domingo, marzo 18, 2007

Reseña: The Host (2006)

Puede que The Host (2006), la película más exitosa de la historia del cine coreano y la niña mimada de la última edición de Sitges, no sea la cinta de monstruos definitiva, pero no cabe duda de que se trata de uno de los estrenos más interesantes que tenemos en la cartelera actual y, además, el primer competidor serio de este año a estar en el podio anual de este humilde blog. Eso sí, no se trata de una película de criaturas a la usanza, y muchas de sus características podrían dejar frío al espectador promedio que vaya al cine esperando una repetición del esquema clásico de la mayoría de las películas de monstruos que nos llegan de Estados Unidos, donde prácticamente lo único que cambia es la naturaleza del bicho a eliminar.

Lo cierto es que la cinta de Bong Jon-hoo no es un ejemplar típico de este género de cine, para empezar porque no se centra de manera absoluta en el monstruo, sino también en las tribulaciones de una familia disfuncional de Seúl, que se unen forzosamente cuando un horrible monstruo (producto de una mutación causada por los residuos químicos de una base militar norteamericana) surge de las aguas del río Han y causa una masacre entre los tranquilos transeúntes de una idílica tarde soleada, tras lo cual se lleva a la pequeña niña del clan familiar para su consumo posterior. Tras declararse la emergencia nacional, la familia descubre que la pequeña sigue con vida en algún lugar de las laberínticas alcantarillas de Seúl, y ante la pasividad oficial deciden emprender una búsqueda cual cuadrilla de Final Fantasy en pos de la chica.

Tras este ataque inicial, la cinta deja transcurrir un buen rato antes de que veamos al monstruo otra vez, y más bien se centra en el dolor y la unión de la familia, un drama que se ve aderezado con muestras de un humor que en ocasiones alcanza niveles de auténtica bizarrada, como por ejemplo toda la secuencia de una vigilia nocturna en recuerdo de las víctimas del mutante del Han. Asimismo, las personalidades de los miembros del clan familiar son dispares a más no poder, y la película se toma su tiempo para seguir a cada uno en su particular búsqueda de la pequeña; está el abuelo emprendedor y líder natural del grupo, el padre atolondrado e irrespobsable, el tío aguerrido e irreflexivo (que además tiene un pasado como líder de revueltas universitarias) y la tía silente y cuasi-campeona de tiro con arco. A todo este discurso sobre la familia se suma el no muy sutil subtexto ecologista que por supuesto no deja pasar la muy evidente crítica al intervencionismo norteamericano (no es casualidad, ya que el evento que da comienzo a la historia sucedió realmente en el año 2000 cuando un oficial de una base estadounidense vertió ilegalmente en el Han cientos de litros de formol adulterado, aunque al menos no ha salido producto de ello ningún mutante... todavía).

Pero más allá de dramas familiares y crítica eco-sociológica, hay algo ineludible, y es que en una película de monstruos, el auténtico protagonista tiene por fuerza que ser la criatura. En este sentido, Jon-hoo se la ha jugado al mostrar las apariciones del monstruo a plena luz del día, eludiendo la acostumbrada sutileza destinada, en muchas ocasiones, a disimular los fallos de los efectos especiales. Tal cosa no sucede en The Host, de hecho, el monstruo dista mucho de ser perfecto a nivel técnico, aunque milagrosamente dichos defectos no influyen para nada en nuestra apreciación. Las apariciones de la criatura están tan bien manejadas que producen una auténtica y genuina tensión que no desaparece cuando le vemos de nuevo. Si bien es cierto que las apariciones del monstruo no son tan frecuentes como estamos acostumbrados, también es cierto que dicha criatura está puesta al servicio de una historia que va por otros derroteros, y que su presencia no está únicamente para espantar al personal, algo que esta película comparte con la que sin duda es una de sus fuentes de inspiración y punto de comparación de un gran sector crítico: la versión original de Gojira (1954), del japonés Ishiro Honda, una película sobre la que es necesario volver lo antes posible.

Si todavía se encuentra en cartelera, un visionado de The Host se hace más que recomendable, pero el espectador promedio queda advertido de que no encontrará en ella otro ejemplar más del típico cine de monstruos (razón por la cual no ha encontrado, al parecer, el entusiasmo que desató en Sitges). Pero si se tiene un poco de paciencia con su peculiar ritmo de narración y con su deliberada dosificiación del horror, uno se encuentra de bruces con uno de los estrenos de género más interesantes de lo que llevamos de año. Y dense prisa, porque se avecina la tormenta: el correspondiente remake americano ya es inevitable.

