sábado, febrero 07, 2009

Reseña: Viernes 13: capítulo final (1984)

Tras el éxito de la tercera entrega de la saga, Jason regresa en Viernes 13: capítulo final (1984), en un título con una coda engañosa que debemos a los chicos de la Paramount, quienes temían en su momento que su franquicia de terror ya no fuese rentable más allá de un cuarto capítulo. Sorprendentemente, el público reaccionó de forma entusiasta a una repetición más de los esquemas de las anteriores. Con un presupuesto de alrededor de 1,8 millones de dólares, recaudó más de 32 sólo en la cartelera, lo que la convierte en una de las entregas más exitosas de la saga. Los motivos de dicho triunfo se pueden apreciar en muchos detalles que evidencian que con esta cuarta parte llega el auténtico Viernes 13 que todos conocemos, empezando por el propio Jason, quien a pesar de seguir formando parte (de momento) del mundo de los vivos, es ya obviamente un superhombre que tiene muy poco de humano. Si las primeras dos películas explotaban un remedo paleto del giallo en el que no veíamos al asesino (únicamente la mano con el arma) y la tercera nos mostraba un gigantón tosco y bruto que forcejeaba con sus víctimas, esta nueva película trae a un matarife que parece no sentir dolor ni detenerse ante nada.

El estilo desenfadado de esta cinta se debe en gran parte a la mano del director Joseph Zito, quien en años posteriores se especializaría en el cine de acción. Curiosamente, gran parte de este género está presente en su Viernes 13; el Jason de esta película (interpretado por primera vez por un stuntman profesional) rompe paredes y ataca a sus víctimas con brutalidad, y varias de las muertes toman lugar en forma de stunts en los que la víctima sale literalmente disparada por los aires. Otro motivo de regocijo es la coincidencia en ella de algunos nombres como Corey Feldman, Crispin Glover (y su extrañísima escena de baile) y Tom Savini, quien regresa tras la primera película para encargarse nuevamente de los efectos especiales. El caso de Corey Feldman es significativo, ya que su personaje, Tommy Jarvis, sería el protagonista de una trilogía en la que Jason obtiene lo más parecido que ha tenido a un némesis. El guión, sin ser nada del otro mundo, sí que tiene atisbos destacables de "historia", incluyendo un personaje que busca venganza contra el asesino de Crystal Lake y que enlaza con las entregas anteriores. Por desgracia, este ángulo argumental no es explorado debidamente.

La coda de "capítulo final" es, por lo menos en su contexto, sincera, ya que el desenlace es lo suficientemente explícito para dejar bien claro que, en el caso de haber una secuela, esta se iría por otros derroteros y exploraría nuevas vertientes. Como ya todos sabemos a estas alturas, los fans pedirían más de lo mismo, y el estudio les daría taza y media. En definitiva, esta película es uno de los puntos altos de la saga, una entrega llena de energía en la que coinciden varios elementos ganadores. Sin embargo, lo más importante de esta película es que la saga retoma el buen camino tras la decepcionante tercera entrega, abriendo así un nuevo camino de explotación que recorrerían las siguientes partes. Vale la pena recordar esto antes del inminente estreno de su remake que, a juzgar por los avances, no está ofreciendo nada que no hayamos visto ya varias veces.

7 comentarios:

Aarón Soto dijo...

Muy de acuerdo, esta es la mejor peli de "Friday the 13th", de hecho es la única de la serie que tiene algúnos personajes tridimensionales, mi favorito es claro Feldman, un personaje tributo a todos los que amamos el terror.

Saludos.

MonoRojo dijo...

Lo que estaba esperando, la mejor película de Viernes 13, y según mi modesta opinión la que debio cerrar la saga; mi favorita y tambien la más vista, a parte de parte 6 que fue la primera que vi de todas... (cariño especial)

Este viernes 13, todos a ver "Viernes 13", supongo Hombre Lobo que irás a verla inmediatamente, pues es lo que yo haré.

Hombre Lobo dijo...

No sé si llegaría a decir que es la mejor (en este momento creo recordar que hay entregas que me gustan más), pero sí es cierto que cuando la gente recuerda la saga, generalmente es por esta. Y también es cierto que a partir de aquí la fórmula se desvía menos de un camino preestablecido.

El remake lo veré, pero claro: de entrada lo que parece es un "Viernes 13 parte 11"...

Igor Von Slaughterstein dijo...

El subtítulo más hilarante de la historia del género. Solo superado por "Pesadilla Final. La Muerte de Freddy" XDDDD

La peli quizás sea más de lo mismo, pero entretiene como siempre.

Saludos!!

Ñako, señor de los vídeos dijo...

Bueno, hombre lobo, me has convencido... aunque las considere antiguas (como ya he dicho varias veces en tu blog) voy a verme la saga de Viernes 13 entera (tengo doce películas para ver). Que además el remake se estrena pasado mañana...

Vick dijo...

Bueno ya ha salido ese remake y es una idiotez, la verdad no me gusto, esta 4a parte era como dices atrayente por ver como terminaba la saga pero despues descubrimos que mintieron sobre el final, la 6 y la 2 tambien son de mis favoritas, pero debo decir que como siempre los adolescentes no convencen mucho, ni Crispin Glover puede llevar todo el peso dramatico.

El maestro de las llaves dijo...

De nuevo la crítica tiene bastantes inexactitudes.

"el Jason de esta película (interpretado por primera vez por un stuntman profesional)"

Eso no es cierto, en la 2º entrega Jason fue interpretado por el stuntman profesional Steve Dash.