martes, octubre 17, 2006

Frank Darabont vuelve a su casa

Al tiempo que continúa trabajando en su adaptación de Farenheit 451 (a estrenar en el 2007), el nuevo proyecto de Frank Darabont lo lleva de nuevo a sus raíces de cine de terror. El regreso es por partida doble, ya que no sólo Darabont vuelve al género en el que ha obtenido algunos de sus mejores trabajos, sino que además lo hace adaptando la obra de Stephen King, a quien ya había versionado en dos magistrales películas: Cadena perpetua (1994) y La milla verde (1999). En esta ocasión, Darabont se aleja por completo de las obras "respetables" de King para entrar de lleno en su literatura más pulp, ya que su tercera adaptación del maestro será de uno de sus relatos más antiguos: La niebla.
La niebla (que no ha de confundirse con la película homónima de John Carpenter), trata sobre un grupo de personas atrapadas en un supermercado que ha sido rodeado por una extraña neblina sobrenatural repleta de monstruos. Frank Darabont (que dirigirá y escribirá el guión) ha mostrado varias veces su interés de hacer con esta cinta un homenaje a los creature feature de los años cincuenta, e incluso se llegó a rumorear la posibilidad de que filmase la película en blanco y negro. Hoy en día, al parecer, dicha idea estética está descartada, pero ya se barajan nombres de actores, como Thomas Jane en uno de los papeles principales (por cierto, aunque Fangoria y Bloody-Disgusting llevan tiempo haciéndose eco de la noticia, todavía no hay nada en la ficha de Darabont en IMDB).
Mi confianza en este director es total, ya que aparte de las películas arriba mencionadas, su talento como guionista ya ha sido puesto a prueba exitosamente en más de una ocasión; Darabont es el responsable de los guiones de entrañables cintas como Pesadilla en la calle Elm 3 (1987), The Blob (1988), La mosca 2 (1989) (guión que elaboró junto a Mick Garris) y Frankenstein de Mary Shelley (1994), además de algunos episodios memorables de Cuentos de la cripta.

4 comentarios:

El Vaugan dijo...

Lo de la gente encerrada en el supermercado y acechada por la niebla llena de mosntruos me suena demasiado a esa basura Kingiana llamada "Maximum Ovedrive". Por otro lado, el planteamiento, aunque no tenga nada que ver, no deja de ser muy carpenteriano. Esperemos que Darabont no nos defraude.

¿Alguien se ha puesto a contar la cantidad de adaptaciones de Stephen King que se han llegado a filmar?

Y las que quedan...


Saludos VideoArenileS.

Hombre Lobo dijo...

Bueno, señor Vaugan, yo personalmente no las he contado, pero en la web oficial de Stephen King están todas, así que alguien lo habrá hecho.

Saludos.

kuroi yume dijo...

Yo confío en Darabont, aunque "la niebla" no sé si dará tanto juego como sus dramas sobrenaturales carcelarios.

Por cierto, HombreLobo, no vi a Mick Garris, pero si a Labute con su pestilente "The Wicker Man". No me acerqué a decirle nada porque me pareció más un friki en chandal que un director serio...

... Y "Cigarrette Burns" en pantalla grande es BRUTAL!!!

Dcine dijo...

Pues recuerdo que precisamente el primer relato que leí del más que prolífico Stephen King fue éste de "La niebla". Recuerdo que estaba incluido en una pequeña antología con otros dos o tres (no recuerdo exactamente el nombre del libro), pero éste era el más extenso. A lo mejor es que era muy joven pero si he de ser sincero me gustó. Aunque es verdad que lo del supermercado me recordó a cierta película sobre zombies, o a la propia La Niebla de Carpenter (por lo de que los monstruos llegan al pueblo con la niebla, o más bien en su interior) y que la premisa en principio no es muy original (parece que es uno de los primeros relatos del escritor, de hecho lo firmo con uno de sus seudónimos).
Frank Darabont es un excelente director (tanto La Milla Verde como Cadena Perpetua son, junto a Misery, las mejores adaptaciones de relatos de King que se han filmado hasta ahora) y un muy experimentado guionista así que es de esperar que la película sea como mínimo decente. De todas formas tendrá que trabajar bastante el guión, la historia no es que diera para mucho (aún así es curioso, recuerdo que pensé que estaría interesante que rodaran una adaptación al cine). Veremos al final como resulta el experimento.

UN saludo,
Barry Collins