jueves, enero 31, 2008

Reseña: La noche de los muertos vivientes (1990)

En el mundillo de los remakes, hay uno en particular que siempre ha sido larga e injustamente ignorado por la mayoría, y es La noche de los muertos vivientes (1990), primer largometraje como director de Tom Savini y uno de esos raros ejemplos en el que la revisión de un clásico en cierta forma complementa el visionado del original. Por un lado se entiende; después de todo, la película de Savini vino en un mal momento histórico, ya que el cine de zombis no solamente ya no estaba de moda, sino que había sido totalmente ridiculizado gracias a los esfuerzos paródicos de El regreso de los muertos vivientes (1985) y, por supuesto, el videoclip que dirigió John Landis para la canción Thriller, de Michael Jackson. Para ese entonces nadie podía siquiera pensar que la idea de los cadáveres ambulantes hambrientos de carne humana pudiera ser interesante, y es una lástima porque esta versión de la ópera prima de George Romero es, en efecto, una muy buena película que mereció un mejor destino.

El mismo Romero escribe el guión, y en su momento no estuvo demasiado entusiasmado con la idea, razón por la cual esta película no se limita a reproducir su propio trabajo. Por el contrario, si bien ambas parten de la misma situación inicial (un grupo de desconocidos que se atrinchera en una cabaña para combatir las hordas de no-muertos), los veintidós años que separan el remake de la original se notan en la evolución de los personajes protagonistas y en el juego que Romero ofrece al espectador que ya conoce su (para entonces) trilogía de zombis. No en balde la primera escena se reproduce de forma casi igual a la de la original hasta que tiene lugar el curioso guiño en el cual Romero "engaña" al público haciéndole creer que la aparición del primer cadáver reanimado sucederá igual que en la primera película. Esta pequeña pausa precede el sobresalto cuando el verdadero zombi se abalanza sobre los personajes (y nosotros) indicándonos que ahora sí vienen a por tí, Barbara.

Por cierto, es en este personaje donde mejor se nota la evolución zombífila a la que ha llegado el guión de Romero. Si en su trilogía anterior habíamos visto el progresivo cambio de rol de los personajes femeninos, en esta película lo vemos en todo su apogeo. La Barbara de la versión del 90 nada tiene que ver con la catatónica e indefensa fémina de la película original, un hecho que la protagonista no hace sino resaltar al cambiar su falda por unos pantalones y asegurarle a Ben que "no está entrando en shock". Este último, por cierto, pierde protagonismo en esta versión pero al mismo tiempo resulta un personaje mucho más interesante, aunque sea por los matices de un actor como Tony Todd que sabe transmitir la escalada de violencia e insensatez que se desata en su confrontación con el señor Cooper, quien alcanza aquí unos niveles muy altos de cabronismo e individualismo residuales de la cultura del Yo de la era Reagan. Con todo esto, es en el final cuando la película resalta el discurso sociológico de la original al mismo tiempo que lo lleva a unos niveles si se quiere aún más pesimistas, y lo que es curioso: no por ser más explícito deja de tener su contundencia.

La dirección de Tom Savini (quien por cierto no se encarga esta vez de los efectos especiales) es lo suficientemente ágil como para hacer que la película no decaiga en ningún momento, muy a pesar de algunas secuencias específicas que pecan de inverosímiles, como si las películas de terror ocurrieran en un mundo en el que los personajes están destinados a tomar decisiones erradas (y sin embargo, es la primera cinta de zombis que recuerdo donde alguien sugiere que quizás lo mejor sea pasar corriendo entre ellos).

Más allá de la obviedad cronológica, La noche de los muertos vivientes es una bisagra perfecta entre el cine de terror de los ochenta y la década de los noventa. En una época en la que, por lo general, el género de zombis estaba decantándose por la parodia o por el camino fácil de la caspa explotativa, la llegada de una cinta que se tomaba los cadáveres vivientes como algo serio pasó por debajo de la mesa, error que siempre estamos a tiempo de remediar.