14 comentarios:

Vicente dijo...

...la tendré pendiente por ahi...

Rutenman dijo...

Floja para mi gusto. Tienen un monstruo acojonante con el que poder hacer una monster movie brutal (los primeros minutos así lo atestiguan), pero prefieren tirar por el camino de la crítica social a cambio de mandar toda la diversión al traste.

Max Renn dijo...

Magnífica película, sin duda. Combina la crítica, la diversión, el drama, la acción y el suspense en una batidora que mezcla todos los ingredientes con mucho acierto y con ese toque extravagante que ya vimos en "Memories of Murder". Una película no DE monstruo, sino CON monstruo, que tira por el camino de la tragicomedia.

Deliciosa, deliciosa.

kuroi yume dijo...

una película con la que, sinceramente, me lo pasé pipa...
(y aunque soy de los de Sitges, mi contacto con otros periodistas de por aquellos lares, fue bastante escaso...)

Pol dijo...

Yo despues de su visionado tuve que recapacitar sobre que habia visto...comedia?terror?...es donde realmente reside el encanto de esta cinta...A mi el bicho en cuestion me gusto, pero a pesar de esta peculiar combinacion, no me acabó de entusiasmar.

Saludos!

JohnTrent dijo...

Aunque quizas no tan entusiasta, supongo que ya leista la critica de mi blog y, resumiendo, decirte que hay una cosa que se me ha pasado y que comentas muy bien en tu critica; el uso de la luz del dia para filmar las escenas de terror. Y es que, como bien queda demostrado en la primera y brutal escena que contemplamos al monstruo, esta luz demuestra ser el mayor de los peligros; no hay oscuridad que nos oculte.

Saludos.

La-Ruina-de-la-Familia dijo...

Confesión: me aburrí.

J. P. Bango dijo...

(Godzilla+Little Miss Sunshine)/(Memories of Murder-Return on the living Dead II)

O lo que es lo mismo: una película magnífica que hace de su dualidad tonal su mejor baza y del riesgo que asume por ello, la recompensa de ser nominada a Monster Movie de la década.

Saludos Cinéfilos.

Kusokurae dijo...

totalmente sobrevalorada...

yo deje mi comentario en mi blog por si te animas a leerla kusoblog.blogspot.com

saludos, creo que es una de las pocas reseñas con la que no estoy de acuerdo contigo

Mario dijo...

La peli está bien pero tampoco hay que pasarse.
Por un lado resulta curiosa pero creo que no consiguen hacerla suficientemente divertida.

Saludos!

Hicks dijo...

Tampoco consiguio mi aprobado; demasiada mezcla de generos, bastante irregular a mi juicio. Admito que yo solo buscaba una pelicula con bicho, pero es que lo que me encontre fue una experiencia inusual; el humor absurdo, a mi gusto, se carga la pelicula.
Por cierto, los vertidos del 2000 si causaron mutaciones, para fortuna de los coreanos, pequeños peces con aletas de más o tres pares de ojos.

OzzyGimenez dijo...

Buf,se me hizo muy laaaarga.Y ademas no comprendi si era una comedia o esa es la forma de actuar de los surcoreanos.Otra cosa que no me explico es como puede ser que todo el ejercito no encuentran al monstruo y una familia de kioskeros yendo a pie se saben a la primera donde esta.

Saludos y muy buen blog!

Anónimo dijo...

HOLA SOY NUEVA EN EL TEMA DE CINE DE TERROR (HORROR) JAPONES, SOLO HE VISTO LAS MAS COMERCIALES PERO QUIERO AMPLIAR MI CONOCIMIENTO PORQUE ME ENCANTAN SON GENIALES PARA MI VIVO EN LA CIUDAD DE MEXICO DONDE PUEDO CONSEGUIR LAS SIGUIENTES PELICULAS THE HOST, KAIRO, THREE Y MEREBITO. ME SERVIRIA DE MUCNO SABER COMO LAS CONSIGO ENVIO MI MAIL steph_kat19@hotmail.com

Dani Vázquez dijo...

Buena peli, un poco lentilla la verdad pero es que estamos acostumbrados a las americanadas que nos venden. Por cierto, vaya "toque" que les dan a los USA en este film, todo lleno de detalles..
En conclusión me gustó: un 8 vamos a darle.
Saludos!
Aja Yeahh