jueves, marzo 01, 2007

Reseña: El regreso de los muertos vivientes (1985)

A mediados de los años ochenta, el cine gore estaba en pleno apogeo gracias a la relativamente relajada censura del cine estadounidense de entonces y a la proliferación de los videoclubs, auténticas cámaras de tesoros que todo aquel cinéfago que haya crecido durante esta década sabrá apreciar. Y es que si nos ponemos a ver, para esta época ya estaba terminada la (entonces) trilogía de zombis de Romero, Sam Raimi ya había sacudido el mundo del terror de bajo presupuesto con su ópera prima, Evil Dead (1981), mientras que los vídeos de importación con la obra de Lucio Fulci llegaban en masa. Ante tal sobresaturación hemoglobítica, resultaba inevitable que el público comenzara a considerar estas películas como lo que en el fondo son: comedias de facto. Era sólo cuestión de tiempo antes de que alguien empezara a parodiarlas; es este contexto el que da nacimiento a El regreso de los muertos vivientes (1985).

Originalmente sus intenciones eran mucho más serias, al tratar de ser una pseudo-secuela de La noche de los muertos vivientes (1968), producida por John Russo, el que fuera el otro guionista de la película de George Romero. Sin embargo, cuando el director Dan O'Bannon se hizo cargo del proyecto, reescribió el guión por completo convirtiéndolo en una desternillante comedia llena de gags y situaciones deliciosamente ridículas, todas ellas partiendo de una situación tan absurda que difícilmente podría haber sido llevada cabo desde una perspectiva seria: dos empleados de almacén de una compañía de suministros médicos liberan por accidente un gas fabricado por el ejército de los Estados Unidos y que, según uno de los personajes, causó la plaga de cadáveres ambulantes que "inspiró" la famosa película de zombis del 68. El accidente del almacén, convenientemente situado junto a un cementerio, da origen a una lluvia ácida que hace que los muertos salgan de sus tumbas (al ritmo de Do you want to party?) repitiendo la misma palabra: "¡cereeebros!", y buscando devorar a cuanto ser humano se interponga en su camino. Es entonces cuando los personajes antes citados y un grupo de adolescentes gamberros que curiosamente andaban por ahí deben refugiarse de las hordas de cadáveres a la vez que buscan una solución.

Comedia en el más puro sentido de la palabra, El regreso de los muertos vivientes es una película que, evidentemente, no tiene ningún miedo de caer en excesos. Por el contrario: los abraza de forma entusiasta. Los dos personajes principales, Frank (James Karen) y Freddy (Thom Mathews), auténticos perdedores que dan inicio a todo el desastre, son sin duda los más cómicos, pero los demás no se quedan atrás. El extravagante embalsamador de cadáveres, la punki obesionada con la muerte y hasta el zombi cubierto de un espeso líquido negro (el "tarman", como le conocen los fans) son asombrosos ejemplos de los más claros indicios del horror ochentero: peinados estrafalarios, chascarrillos gratuitos y sangre a granel.

La situación que da inicio a la cinta es estúpida cuando se lee, pero en pantalla tiene un encanto indescriptible por el absoluto desparapajo con el que está asumida, una actitud que se traslada a la película entera. Incluso el grupo de adolescentes es introducido en la trama de la manera más superflua posible, en una clara explotación de quienes evidentemente están destinados a ser carne para los muertos vivientes. Sin embargo, lo que en otras cintas hubiese parecido ridículo, en esta calza perfectamente con el estilo de la narración, además de proporcionarnos el muy recordado desnudo de la diosa de serie B Linnea Quigley, precisamente en el "papel" que la lanzó a la fama.
Una cosa curiosa de esta película y que, personalmente, no recordaba hasta haberla visto de nuevo recientemente, es que los zombis son rápidos; corren y se abalanzan vertiginosamente sobre sus presas al mejor estilo del remake de El amanecer de los muertos (2004), rompiendo con la imagen clásica del zombi lento y rígido de las películas que parodia. Asimismo, poseen una inteligencia más o menos desarrollada, ya que muchos de ellos hablan y emplean una que otra herramienta (precisamente su capacidad vocal da pie a momentos en verdad descojonantes). No es de extrañar que después de esta película, el cine de zombis haya sido prácticamente sepultado, ya que resulta imposible ver cadáveres ambulantes y no sonreir pensando en los estrafalarios monstruos de esta cinta y su particular apetencia por los sesos humanos y el pop ochentero.

