miércoles, febrero 20, 2008

Reseña: Hellraiser 3: Hell on Earth (1992)

La entrada en los noventa de la saga iniciada con Hellraiser (1987) da el pistoletazo de salida a una larga fila de secuelas en las que no solamente comenzamos a ver una progresiva decadencia, sino que también se arroja por la borda gran parte del significado de la obra de Clive Barker. Hellraiser 3: Hell on Earth (1992) es también un punto de inflexión en la saga al ahondar en un punto estético ya insinuado en Hellbound (1988): a partir de ahora es Pinhead el elemento más reconocible y "explotable" de toda esta serie de películas. El líder de los cenobitas pasa de ser una figura tangencial a convertirse en un auténtico villano no muy diferente de Jason y Freddy, que para entonces todavía daban sus últimos tumbos por la cartelera. El resultado es ampliamente mejorable, pero también es la última de las películas de Hellraiser que todavía se deja ver, y que al menos guarda cierta coherencia con la mitología propuesta por las dos entradas anteriores.

Para empezar, la cinta se encarga de mantener cierta continuidad (muy superficial) con lo que ya se nos había contado, y así vemos como un despreciable y hedonista dueño de un club de "siniestros" se hace con una rara pieza para su colección de arte: una grotesca columna de piedra que muestra escenas de dolor y tortura particularmente atrayentes. La columna es en realidad la prisión del líder de los cenobitas y el sitio de descanso de la Configuración de los Lamentos, que muy pronto cae en manos equivocadas con las consecuencias que ya conocemos. Esto se mezcla con la historia de una reportera de televisión en busca de la historia que de impulso a su carrera y que la encuentra en lo que las víctimas de Pinhead empiezan a caer como moscas.

Pero claro, esto es Hellraiser, por lo tanto es de esperar que cualquier excusa de argumento muy pronto se cae ante la complacencia de la película en cuanto a visiones estrafalarias y delirios gore. Más allá de una muy breve referencia a los eventos ocurridos en la segunda parte, las cuestiones estilísticas son la mayor forma de reconocer la obra original de Clive Barker. Lo más increíble de todo es que, aunque parezca mentira, la idea de convertir a Pinhead en una especie de pseudo-slasher no resulta tan catastrófica, ya que al menos permite el lucimiento absoluto de Doug Bradley, sin duda alguna el principal atractivo de la película. Ciertamente la historia se pierde un poco al buscar motivaciones innecesarias en el también innecesario pasado humano del líder de los cenobitas, pero el espíritu mefistofélico del personaje permanece intacto en la presentación de un duo aquetípico que ya se había manifestado en las dos cintas anteriores: el "liberador" corrupto de Pinhead y la víctima "pura" que se vinculan a través de la configuración del puzzle que abre las puertas al infierno. Donde probablemente la película falle sea en su debilucha trama y una casposa secuencia final en la que unos muy estrafalarios neo-cenobitas siembran el caos y el pánico en la ciudad ante la mirada de todo aquel que se pasee por allí. Este momento banaliza la amenaza de los personajes y desvirtúa gran parte del ocultismo que ha caracterizado a la saga, además de mostrar cierta carencia de ideas y en los responsables de esta entrega.

Hell on Earth puede que no pase de ser medianamente disfrutable debido a sus propios excesos, pero sigue siendo de las entregas de Hellraiser que se pueden apreciar. El plano final, además, deja abierta la posibilidad de una secuela que (todos sabemos ya) llegó y no fue la única. Pero eso es materia para otra ocasión.

8 comentarios:

nonasushi dijo...

Joder, yo le puse un menos 2. Que amable has sido
kk de la vaca
Saludos

Higronauta dijo...

Esto... ¿va a empezar a deconstruir todas las cintas de la serie? Lo digo porque acabo de conseguirlas, y sus críticas quizás puedan influir negativamente en un servidor...

Dudeo: aquí, de nueva carne, nada de nada, ¿non?

mg dijo...

Saludos desde Montevideo!!
Esperamos ansiosamente esa reseña de Evil Dead.

Sam_Loomis dijo...

Creo que esta no la he visto. Pero de las secuelas, recuerdo que "Hellraiser: Inferno" me pareció muy bien lograda (aunque sea una de las secuelas directas al video y que Pinhead aparece un minuto en pantalla). Creo que me quedo con la primera.

Saludos

Anónimo dijo...

esta en proyecto el remake de hellraiser a estrenarse en 2009. No se cansan de los remakes?

Hombre Lobo dijo...

Mira, un remake de "Hellraiser" no me molestaría nada, considerando lo lamentables que son las últimas cuatro o cinco secuelas de la saga (lo siento por maese Higro). Peor no puede ser.

Esto me recuerda a todas las quejas que surgieron en torno al remake de "Halloween". Joder: si la última vez que habíamos visto a Michael Myers estaba liándose a karatazos con Bustha Rhymes!!! Más bajo que eso sencillamente no podía caer.

Jimmy pop dijo...

Esta peli me pareció bastante divertida cuando es bastante masacrada por un amplio sector del público.

Pienso que hay entregas posteriores de la saga que también tienen su mérito, como la sexta- aunque sea por Ashley Laurence- o la séptima. Cuarta, quinta y octava ya son otro cantar.

Un saludo.

MonoRojo dijo...

La verdad, la primera vez que la vi pense que era esplendida, pero despues de ver otra vez la primera me di cuenta que pinhead es el personaje que he buscado durante mucho tiempo y no me gustan las transformaciones en su personalidad que hicieron en esta entrega, es por ello que no me atrevo a ver las demas secuelas, he visto parte de la 5 pero ... me quede dormido...


Lo unico rescatable de esta pela es la prision del lider de los cenobitas, despues nada mas, incluso la confrontacion con su otro yo ...grrrrrrrrrrrrrr!!!