8 comentarios:

escandalosfilmsdiary@yahoo.com dijo...

Muy bien dicho, esta es una de las peliculas mas menospreciadas en la historia del genero.
Un comentarillo extra:
Savini no solo sufrio de crear una pelicula de zombies en un tiempo en que el cine de horror era "el hazme reir de la industria", Savini tambien recibio duros trancazos por despegarse de su area e intentar dirigir (algo inusual en aquel entonces) y a esto se le añadio el fenomeno Spielberg/Hooper (Poltergeist), donde Savini fue acusado de haber sido la manioreta del titiretero Romero, sobre todo por que Savini tuvo problemas graves durante la produccion y el buen consejero Romero soluciono sus tropezitos.

Saludos.
Aaron Soto
http://cinemainc.blogspot.com/

Cannonball dijo...

A mi me gusta, pero siempre he achacado su poca aceptacion al hecho de que Savini apenas aporta nada al trabajo previo de Romero, simplemente es mas de lo mismo, correctamente realizado, eso si.

Sir Laguna dijo...

En muchos aspectos, esta version me gusta un poquito mas que la original, sobre todo por el rol de Barbara y porque no incluyeron ningun intento de excusa para justificar la existencia de los zombies, como el satelite (o algo asi) que cayo a la tierra en la original.

Sam_Loomis dijo...

Bien dicho. Esta sin duda es una película algo pasada desapercibida pero mereciente de mucho crédito. Un remake de la época donde los remakes no estaban de moda. Las variaciones en la historia y los personajes son interesantísimos y hacen a la película pararse con la frente en alto y no solo ser una ramificación de la cinta original. Creo que esta fue la primera película de zombies que vi en mi vida, y me marcó definitvamente. Buena cinta.

Saludos

Cesare dijo...

La he visto una sola vez hace mucho tiempo en un pase televisivo, y lo cierto es que me gusto... Tendre que revisarla un día de estos.

DavidV dijo...

Estoy de acuerdo con la mayor parte de la explicado aquí. Una película que no debe olvidarse para los que nos gusta el cine de Zombies. Como anécdota personal diré que es mi primer comentario en esta sección y que los créditos finales de la película me sirvieron de inspiración en los de uno de mis cortos, el primero, podeis echarle un ojo aquí:

http://www.youtube.com/watch?v=AYyAw0uLie0

Espero que veais los créditos de uno y de otro. Ya me direis.
Por cierto que mis amigos y yo no descartamos rodar algo de zombies, pero algo en serio, nada de bromas.
Sigue con el Blog, está muy currado.

DavidV dijo...

Un olvido en el anterior comentario, para ver directamente los cr´sditos adelantad hasta el minuto 5:20 aprox.
Y esta versión de Savini fue mi primera gran película de zombies.

Andaluzz dijo...

En conjunto está bastante bien.
Pero hay errores muy serios.

El ritmo está horrorosamente llevado. Es increible como entran en la casa, y tienen miedo a salir cuando fuera no había mas que dos muertos, y habían destruido a los dos !!!

Luego, a pesar del miedo que tienen, tardan un buen rato en empezar a tapar las ventanas. Es decir, tenían miedo, pero no tanto.

Luego, el inicio de las hostilidades Ben-Cooper es totalmente increible. Ya en la original era algo forzado, pero en esta queda mucho peor.

El inicio en el coche, con Johny diciendo "vienen a por ti", sin motivo ninguno, bastante ridículo, y más todavía, cuando salen del coche y Johny se pone a andar como un zombi, cuando se supone que no saben lo que es eso!!!

Los maquillajes muy buenos, algunos excelentes. El final, realmente bueno.

A pesar de los errores, es una interesante puesta al día, aunque no tenga la fuerza del original, que fue la mayor obra maestra surgida de la casualidad de la historia. Todo lo que hicieron les salió bien.