Dan O'Bannon sólo dirigiría una película más: The Resurrected (1992), adaptación del cuento de Lovecraft El caso de Charles Dexter Ward. Con esta que hoy nos ocupa, demostró entre otras cosas por qué es uno de los nombres más queridos para los amantes del cine de género. El regreso de los muertos vivientes funciona no sólo como parodia, sino como una de las mejores películas de zombis jamás hecha, y eso, en el gigantesco (y poco interrumpido) valle que hay entre George Romero y Zach Snyder, no es decir poco, señores.

10 comentarios:

Uruloki dijo...

Una de esas pelis geniales de los años 80... mira que molaba, y no escatimaba en gore de la época. El baile de la Quigley encima de la tumba acabando como dios la trajo al mundo salvo las medias aquellas fue... fue...

Vamos, un clásico como la copa de un pino. Tuvo un par de continuaciones medias. La primera también una comedia de horror flojilla, la segunda un desparrame de Brian Yuzna protagonizada por una buenorrilla Melinda Clarke. Mirando por internet hay una especie de cuarta parte doble mala con dolor!

kuroi yume dijo...

Recuerde, caballero, que a estas horas, deberían estar en mis manos esas preciadas trilogias...
No se me olvida!

(y las de los zombies eran 5, verdad?)

La palabra "cereeebros" quedó grabada a fuego en mi imaginario... cosas de rata de videoclub!

Juan J. Espinoza dijo...

Enamorado de los zombies?

ya somos dos...

Siempre salto de esta a la de Yuzna, la segunda parte simplemente me duerme

Iveldie dijo...

Yo no se cuantas veces he visto esta película, es de las primeras que compré en vhs y la veia cada semana por lo menos una vez. Hace poco la volvi a ver y la disfruté tanto como antaño. En algunas cosas me recuerda a re-animator, supongo que es esa especie de humor negro que la envuelve. Una de esas películas que crearon afición en una época en que el cine de terror tenía un encanto que nunca mñas volverña a tener.

Saludos!

Rutenman dijo...

Recuerdo que de crío me acojonó esta peli, bueno al igual que cualquiera en la que apareciera algún zombie. Con el paso de los años he perdido ese temor, y ahora tengo tiempo a analizar paso a paso otras escenas que por aquel entonces seguramente se me habrían escapado, como la de la piba bailando sin más atuendo que unas medias encima de una tumba. Sencillamente espectacular.

JohnTrent dijo...

No comparto el entusiasmo, pero si que me parece una pelicula entretenida y curiosa. Ademas, la recordaba con simpatia de mi infancia. Su secuela, por el estilo...

Eso si, la escena final, buenisima.

Chiringui dijo...

Esa la vi yo en el cine. Cojonuda.

Andrés / Derzu dijo...

Excelente nota. Me encantaba esa pelicula hace poco la volvi a ver. Aunque de niño el hecho que fuera parodia o comedia no era suficiente para quitarme el susto. Ahora una de las cosas más divertidas del film para mi son los protagonistas, cagándose de miedo toda la pelicula y enfermos como perros por el gas. Y claro Tarman, hasta ahora no ha existido muerto viviente mejor que él.

En fin, una pelicula inolvidable

Hace unos meses escribi una nota sobre Return of the Living Dead en mi blog:

http://tetonadefellini.blogspot.com/2006/11/return-of-living-dead.html

Saludos

Alex Eduardo dijo...

Quisiera saber si Ernie le dispara a Tina Y si Burt, Spider, Casey Y chuck se salvan por que en la segunda parte se llevan los tanques con el gas y seria bueno saber si alguien termino en la carcel, es algo que me tiene intrigado y en toda la internet no encuentro.

Si alguien puede responderme esa duda se los agradeceria por que soy fan de esta pelicula.

Gracias

Andrew

kARii dijo...

bueno..no me importa que tan viejo sea este post... lo unico que te puedo decir es que esta pelicula me ha onbsesionado desde muy chica, cuando una vez mi madre la miro y yo, entre escenas cortadas y miradas de reojo, pude darme cuenta que es una de esas peliculas que no se olvidan... de ahi la poca posibilidad de volverla a ver.. y no he podido... tengo ahora 17 años y recien la descargo...hay miles de peliculas de este genero y no me sabia el nombre... espero que cuando termine la descarga, sea tan o mejor la sensacion que tuve de niña... saludos... karina