jueves, septiembre 26, 2013

Reseña: You're Next (2013)

Después de esta inesperada pausa que nos ha mantenido alejados del blog durante varias semanas, regresamos para ponernos al día con los estrenos que se nos quedaron pendientes de septiembre. El primero de ellos, y el más esperado sin duda aquí en esta bitácora, es You're Next (2013), lo más reciente del director Adam Wingard, responsable también de otro trabajo que tenemos pendiente por acá, A Horrible Way to Die (2010), que ya tocaremos en otro momento. Decimos lo más reciente sólo hasta cierto punto, ya que este slasher de invasión domiciliaria lleva rodando en festivales unos dos años, tiempo en el cual ha cosechado una gran cantidad de elogios que elevan aún más a Wingard en una lista de jóvenes directores actuales a los que hay que seguir la pista y entre los que se cuentan tipos como Adam Green, Joe Lynch o Ti West, quien por cierto tiene un pequeño papel como actor en la película de la que hablamos hoy.

El argumento es muy sencillo, y ya en el trailer se veía bastante bien: una familia que se reúne para pasar un fin de semana celebrando el aniversario de boda de sus padres y que de repente se ven invadidos por un grupo de psicópatas con máscaras de animales que comienzan a asesinarlos uno a uno de la forma más brutal posible. Sin embargo, lo que el trailer no dejaba entrever era el tono de la película, uno que jamás me hubiese esperado teniendo en cuenta lo sombrío del trabajo anterior de Wingard, y es que You're Next al final no es tan "seria" como aparenta. Si bien el avance hacía pensar en una película de invasiones cruel y solemne muy al estilo de Los extraños (2008), la película final está llena de momentos de humor muy finos que le dan un aire completamente distinto a lo que me esperaba. El humor está presente no sólo a través de las rencillas entre los diferentes miembros de la familia (una evidente tensión y rencor entre los hermanos que tendrá sus consecuencias durante el argumento) sino incluso durante el propio asalto a la casa y durante las propias escenas de muerte, las cuales son en ocasiones muy salvajes. A pesar de ello, eso sí, la película nunca llega a ser realmente una comedia.

Otro elemento novedoso y que no me esperaba a partir de los avances es que la película revierte el típico esquema de este tipo de producciones al hacer de su protagonista no una víctima que corre desesperada por los pasillos sino que se enfrenta a los asesinos con arrojo y resolución. No exagero si digo que desde ya Sharni Vinson se ha convertido en una de mis final girl favoritas. Hay sin embargo una explicación para el inusual comportamiento de este personaje, y aunque ya habíamos visto ejemplos similares en el pasado, no deja de ser interesante ver personajes femeninos alejados del estereotipo de víctima que se les suele atribuir en este tipo de historias.

Algunas reseñas que he leído por lo visto no han calzado muy bien el humor y la transgresión temática de You're Next, esperando sin duda un trabajo más típico. Dichas opiniones me desconciertan un poco y me hace creer que en ocasiones pareciera como si la gente odiara ser sorprendida, actitud preocupante en un género tan dado a la insensata repetición. A mí, en lo particular, me ha parecido uno de los slashers del año, una película muy intensa y divertida en la que los personajes están mejor tratados de lo que suelen estar, y sobre todo con un humor hecho desde el respeto y el conocimiento, lo que no quita que haya escenas realmente crueles y un regodeo en el carácter muchas veces lúdico y arbitrario de la violencia con la que los asesinos despachan a sus víctimas. Si todavía la tenéis en carteleras, echadle un vistazo antes de que sea demasiado tarde.

3 comentarios:

Mari dijo...

A mí me gusto un montón ^^. tiene un sentido del humor negro que te hace reír en el momento menos apropiado y encima me gusto la actitud de la protagonista, que fuera diferente a la regla.

Anónimo dijo...

Yo en cambio tengo sentimientos encontrados con este film, que en parte siento que no se define bien entre la comedia y el horror, y solo por este par de detalles juega peligrosamente dentro de una delgada linea que para mi raya entre lo absurdo e inverosimil en algunas de sus situaciones. Empieza muy bien, pero muy bien, la tensiòn, el suspenso y esa mala leche que tiene su primera parte me parece de lo mejor que he visto dentro del genero, pero ojo, todo esto se va diluyendo a medida que la trama...(que para mi fue demasiado previsible) .. va cogiendo oto rumbo, y que por momentos y sin exagerar digo, que me parecía estar viendo la version horror de Mi pobre angelito (Home Alone).. y es ahi donde noté que se estaba saliendo de control su novato director, no digo que dentro del genero todo tenga que ser trascendental, pero el tono comedia debe de ser bien medido y no exagerado, The Inkeepers es un gran ejemplo donde una pelicula de terror, tenga puntuales y efectivos toques de comedia sin llegar al absurdo.

Otro detalle negativo, .....Spoilers........ es el momento que vemos los rostros de los asesinos, el detalle de la mascara y el misterio que los rodea, se evapora desde el mismo instante que nos damos cuenta quienes son y sus pobres personalidades, que distan mucho, de la potencia inicial con la que al inicio se mostraban, en parte se que esto es algo hecho adrede y ahi el tono que el dierctor quizo darle, pero a mi esto me saco por completo de la trama.

La rescato por lo salvaje que es a la hora de ver como muere cada personaje, y por lo bien rodada que esta, y sus momentos de tension y suspenso, el punto de giro no me sorprendió, la verdad.

Y señor Lobo, es grato verlo de nuevo por estos lados.

Se despide - Anonimo.

Abuelo Igor dijo...

Adam Wingard, si miramos IMDB, tiene poco de "novato director": ha firmado ya seis largos, uno de ellos en colaboración, y un buen número de cortos.

A mí también me gustó la peli: aunque tiene sus momentos de malvado humor, se aleja bastante del tono generalizado de comedia visto ya en demasiadas pelis de supuesto horror de las temporadas recientes, y la aspereza de su violencia se corresponde con un cierto tono misantrópico y pesimista que la sarcástica escena final no hace sino potenciar. Y para colmo la vi en una selecta sala de versión original que no suele programar salvajadas de este tipo. Me lo pasé cual enano.