martes, julio 12, 2011

Reseña: Blancanieves: La verdadera historia (1997)

Blancanieves: la verdadera historia (1997) es otra de esas joyas que vale la pena volver a rescatar, una película de gran interés que por desgracia quedó sepultada entre historias similares durante los noventa. Por un lado no es de extrañar, ya que este telefilme realizado para la cadena americana Showtime tiene muchos puntos en común con otras historias de terror gótico que proliferaron en la misma década como Drácula de Bram Stoker (1992), Frankenstein de Mary Shelley (1994) e incluso Entrevista con el vampiro (1994), de las que se diferencia sin embargo por un tratamiento mucho más oscuro de la dualidad horror/fantasía. Con todo y eso la crítica en su momento la pasó bastante por alto, si bien se reconocía por un lado su valor al revivir el lado perverso de los cuentos de hadas (prácticamente anulado por el cánon Disney y reforzado en parte por las producciones de Hallmark que empezaron a surgir entonces), así como el trabajo de Sigourney Weaver como la villana, quien fue nominada a varios premios y cuya actuación es sin duda lo mejor de la película y por sí sola una razón para verla.

El argumento se toma varias libertades con todas las versiones conocidas del cuento de los hermanos Grimm, pero como decíamos arriba rescata el lado siniestro de la original y al menos se esfuerza en incluir detalles del cuento que no son conocidos por el público mayoritario. Asimismo, la historia de rivalidad entre la madrastra y la joven Lilliana (quien nunca en la película es referida como Blancanieves) está aderezada con directas aluciones a la brujería, canibalismo, satanismo, incesto y necromancia impensables para una cultura audiovisual en la que los cuentos de hadas apelan únicamente al lado bueno de los niños. De hecho una de las cosas más interesantes de esta versión es que en ella Blancanieves pasa a ser un personaje secundario, centrando más bien la atención en la madrastra interpretada por Sigourney Weaver, un personaje interesante, complejo y el único que muestra cierto tipo de evolución, comenzando como una mujer que intenta sinceramente ser aceptada por la hija de su nuevo esposo y que sólo sucumbe ante la maldad (y la magia negra heredada de su madre) luego de una desgracia personal.

Todo esto está narrado desde una perspectiva sombría y cruel que no escatima cebarse con personajes normalmente calificados como héroes, tales como el príncipe salvador y hasta la propia Blancanieves (una joven Monica Keena), quien se podría decir tiene la subtrama más trasgresora pero por otro lado predecible una vez que se establece su relación con los siete desconocidos que la albergan en el bosque, no enanos sino una banda de forajidos cuya adoración hacia la joven no es precisamente unánime. Sin embargo, y como ya hemos dicho antes, el personaje de la joven no es aquí lo principal de la película y el argumento no se ocupa de elaborar mucho la relación entre Blancanieves y sus nuevos amigos: nunca queda muy claro por qué la joven no regresa a casa inmediatamente, y su enemistad con uno de los integrantes del grupo queda sin cerrar dramáticamente hablando. Pero los vacíos argumentales quedan en cierta forma compensados con una muy cuidada estética renacentista ayudada por las locaciones reales de Alemania y República Checa y sobre todo por la inquietante figura de ese espejo mágico habitado por una fuerza maligna cuyo origen muy sabiamente permanece en medio de un misterio.

Blancanieves: la verdadera historia queda fuertemente recomendada para aquellos que busquen un ejemplo de cómo llevar correctamente un cuento de hadas oscuro y cruel a la pantalla. Algunos sin embargo puede que queden algo decepcionados con el tratamiento lento y sobrio de una película más dada a la imagen y en la que ni siquiera hay muchos diálogos, pero la perfecta síntesis de fantasía y terror de la que hace gala sorprenderá a más de uno, especialmente por la soberbia actuación de una Sigourney Weaver particularmente inspirada en un personaje que sin duda es el que está mejor escrito. El formato televisivo, si bien condiciona a la película a tener un desenlace carente de epílogo que se siente algo abrupto, no debería por otro lado hacer surgir un prejuicio completamente injustificado. si no la conocéis, echadle un vistazo lo antes posible.

8 comentarios:

Laudeverd dijo...

Personalmente me encantó y estoy totalmente de acuerdo que estuvo o está bastante olvidada.También no podría estar más de acuerdo con el echo de que la gran actuación de Sigourney Weaver( la verdadera protagonista más que la joven Lilliana) hace que todo olvidemos la versión de Disney de un cuento totalmente diferente al original de los Grimm y que nos encontremos frente a una oscura realidad durante la edad media pero llevada con un mucho más terror y siniestridad. Porque, aparte de la magia del cuento, la historia no viene a ser nada más que la la bienvenida a una desconocida noble a un nuevo reino en el que el rey quedó viudo y la hija no es capaz de aceptar a la madrastra. Que lady Claudia tuviera antecedentes oscuros que nadie más que su hermano supiera, eso es otra cosa. Me alegra mucho comprobar que no soy la única que puede que siga viendo películas que si que merecen la pena, a pesar de que nadie sabe que existen.

Sir Laguna dijo...

Siempre he tenido muchas ganas de verla, algun dia sacare el tiempo.

Anónimo dijo...

Magnífica película. Altamente recomendable.

Elu_Bellator_Corvus dijo...

GUAU! YA ERA HORA DE QUE ALGUIEN LA HUBIESE VISTO! NO CONOZCO A CASI NADIE QUE LA HAYA VISTO. A MÍ ME ENCANTÓ, SIGOURNEY WEAVER FUE Y ES LA OSTIA! ESA MEZCLA DE FANTASÍA Y TERROR ESTUVO MAGNÍFICA!
GRACIAS, HOMBRE LOBO, POR HABER DEDICADO A ESTA PELÍCULA UN TROCITO DE TU FANTASTICO BLOG!
UN BESO!

Anónimo dijo...

BLANCANIEVES ES MI PRINCESA FAVORITA!

Anónimo dijo...

YO CONOZCO ESTAS BLANCANIEVES Y ESTAS MALVADAS MADRASTRAS DE BLANCANIEVES:
GOODTIMES ENTERTAIMENT Y JETLAG PRODUCTIONS(1995).
TARYN DAVIS,SIGOURNEY WEAVER Y MONICA KEENA(1997).
KRISTEN STEWART Y CHARLIZE THERON(2012).
LILY COLLINS Y JULIA ROBERTS(2012).
DISNEY(1937).
KRISTIN KREUK Y MIRANDA RICHARDSON(2001).
DIANA RIGG,NICOLA STAPLETON Y SARAH PATTERSON(1987).
ELIZABETH MCGOVERN Y VANESSA REDGRAVE(1984).

viktor dijo...

para los que la quieraqn ver esta en el catalogo de netflix

Anónimo dijo...

YO CONOZCO ESTAS BLANCANIEVES Y ESTAS MALVADAS MADRASTRAS DE BLANCANIEVES:
GOODTIMES ENTERTAINMENT Y JETLAG PRODUCTIONS(1995).
TARYN DAVIS,SIGOURNEY WEAVER Y MONICA KEENA(1997).
KRISTEN STEWART Y CHARLIZE THERON(2012).
LILY COLLINS Y JULIA ROBERTS(2012).
DISNEY(1937).
KRISTIN KREUK Y MIRANDA RICHARDSON(2001).
DIANA RIGG,NICOLA STAPLETON Y SARAH PATTERSON(1987).
ELIZABETH MCGOVERN Y VANESSA REDGRAVE(1984).