, sino un grupo de ejecutivos de una multinacional de armas que han empezado a probar en sus propias carnes la violencia que puede causar la industria de la muerte a la que se dedican. Semejante sátira social, que en manos más "serias" hubiese resultado risible y adoctrinante, encuentra aquí un campo de risas gracias al empleo de los más manidos estreotipos de oficina llevados al campo del horror: desde el inútil líder de equipo hasta el pelota corporativo, desde la guardiana de la corrección política hasta el colgao de los porros y hongos, todos deben trabajar en equipo por primera vez en sus vidas si quieren salir ilesos de aquella experiencia. Pero claro, a diferencia de otros intentos de parodia, Desmembrados nunca deja de ser una película de terror (y de hecho, hay un buen trozo de la película en el que las risas brillan por su ausencia), ya que los niveles de casquería y violencia gráfica son bastante altos, cortesía del británico Christopher Smith, quien ya había dado un adelanto en su cuando menos interesante Creep (2004).

Quizá la única pega que puedo ponerle a Desmembrados es que, al final, sus ambiciones se han quedado cortas, ya que la historia daba para mucho más. El desastre del espíritu corporativo sumido en una situación de auténtica supervivencia podía haber alcanzado proporciones épicas en vez de quedarse en unas cuantas referencias puntuales (el jefe que es un tipo duro en el trabajo demuestra ser un auténtico cobarde llegada la hora de la verdad), lo que me hace pensar que Christopher Smith no ha querido o no ha podido dotar a su película de una mayor resonancia temática. Incluso el título original, Severance, hace referencia a Deliverance (1972), que aunque no es una película de terror al uso, sí que es una antecesora más que evidente del survival horror. En vez de eso, nos tenemos que conformar con un muy buen cruce entre The Office y Hostel (2006), con macizorras húngaras incluidas.

Si algo se le puede achacar es que, en ocasiones, su humor puede resultar un tanto bufo y demasiado básico (lo cual hace que no llegue a los niveles de maestría de Shaun of the Dead, por ejemplo), pero a pesar de sus fallos se agradece, ya que es una cinta de la que yo, en particular, no esperaba mucho. En un año en el que los estrenos de terror realmente sobresalientes no han sido muchos, una película como Desmembrados viene a llenar cierto vacío. También yo creo que, con un poco más de promoción y separada de su compañera de doble sesión, Ovejas asesinas (2006) podría haber dado una muy grata sorpresa.



[Nota: todavía estáis a tiempo de pasar por este post y dejar allí vuestros votos para las mejores películas de terror de los años noventa. Ánimo.]

5 comentarios:

kuroi yume dijo...

Qué le voy a decir? Completamente de acuerdo!

Sir Laguna dijo...

Cierto. A mi temabien me parecio muy divertida.... pero a veces, DEMASIADO divertida para su propio bien, y es que me terminaba pareciendo que cuando debia horrorizar, resultaba chistosa y vice-versa.

Pero igual me gusto.

Y por cierto, ese experimente a la "Grindhouse" que se hizo con esta y "Black Sheep"... si fue exitoso en España?

Hombre Lobo dijo...

No sé si podemos llamarlo éxito o no, ya que se estrenó en muy pocas salas. En todo caso, dicho truco podría resultar para dar salida a un montón de cintas de género que por lo general son ninguneadas aquí por las distribuidoras, de modo que la idea bien vale la pena.

Antonio dijo...

Hola Saludos
Pues no he visto esta pelicula aunque me han hablado bien de ella. aver si tengo un hueco y la veo
Saludos


---------------
www.terrorynadamas.com

BUDOKAN dijo...

Yo también voy a coincidir con lo que escribes sobre el film en este posteo. Creo que la idea original daba para mucho más y se queda a mitad de camino. Esa es la impresión que me deja. Saludos!