viernes, agosto 19, 2005

Reseña: The Skeleton Key (2005)

Algunas películas requieren (más que otras) de eso que llaman "suspensión de la incredulidad". Sin embargo, hay que reconocer que algunas personas (entre las que no necesariamente me incluyo) ven películas de terror buscando precisamente eso. Yo diría que es necesario dicho recurso si se quiere apreciar una película como The Skeleton Key (bautizada aquí en España con el amarillista título La llave del mal), en la que la historia misma parece advertir su propio handicap afirmando en algún momento que la magia negra sólo funciona si crees en ella.

El argumento de las supersticiones populares como "alimento" del Mal ya había sido explotado en Candyman (1992), aquella singular obra de Bernard Rose en la que Tony Todd interpretaba al espíritu malévolo de un esclavo negro asesinado por los "amos blancos" y que regresaba del más allá buscando venganza. Curiosamente, la película de la que hoy hablo (y que fui a ver principalmente por mi alegría de contemplar ALGO que no fuera una secuela o un remake) también tiene resonancias al pasado esclavista del sur de los Estados Unidos, específicamente Nueva Orleáns, ciudad poblada como pocas en el Nuevo Mundo de leyendas y ritos de magia negra. En la película, una estudiante de enfermería llamada Caroline (Kate Hudson, haciendo su mejor imitación de una rubia de Hitchcock) acepta un bien remunerado trabajo cuidando a un anciano moribundo en una mansión en las afueras de los pantanos de Lousianna. En aquella casa deberá enfrentarse no sólo a la repelente y celosa esposa del anciano, sino también a los espíritus de los antiguos habitantes de la casa, cuyas negras artes de hoodoo quedaron presas en las paredes de aquel caserío siniestro.

Desde hace un tiempo para acá el cine de terror vive una era marcada por el éxito y el prestigio de una película: Sexto Sentido (1999), la cinta revelación de M. Night Shyamalan que decretó la (aplaudida) caída del teen–horror e impuso nuevas reglas. Desde entonces, la mayoría de las películas del género que han llegado hasta nuestras pantallas han buscado menos sangre y gore en favor de un estado de tensión que acompañe al espectador durante al menos una hora y media. La llegada del J–Horror, impulsada por The Ring (2002), que por cierto fue escrita por el mismo guionista de The Skeleton Key, no hizo sino facilitar las cosas. Ciertamente que esta cinta trata desesperadamente de participar de eso, pero los resultados se producen con serios altibajos. Por un lado, la película tiene una ambientación lograda (la casa es realmente un escenario de miedo) pero se requiere un gran esfuerzo por parte del espectador para hacer creíbles las reacciones del personaje de Caroline al querer "investigar" las posibles causas de la embolia que sufrió el anciano que está a su cuidado, un misterio relacionado con esa puerta de la buhardilla que nunca ha sido abierta (buen detalle éste, por cierto, y es que en ambiente la película está muy lograda). Las cosas adquieren tintes de un muy buen thriller en el momento en que Caroline se da cuenta de que el viejo en realidad le está pidiendo ayuda y que en aquella casa (y sobre todo cuanto se refiere a la esposa del moribundo) hay gato encerrado. Lástima que la película no de para mucho más, ya que pronto nos encontramos ante el ya típico cliché de la chica que se enfrasca en el misterio y pretende averiguarlo todo por su cuenta y sin justificación alguna.

Sin embargo, si algo puede actuar en defensa de The Skeleton Key es su final, que me sorprendió incluso a mi, y miren que he visto tantas películas de terror que es difícil que me cuelen una. De manera que puedo al menos darle una puntuación decente y sugerir su colocación por encima de varias de las que he visto este año. Espero que los estrenos a partir de aquí mejoren un poco, pero solamente el hecho de que no sea un remake o una secuela ya tiene cierto mérito, al menos hoy en día.

4 comentarios:

EBE dijo...

..no sé porqué, pero esta reseña me hizo acordar de una película que vi hace añññññññños con Mickey Rourke...hacía de detective contratado para localizar a alguien ...la película FABULOSA (literalmente "diabólica").....creo que 9 semanas y media, esa y probablemente Sun City sean las únicas que reivindiquen a ese actor ante mis ojos... dado que el resto de su filmografía deja mucho que desear...uppps, que tiene que ver esto con tu post,...bueno, me acordé -debe ser el trasnocho que me está acercando cada vez más al umbral de la convulsión...

Eki dijo...

hablando de Nueva Orleans me acordé del Gabriel Knight, una aventura gráfica para PC que tiene 2 secuelas muy bien valoradas, pero entonces me acordé de otra aventura gráfica también de terror que no dudo en recomendarte. se llama SANITARIUM y es un juego para PC de hace varios años en 3 CD's espectacular a nivel de ambientación y de historia, una auténtica locura con gente deformada, paredes que sangran y hablan, circos destrozados y abandonados, morgues, etc...

Emilio Fernandez dijo...

Hará unos mese que pasaron esta pelicula por la tele.

No tenia la mas remota idea de su existencia ni recuerdo haberme percatado de jamás se estrenara en el cine comercial.

El caso es que me sorprendió gratamente y como bien dices, el final me impactó mucho. Totalmente inesperado. El desarrollo de la película me pareció bastante ágil y entretenido, si bien el cliché a de la chica metiéndose en camisa de once varas sin venir a cuento, donde cualquier persona normal saldría "por patas", es el handycap de la peli,...pero bueno,..bastante salvable,..

Anónimo dijo...

MALISIMA