domingo, febrero 24, 2008

Reseña: Los otros (2001)

En el caso de que sea necesaria alguna clase de introducción, tendré que comenzar estas escuetas líneas aclarando que soy de los que piensan que Alejandro Amenábar es un director que está muy lejos de convencerme y cuya obra está muy por debajo de lo que la mayoría de los críticos se empeñan en hacernos creer, pero en lo que se refiere a Los otros (2001) tengo que condecerle más que eso. Sí, es cierto que su primera y (hasta la fecha) única cinta en inglés tiene muy poco de original y mucho de vampirismo cinematográfico (especialmente de aquellas películas inspiradas en La vuelta de tuerca, de Henry James, una de esas novelas a las que el cine parece volver una y otra vez), pero no es menos cierto que de todas sus películas es para mí la más redonda, la mejor acabada y la única que puedo ver sin momentos chirriantes y malos rollos. La discusión de si es o no una película de terror no viene al caso: saldo dicha polémica diciendo que para mí sí lo es, y en mayor medida que muchas de las que ya se han reseñado acá.

Los otros es también uno de los mayores éxitos taquilleros producidos en este país, y si no entusiasmó más al fandom internacional fue quizás debido a su proximidad con El sexto sentido (1999), de M. Night Shyamalan, película que a pesar de haberse estrenado dos años antes todavía estaba (y está) muy fresca en la mente del público hasta el punto de dar cabida a un gran número de estrenos en los que el horror físico se dejaba de lado para volver a los cuentos de fantasmas. Estos son tanto reales como metafóricos, especialmente el gran Fantasma de la Guerra, una presencia que se deja permear a lo largo de la cinta atrapando a los personajes en un eterno presente. El personaje de Nicole Kidman es por eso una especie de Penélope no exenta de un triste patetismo al defender el hogar y los críos no ya de unos pretendientes, sino de una Soledad (con mayúsculas) que la va cercando a ella y a sus dos pequeños, una pareja de niños afectados por una dolencia física que no les permite salir más allá de los muros de su grande y vacío domicilio.

Donde reside probablemente la mayor gloria de Amenábar es en la manera tan eficaz como logra mezclar el discurso de fábula oscura con momentos de genuino pavor muy propio de ese cine que está homenajeando/plagiando: secuencias como la del ático con sus muebles cubiertos de sábanas, la progresivamente siniestra presencia de los criados y la manera como saca a relucir aspectos macabros de nuestra cultura sin llegar nunca a recurrir al exploit (hablo aquí del famoso álbum de muertos) nos indican que el director no deja nunca de estar consciente de que, por mucho que se pretenda crear una historia alrededor de un tema, los objetivos emocionales del género de terror no tienen por qué representar una entrega a la banalidad. Es eso lo que (ante mis ojos al menos) encumbra a esta película sobre otras con similares aspiraciones, como El orfanato (2007) de Bayona, por poner algún ejemplo reciente.

Llegado cierto momento se hace tremendamente obvio cual va a ser el giro final dará la película. A pesar de eso no decepciona, ya que dicha revelación es más que un golpe de efecto: es una consecuencia lógica y coherente con la metáfora que constituye la trama. Los otros ha sido en muchas ocasiones ninguneada incluso por los mayores defensores de Amenábar, quizás por no haber sido rodada en español o por alejarse de ese cine "comprometido" con el que posteriormente se relacionaría a su director. Lo cierto es que ninguna otra de sus cintas me ha dejado como esta. Eso tiene que valer algo.

10 comentarios:

Criss Cross dijo...

Pues de lo poco que he visto de Amenabar, o sea solo "Abre los Ojos" y esta, "Los Otros" es mi favorita, de hecho, a pesar de que muchos defendian al "Sexto sentido y decian que esta pelí era un vil plagio a mi no me importo, me parecio mucho mejor que la obra de Shyalaman (No se, todavia no he visto una película que me guste de él), ademas Nicole Kidman hace severo paelazo y ademas de su metafora a la guerra, como bien lo dices, cumple perfectamente con los estandares de las mansiones embrujadas. Es una obra excelente.

¡Saludos!

Criss Cross

Hombre Lobo dijo...

Bueno, en realidad no quise decir que fuese un plagio de "El sexto sentido" (sus semejanzas son más bien con películas como "Suspense!") sino que ambas tienen un espíritu similar, y la de Shyamalan fue tan exitosa que todavía estaba muy presente.

En todo caso eso lo dejo para otra ocasión.

Un saludo!

Henrique dijo...

Tambien tiene similitudes con (si es que no me canso nunca de decirlo) la GRANDÍSIMA Y OLVIDADA "Dead & Buried".

En cuanto a "Los Otros", es su película más formalmente notable, evidentemente superior a "El Orfanato", pero sus deudas con un cine que ya conocía ("Suspense", "Al final de la escalera", "Luz de gas"...), sumadas a la carrera de su director, me siguen distanciando de la película.

Sada-chan dijo...

Muy de acuerdo con tu reseña. Y nunca entenderé por que hay gente que se empeña en compararla con el sexto sentido, o incluso decir que es un plagio de esta, únicamente pq tienen algun punto en común.. Es como decir que los cazafantasmas es un plagio del exorcista, pq hay gente poseída.. Visto así, yo podría decir que el sexto sentido es un plagio de Ghost, y quedarme tan tranquilo xDd
Tanto el sexto sentido como los otros son dos grandes peliculas, muy diferentes entre sí, con algun punto en común.

Y sí, el cine le debe mucho a la vuelta de tuerca.

Cannonball dijo...

He aqui otro al que Amenabar no le dice mucho, aunque reconozco que "Los Otros" es su pelicula mas lograda, dentro de las posibilidades de su aseptico estilo.

Sam_Loomis dijo...

Gran filme. Muy logrado en todos los aspectos, definitivamente muy memorable y de mis filmes favoritos protagonizados por Nicole Kidman (actriz que no me fascina mucho).

Saludos

Higronauta dijo...

Una cinta totalmente desacompasada y arrítmica. Tras soporíferas (y en varios casos, inútiles) secuencias, lanza toda la caballería en los últimos coletazos, demasiado raudas y fugaces, cual si faltárale tiempo para rematar una película en la cual se había distendido demasiado previamente.

Si esta cinta no la llega a dirigie el Innombrable, protagonizar la Kidman y llega a contar con capital español, de buen seguro que no hubiera tenido la acogida que tuvo. Mucho celofán para poco regalo.

Vida Puta y Sin Talento dijo...

El otro día, revideando el "final de la Escalera" del Piter Medak me asaltó un pensamiento estulto: era la escena de la médium y la sesión de esperitismo invocación; de repente pensé que eran los niños folloneros de la Kidman y no el Maikel de la peli quien realmente estaban tirando los candolabros contra la pared, y pensé: ¡Pues vaya!

Saludos lobisomes.

Mario dijo...

La mejor de Amenabar en mi humilde opinión :-)

Saludos!

TOBA dijo...

me comí la historia desde un principio, su temática y ambientación me envolvieron rápidamente, creo que es una película muy buena que vale la pena ver.