jueves, julio 17, 2008

Reseña: Shutter (2008)

Tenían que pasar varios años de explotación para que la versión americana de Shutter (2008) resumiera en una sola película todas los vicios de esta bollería recalentada en la que se ha convertido el trabajo de versionar títulos de horror orientales. No era de extrañarnos, claro, ya que la original tailandesa de hace cuatro años ya era todo un resumen de los preceptos y lugares comunes de gran parte del cine de terror llegado de Oriente, especialmente en lo que se refiere a la estética típica del relato de fantasmas japonés. Curiosamente, la versión americana que nos ha deparado la Fox este año aprovecha eso al simplemente descartar la ambientación tailandesa y situar la historia directamente en Japón, cosa que le sirve no sólo para justificar la escogencia del director nipón Masayuki Ochiai, sino también para ser mucho más descarados en su intento de repetir el éxito de The Grudge (2004), por desgracia sin nada de chicha. El resultado es una entrada más en la larga lista de mediocridades que pasarán a engordar los remates de DVD's; en definitiva, Shutter es el The Grudge de los pobres.

Pero a diferencia de lo que hiciera en aquel entonces Takashi Shimizu, Ochiai no se limita a calcar paso por paso la historia del Shutter original; si bien es cierto que la estructura básica se repite, algunos ligeros cambios en la historia favorecen su propuesta, al menos en los primeros minutos de metraje. Fiel a la tradición de gran parte del horror made in Japan, esta versión prefiere centrarse desde el principio en el lado alienante de la tecnología llegando casi a convencernos de que una cámara es un objeto que debe dar miedo en sí mismo. Esta premisa, por desgracia, es abandonada a los pocos minutos para ahondar en la insulsa historia del matrimonio de los protagonistas, el cual no despierta ningún interés en ningún momento. La película, sin embargo, tiene el acierto esta vez de corregir uno de los mayores errores de la original al centrar la acción más en la chica que en su marido, con lo que el final, sin dejar de ser tramposo, al menos cobra un poco más de sentido. Lástima que varias de sus interesantes ideas esbozadas en el inicio (como esa mirada nada halagadora al mundo masculino y a la cosificación de las mujeres) se pierdan en un desarrollo bastante aburrido.

Otro problema es, evidentemente, que los aciertos del Shutter original en cuanto a escenas de miedo no están muy presentes aquí. La decisión por parte del estudio de mantener la cinta en el terreno del PG-13 no ha resultado muy beneficiosa, y debido a la tremenda previsibilidad de todo lo que ocurre (no sólo por tratarse de un remake, sino también por no salirse de las convenciones más básicas del japo-terror), las únicas bazas con las que puede jugar Ochiai residen en el argumento y en la trama "investigativa" de los dos personajes protagonistas, pero esta también se muestra con muy poco interés. Rachael Taylor, por su parte, no hace sino poner "cara de susto" toda la película, y Joshua Jackson repite una vez la medianía típica de un actor en temprana decadencia tras su éxito en Dawson's Creek.

Por desgracia hay un detalle que no he podido superar en esta versión tampoco, y es que al igual que como ocurría con su predecesora, la "revelación final" de esta película me parece más bien ridícula debido a una imagen que se presta más a la risa tonta que al terror propiamente dicho. Con todo y eso, quizás esta versión de Shutter no sea la peor de todas las revisiones del cine de terror asiático, pero sí puede que sea una de las más innecesarias y supérfluas.

12 comentarios:

Sir Laguna dijo...

La verdad... la original Shutter es una de mis peliculas de horror favoritas... y voy a verme este remake solo para poder ponerme en modo Rage.

Pablo dijo...

La verdad que el cine oriental y sus respectivos remakes americanos nunca me llamaron mucho la atencion y para mi "The grudge" no es la gran pelicula.
Igual voy a ver "Mirrors" solamente por que la hace Alexander Aja,si no la hiciera seguramente no la veria

saludos

FiNCHeR dijo...

Dentro de los remakes de cintas orientales, me quedo con The ring de Gore Verbinski, lejos. La hermosa fotografía, el ritmo del relato y la bien utilizada grandilocuencia visual contrastan con el minimalismo de la versión original. El mérito de los remakes está en hacer propia y darle otro estilo a la versión original, claro que eso no suele pasar. Ojalá que The host y A tale of two sisters valgan la pena, aunque lo dudo. A menos que me la tope en el cable, no me molestaré en ver esta versión Shutter.

Saludos!

Cannonball dijo...

Lo que son las cosas, para mi Verbinski destrozo absolutamente el terror atmosferico que se respiraba en "The Ring", a la postre una de las mejores piezas de terror oriental que han llegado por aqui (o tal vez su merito se limite solo a que con ella llego la novedad)...

Y yo a lo que iba, que valor, Hombre Lobo, tragarse tanto remake cuando ni siquiera las originales pasan de ser una mera explotacion... maxime teniendo en cuenta la cantidad de peliculas interesantes que hay

Cesare dijo...

Tendras que reseñar un clasico ochentero para limpiar un poco esto... Que tanto remake de terror oriental... Ufff

Sam_Loomis dijo...

A mí me gustó mucho la original de "Shutter", pero este remake no lo he visto, por lo que dices, sospechaba lo correcto. Francamente esta racha de remakes de películas de fantasmas asiáticos al parecer imparable de verdad está llegando a colmarle la paciencia. De lo mejorcito considero a "The Grudge" como una de las más logradas, aunque no he visto su secuela que no me huele muy bien. En fin, espero que al menos "Mirrors" revindique un poco a este subgénero, ya que esa si promete al menos un poco.

