jueves, diciembre 11, 2008

Reseña: Viernes 13 parte 2 (1981)

El personaje de Jason Voorhees aparece por primera vez (al menos como asesino) en Viernes 13 parte 2 (1981), y lo hace de una forma inverosímil donde las haya. Quizás sea ese el mejor indicativo de hacia donde apuntaba la saga que comenzó en 1980 con el director Sean S. Cunningham y que regresaría apenas un año más tarde en una secuela hecha a toda prisa debido al inesperado éxito de su antecesora. Y si bien el asesino es otro, esta segunda parte es muy parecida a la anterior: al igual que en la primera entrega, las víctimas son todos unos jovencitos universitarios y libidinosos que pretenden abrir un campamento de verano (situado en la orilla opuesta al nefastamente famoso Crystal Lake Camp), y de la misma forma que su predecesora, la ola de crímenes desatada por su silente exterminador se desarrolla toda en una misma noche.

El director Steve Miner parece haber aprendido bien la lección, ya que todos los elementos de la primera película están aquí extrapolados: los estereotipos de los jóvenes protagonistas están mucho más definidos, hay un mayor número de víctimas, e incluso las ropas de estas son aún más escasas que las de la primera parte. Cierto es que también recurre a un montón de jugadas que ya eran topicazos incluso a principios de los ochenta, como el de la única superviviente de la primera película reviviendo una pesadilla en muy convenientes flashbacks del metraje usado en la anterior Viernes 13, eso y el ya famoso "susto del gato" (sustituído aquí por un perro), la clásica vícitima que se aventura sola en lugares oscuros o personajes que no encuentran nada mejor que hacer en una situación de peligro que darle la espalda a una ventana abierta.

Pero no todo son pruebas a nuestra paciencia: los personajes de Viernes 13 parte 2 son mucho más simpáticos que los de la primera entrega (hasta el de la silla de ruedas pilla) y al ya saber algunas cosas del villano, este se hace mucho más siniestro. De hecho, la confrontación final entre Jason y la final girl que le ha tocado en esta ocasión está dotada de un evidente e intencional guiño a Psicosis (1960), con todo y violines estridentes. El desenlace es similar al de la primera parte, con la cámara lenta que da paso a un epílogo de horrores que nos promete una nueva continuación de una saga explotativa por excelencia. Todo esto hace que (al menos para que el que esto escribe) sea fácil perdonar los muchos y destacables fallos, aunque contrariamente a lo que mi memoria me dictaba antes de este visionado reciente, esta no sea ni mucho menos la mejor entrega de la saga. El auténtico Viernes 13 todavía no había llegado, pero ya estaba en camino.

8 comentarios:

MonoRojo dijo...

creo que al auténtico viernes 13 te refieres a la parte 4?

espero que si, por que a pesar de que en la parte tres es la primera vez que jason utiliza la famosa máscara de hockey y se muestra su ya conocida inmortalidad, no todas las primeras veces son buenas, para mi modesta opinion jason realmente surge en la parte 4, mi favorita, y tambien debio quedarse ahi destrozado por la ira del joven tommy jarvis.

si mi comentario es demasiado spoilers para los asiduos lectores de tu blog te ruego me perdones y lo elimines, ja, así son las cosas.

Ñako, señor de los vídeos dijo...

Yo sólo he visto la primera de Viernes 13, pero que queréis que os diga. Yo soy más del terror del siglo XXI, y las películas antiguas no me atraen. Pero supongo que veré la nueva versión de Viernes 13, que estrenaran en un año o así... ¿Qué número de la saga es?

Igor Von Slaughterstein dijo...

Entretenida, y además original ese Jason con saco en la cabeza :) A ver si es verdad que sacan las ediciones especiales de las primeras partes de la saga.

Saludos!!

Davotanko dijo...

Muy buena reseña.

Yo nunca he visto ninguna pelicula de Viernes 13, si lo sé soy un hereje. Pero no he podido conseguir la primera y no he querido ver las demás sin ver esa primero.

Sam_Loomis dijo...

Aunque es muy cierto que el Jason como lo conocemos aún no había surgido en ésta película, es definivitamente un slasher que vale mucho la pena y lo considero una de las mejores de la serie.

Muchos Saludos

Nuria "iluvendure" dijo...

A mi me gusto mucho, auqnue el aspecto de jason me choco mucho (nunca segui el orden de las peliculas, y por eso yo lo conoci con su famosa apariencia de portero de hockey). Tiene escenas muy buenas, y algunas incluso simpaticas (como la muchacha haciendose pasar por "mamá")Sonaria raro remcomendarla, la saga es tan famosa que seria raro encontrar ha alguien que no la haya visto (bueno, futuras generaciones supongo, que esperan el "remake")

PD: Cuando vi la bolsa haciendo de mascara, pense en un saco de patatas y recorde el chiste de la infancia "Mama mama en el colegio me llaman cabezon"...

Vick dijo...

La primera Viernes 13 que vi fue la parte 5 un nuevo comienzo, aghh es la peor, pero el body count es enorme, esta estuvo siento yo mejor editada y con mejor ritmo que la primera, pero claro con todo los demas signos de la primera, la musica de Manfredini es indispensable y es lo que tambien hace que destaque del monton, apenas la adquiri para mi coleccion pero tengo sabido que hay una nueva edicion con empaque blanco...

El maestro de las llaves dijo...

En al critica se habla de chicas que se ponen de espaldas a ventanas abiertas... cosa que realmente no pasa en la peli.