domingo, marzo 23, 2008

Reseña: Shutter (2004)

Shutter (2004) fue estrenada cuando la fiebre por las películas de terror asiáticas estaba en pleno apogeo, así que no es de extrañar que en ella encontremos un cúmulo de lugares comunes de dicho subgénero diseñados para el gusto del público. A pesar de haber sido realizada en Tailandia (por una pareja de directores con apellidos impronunciables), se podrían encontrar en ella todos y cada uno de los elementos reconocibles en las producciones de origen japonés, no sólo en cuanto a estética (fantasmas femeninos de rostros pálidos y cabello largo) sino en cuanto a la estructura de una trama que no ofrece casi ninguna sorpresa a aquel que haya depredado la existencia de la sección correspondiente en su videoclub favorito. Porque la verdad, aunque no deja de ser efectiva, lo cierto es que es esta historia de fantasmas está contada como si fuera una receta de cocina, con todo y los tropezones que siempre se han criticado en otros ejemplos similares.

Por supuesto, la mayor parte de estas historias de terror necesita de un gancho temático, y Shutter lo tiene en la forma de los espíritus que "aparecen" en las fotografías, un conocido fenómeno paranormal que empieza a sucederle a un joven fotógrafo de Bangkok después de que él y su novia huyen de la escena de un accidente. Claro que al ser perseguidos por una fuerza del más allá, deben hacer lo que siempre se hace en estos casos: investigar un secreto guardado en el pasado para así salvarse de la maldición que está cayendo sobre todos los que le rodean, con su correspondiente revelación final que intenta dejarlo todo bien atadito. Toda esta trama en realidad no tiene demasiada importancia ya que, al igual que otras películas de terror orientales, esta es una cinta de momentos, cuya fuerza radica en ciertas escenas particulares para los cuales el argumento no es más que una excusa. La idea del espíritu vengativo es sin duda la más básica de las razones existentes para el terror, y en este apartado funciona. Los fans del terror asiático tienden a recibirla de forma entusiasta al contener todos los elementos que (en su momento) marcaron la diferencia de este tipo de cine con respecto al occidental. Sin embargo, resulta demasiado prefabricada para poder ser tomada en serio, demasiado ceñida a una estructura ya conocida y para colmo, cuando llega la revelación final, la película hace trampa al recurrir a un giro de la trama que, aunque efectivo a nivel de imagen, resulta un tanto absurdo.

Pero muchas de estas cosas se perdonan al conseguir el efecto emocional básico del cine de terror. Shutter tiene varios momentos realmente buenos y nada condescendientes para con sus propias capacidades en cuanto a cine de miedo se refiere. Además, y esto es algo que he agradecido, el tema de las fotografías de lo sobrenatural es simplemente un vehículo para la trama y no una burda explotación parapsicológica, incluso a pesar de que en la película se muestran algunas fotos que son consideradas como casos "reales".

Si bien no tiene nada que no hayamos visto antes, estamos ante uno de los ejemplos de terror oriental lo suficientemente dignos para merecer un vistazo. Las comparaciones con sus homólogos japoneses no son causales, ya que aparte de la ambientación tailandesa (que, a diferencia de otros ejemplos del cine de terror de dicho país, es casi completamente urbana) no hay mayor diferencia entre Shutter y las cintas más famosas venidas del antiguo imperio del sol, una semejanza que puede servir para explicar por qué el próximo remake americano a estrenarse esté ambientado en Japón y con un nipón como director. Acercarse a esta versión original de momento puede no ser una pérdida total de tiempo.

9 comentarios:

Marcel dijo...

De todas las películas de esa ola de terror asiático esta fue la única que logró meterme algo de miedo y, por ende, la única que puedo decir que realmente me gustó.

Durante buena parte de la historia me parecía una película más dentro del género, pero en mi opinión el momento del desenlace le hace ganar mucho. Al menos yo no me esperaba lo que sucede al final.

Cuando alguien me pide terror asiático siempre recomiendo esta incluso por delante de otras más famosas como Ringu, Ju-On o A Tale of Two Sisters.

FiNCHeR dijo...

Es cierto, la cinta es un compilado de momentos de terror ya vistos en otras películas orientales. Pero funciona, incluso para el espectador más exigente. No está demás ver escenas BIEN hechas en una trama redondita.

saludos !!

Planocenital dijo...

Me gustó esta película. Es simple, clásica y con recursos que comparte con muchos otros films. De todas formas, creo que es en base a esa simpleza que cumple con todas las expectativas que genera en el espectador del género. Vale la pena.
Saludos!

Sam_Loomis dijo...

Muy a tiempo la reseña, ya que se acerca el lanzamiento del remake en pantallas Estadounidenses. El filme en sí, es bueno, aunque estas películas de fantasmas asiáticas se están volviendo más que repetitivas. Aún así, "Shutter" tiene elementos efectivos, y escenas memorables.

Saludos

kuroi yume dijo...

Sr. Lobo, le veo muy amable últimamente. Le diría que le debo un par de recomendaciones actualizadas, pero bien sabe que ando algo desconectado. En todo caso, lo único remarcable es "esa escena", y no llega si quiera a la magnitud del impacto (cafre y macabro) de "la escena" de "One Missed Call" de Miike, y eso que la del japonés era poco más que una broma burra y descerebrada...

(por cierto, vd. querrá ver su versión descafeinada?)

Salem87 dijo...

a mi me gusto la pelicula ,esta entretenida

AstinusPunk dijo...

La película es muy buena. Me encantó.

Lady Madrid dijo...

Vi hace poco esta película y no paro de recomendarla. Me gustó en general pero el final ¡me encantó! El otro día echaron en la tv la versión americana y qué decepción...

David Jesus (Valencia, Vzla) dijo...

De verdad que mete miedo, ya la he intentado ver como tres veces y todavia no tengo las agallas de ver ciertos pasajes...