Muchos saludos

Gitana dijo...

ups!!!! me impresiono!!!!

tengo que ver la peli... no me interesa si es malisimaaaa!!!!

Hiciste una muy buena reseña!

mg dijo...

Sobredosis de terror asiático refritado.

Davotanko dijo...

Saludos Hombre Lobo, llevo leyendo tú blog desde hace un buen tiempo. Me gusta mucho tus reseñas y aunque a veces no coincido con tú opinion he seguido alguna de tus recomendaciones y no he salido decepcionado. Conoces bien el genero y me agrada tu blog.

Te enlace a mi recien nacido blog de cine de terror y literatura.

¡Saludos desde México!

Igor Von Slaughterstein dijo...

Para mi una pérdida de tiempo total este remake. Ni siquiera habiendote perdido el film original se le puede sacar la más mínima gracia o interes a este telefilm de sustos de tres al cuarto.

Tengo bastante confianza en "Mirrors", ya que cuenta con un director interesante como es Alexandre Aja. Veremos que sale.

Saludos!!

Alvy Singer dijo...

Tanto esta como The Eye son películas despreciables, sosas y hasta sorprendentemente apáticas. No hay esfuerzo pues en el terror, sólo trucos efectistas aumentados, justo lo contrario que las virtudes del mejor cine del que se trata de partir.
Gracias por su comentario, Hombre Lobo. Le respondo, de paso:
La postura no es condenable. Ninguna lo es y todas lo son. Posturas son las críticas, también los discursos, los manifiestos. Pero todo es lenguaje y es en esa mirada sobre la que se sostiene la postura. La postura de intentar hacer un film de superhéroes distinto, realista y demás no es inadecuada, ni mucho menos inexacta.
Por White no puedo responder. Tampoco por el público, como bien usted señala. Pero si entiendo que lo valioso para mí es la crítica de White es una idea francamente coherente y nada acomplejada de la cultura pop, de los superhéroes: siempre han sido mitos y leyendas con mensajes de Bien y del Mal. Si lo máximo a lo que se aspira es a dar ambigüedad a un superhéroe de una forma tan vulgar ¿Para qué servían los superhéroes? Y digo esto como fuerte partidario de Hancock, Alan Moore, deconstrucciones, reconstrucciones y demás visiones heterodoxas del patos superheroico.
Se explica bien. Pero el problema de Nolan es que quiere hacerlo todo sin hacer nada. Hancock, ahí dónde la ve, no tiene supervillano. Tiene a un villano sin apenas protagonismo. No tiene una gran batalla final. Ni tiene el origen del superhéroe, tal vez porque el tema de la película es la reflexión sobre sus origenes, ergo, identidades.
The Dark Knight, y Batman Begins, están sujetas al esquema impuesto por Warner desde 1992. Dos villanos. Una chica que descubre la identidad de batman, otra, con gran facilidad. Uno de los villanos se forma a la mitad de la cinta. Pues eso. Los complementos de formación (Lucius Fox, sideckicks) cambian. Pero que no falten los bat trastos. Se ha hecho un tebeo, fallido a mi gusto, con Batman siendo apenas un lujoso invitado de su artística visión de villanos. Me refiero a Arkham Asylum.
El mainstream puede ser desmantelado desde dentro. Lo sabe el Scorsese de Cape Fear y lo creo yo. Para ello hacen falta, ya ve, si se quieren escenas de acción, un gran director de acción, que sepa organizar. Y sobretodo, lenguaje. No importa pero esta es la clave. Nolan no lo tiene, no es un autor, no sabe dirigir escenas de acción. No me importa su seriedad, me molesta que sólo haya en ella una pomposidad de diálogos insufribles que no encuentro en una revisitacion tan antiheroica del policial como The Wire o en una visión desapasionada del gángster como The Sopranos. No están sujetas a las reglas de la superproducción, pero es que Nolan pretende lograr algo que sólo Burton, Fincher y Cameron lograron: ser un autor posindustrial.
Y recordemos: el esquema lo impuso Warner en 1992…. Pero no empezo a funcionar a rendimiento total hasta Batman Forever. Lo que hizo Burton en Batman Vuelve no era una batpelícula. Era una continuación directa de su obra más personal, Eduardo Manostijeras, radical y hasta sus últimas consecuencias. También llevó Cameron a su terreno una comedia francesa y Fincher hizo de un vehículo para Michael Douglas una inquietante parábola. Para ello hace falta, una vez más, lengauje. No veo planos memorables en Begins.
Si en The Dark Knight y un villano memorable pero no hay mucho más. Y eso en una película que pretende tanto como es saludada ser tan profunda, que tiene esos diálogos tan conscientes y tiene 152 minutos de duración pues es, pura y llanamente, un fastidio.

Rolo dijo...

No concuerdo con la original "Shutter" es una me mis peliculas preferidas!. La Fotografia, las actuaciones, el Guion y los sustos de primera con un final que al fin es "FINAL" no como tantas otras cintas de terror.

Obviamente es un refrito de todo el terror Ponja que salio desde The Ring pero esta muy bien llevado por el guionista y especialmente por el director.

Shuter y 2 Hermanas son mis peliculas Asiaticas preferidas.

Sobre los Remake Norteamericados y si, nos rompen un poco la cabeza con los mismos aunque tendríamos que dejar de mirar y escuchar noticias sobre esas peliculas Cutres y Asquerosas, asi nos podemos concentrar y esperar el verdadero Terror que siempre va a llegar a nuestros DVDs (o cine).


SALUDOS Y ESPECTACULAR EL BLOG