lunes, enero 30, 2006

No tengo gorilas, pero...

Sé que debido a la temática de este blog me resulta casi imposible (de hecho, es casi una osadía) aportar algo a esa magna celebración mundial que es la Semana del Traje de Gorila. Sin embargo, aprovecho para hacer una pregunta: ¿se vale hablar de trajes de gorila reciclados? Porque si es así, entonces no está de más recordarles el estreno de Abominable (2006), la nueva película sobre el Yeti que promete convertirse en uno de los bocados más casposos y parodiables del año (web oficial y trailer aquí). No, mejor dicho, de la década, porque estoy seguro de que en cuanto veamos este inmensamente culpable placer, que ostenta el glorioso tagline de "THINK BIG", nuestros brazos se provarán insuficientes para contener la ola de parodias que se nos vendrá encima (en este momento estoy soñando con una versión dirigida por los hermanos Farelly). ¿Qué puedo decir? Yo seguramente iré a verla. Además, sale Jeffrey Combs.
Y hablando de otra cosa. ¿A quién tengo que matar para obtener este espectacular pack de Phantasm (1979) y sus secuelas? Que largos se me ponen los dientes.