sábado, enero 27, 2007

Reseña: Cry_Wolf (2005)

Los responsables de Cry_Wolf (2005) ciertamente creyeron de forma sincera que estaban haciendo algo distinto de toda la avalancha de slashers adolescentes que pululan por allí desde hace una década, pero sin embargo, nadie podrá deslastrarse de la sensación de estar viendo una película hecha cientos de veces. Y no es que no comience de forma prometedora, ya que sus primeros minutos demuestran algo de inteligencia (tanta como puede tener una película de terror con Bon Jovi en el elenco), que lamentablemente se pierde en una última media hora pesada y casi por completo carente de interés.

Estrenada con bastante retraso en España, Cry_Wolf trata de un grupo de jóvenes estudiantes de una preparatoria pija que un día, para distraer un poco sus anodinas y vácuas vidas, deciden montar un elaborado engaño a todo el instituto. Aprovechando las recientes noticias de una chica que fue asesinada en las cercanías del campus, Owen y Dodger crean un serial-killer ficticio apodado "El Lobo" y difunden su supuesta vida y crímenes en un correo electrónico dirigido a todos los estudiantes. Pronto se crea una leyenda urbana a partir de la nada, los rumores vuelan, la policía es informada y el engaño parece tan sustancioso como la realidad misma, hasta que Owen (quien fue el que envió el correo) comienza a recibir textos amenazantes en su sistema de mensajería instantánea. Todo parece indicar que el verdadero asesino no se ha tomado la broma con muy buen humor y ha decidido ir a por los chavales. ¿O quizás no?

El doble juego de las mentiras, engaños y suposiciones es una constante de esta película, y lo curioso es que por el título (y la campaña publicitaria) parecía que Cry_Wolf explotaba el filón de la mensajería instantánea como lei-motiv de la historia. En realidad, nada más lejos del resultado final, puesto que dicha mensajería ocupa solamente un par de secuencias. Para encontrar la fuente de inspiración de esta película hay que remontarse más bien a la cinta Leyenda urbana (1999), el clon de Kevin Williamson dirigido por Jaime Blanks y que también enfrentaba a un grupo de universitarios a la voluntad de un asesino en el campus. Pero a diferencia de esta, la que hoy nos ocupa es mucho menos explícita y más inclinada al suspenso que a la violencia gráfica. De hecho, salvo el crimen que da inicio a la historia (y que transcurre antes de los créditos iniciales), casi toda la charcutería ocurre por completo en los últimos minutos y de forma bastante apresurada y poco gráfica, así que aquellos que vayan a verla esperando una ola incontenible de violencia slasher será mejor que vayan a otro lado. De todas dormas, lo más interesante no es la violencia, sino el constante juego que se presenta para saber hasta que punto aquello que sucede es real; ante la evidencia que se acumula frente a sus ojos de que algo muy raro está ocurriendo, Owen insiste en que todo no es más que un montaje de sus amigos, especialmente Dodger, manipuladora como toda pelirroja que se respete. Es en estos momentos de incertidumbre donde Cry_Wolf parece realmente ser algo distinto.

El problema, como siempre, viene dado por la resolución de dicho truco, y es que la última media hora de metraje se hace larga y tediosa, y específicamente la sorpresa final es rebuscada y muy poco creíble, aparte del hecho de que se ve venir a leguas. Al final, esta película no logra distinguirse de los cientos de imitadores de Scream (1996) que han surgido (es evidente que la de Wes Craven es de las películas de terror más influyentes de las últimas dos décadas), y aunque posee una primera parte interesante, parece después perderse en su propio misterio. No es tan mala como para que merezca ser tirada a la basura, pero definitivamente no pagaría una entrada de cine para ir a verla, lo cual (creo) resume bastante bien mi opinión sobre ella.

6 comentarios:

Noel dijo...

A mí me moló millonaco, pese a ciertas arritmias en su parte central y al raquítico 'body count'.

Eki dijo...

asi como la cuentas parece una version slasher/teens de THE GAME de michael douglas... desde el estatus adinerado y vida vacia de los protas al juego de enganyos sobre los enganyos...

мояe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Habla usted muy raro, no le comprendo su jerga.

¿Qué significa slasher?
¿Qué significa lei-motiv?
Gracias amigo

JohnTrent dijo...

Pues, mas o menos lo que comentas, es lo que hace que prescinde de ver esta pelicula...al menos en un cine. Y es que este tipo de slashers, por muy "diferentes" que uno pueda decir que son, al final siempre son lo mismo. Y vale, para ver en casa y pasar el rato puede que no esten mal algunos, pero hay otras priodidades en la cartelera ahora mismo.
De todos modos no he leido mucho, por si a caso desvelas cosas importantes del argumentos, que por previsible que luego pueda ser, es el principal aliciente de este tipo de peliculas (por aquello del giro final).

Dr. Strangelove dijo...

Tenía cierto interés en esta película, sin ninguna explicación en concreto, pero después de tu veredicto, me parece que no la veré.

Por cierto, supongo que le interesará mi post de hoy. A mi me interesa su cualificada opinión.

Un saludo